CNE estudia demanda para anular candidatura del hijo de Jorge 40

La acción fue interpuesta por el senador Antonio Sanguino, que señala que no niega que Tovar Velez pueda aspirar al Congreso, pero resalta que puede hacerlo sin ocupar una de las curules de la Circunscripción Especial de Paz

Rodrigo Tovar Vélez
Rodrigo Tovar Vélez

A través de un auto conocido este 20 de enero el Consejo Nacional Electoral (CNE) admitió una solicitud que pretende revocar la candidatura de Jorge Rodrigo Tovar Vélez, hijo del exjefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40. La acción fue interpuesta por el congresista Antonio Sanguino (Partido Alianza Verde), quien aseguró que el político no cumple con los requisitos para aspirar a ser candidato a la Circunscripción Especial de Paz.

“El Consejo Nacional Electoral admite nuestra solicitud de revocatoria de la candidatura del hijo de Jorge 40, quien pretende ser electo en las curules de las víctimas en la Circunscripción 12 que comprende los departamentos de Cesar, Magdalena y Guajira”, informó Sanguino.

El senador fue enfático al decir que la curul “no es para los paramilitares. Es de las víctimas”. Además, manifestó su preocupación porque se utilice el espacio en el Congreso como “trampolines electorales de enclaves familiares protagonistas de fenómenos como la parapolítica”.

Se argumentó que Tovar Vélez ha apoyado la defensa jurídica de su padre y ha ejercido libremente sus derechos políticos, incluso en campañas presidenciales como la de Iván Duque. Además, ha sido contratista de la Alcaldía de Valledupar, el Ministerio del Interior y ejerció como director del Grupo de Articulación Interna para la Política de Víctimas del Conflicto Armado.

Además, Sanguino agregó que Tovar Vélez ha podido ejercer sus derechos ciudadanos y políticos libremente sin restricciones, por lo que podría aspirar a una curul sin ocupar un espacio destinado exclusivamente a las víctimas. Incluso, ha tenido numerosos contratos públicos incluso en la Cámara de Representantes en 2018.

Ante esto, el CNE confirmó que pedirá a la Registraduría Nacional del Estado Civil la documentación presentada por la Asociación Paz Es Vida Pa-Vida, que le dio el aval al político. Puntualmente se solicitarán copias de la certificación que lo acredita como víctima por parte de la Unidad para la Atención y Reparación Integral de Víctimas.

En este sentido, la unidad también será requerida por el CNE para que detalle los hechos y eventos victimizantes contra Tovar, así como las circunstancias en que se produjeron, y por las que se originó a la acreditación de su condición de víctima.

Acerca de las objeciones por su candidatura, Tovar Vélez ya confirmó que sí está acreditado como víctima y señaló que el conflicto le quitó la posibilidad de tener un padre y causó la muerte de su tío. Además, afirmó que ha sido amenazado y por eso ha salido desplazado.

Sanguino señaló que no niega que Tovar Velez aspire al Congreso, pero resalta que puede hacerlo sin ocupar una de las curules de la Circunscripción Especial de Paz.

“Todos estamos de acuerdo que Jorge Rodrigo no cometió delitos, estos los cometió su padre; pero debe ser consciente y respetar a las víctimas que el fenómeno del paramilitarismo dejó en el país y en el cual estuvo vinculado su padre. Jorge Rodrigo puede participar en otros escenarios políticos, no en las curules de las víctimas” recalcó Sanguino.

Es de mencionar que a Tovar también se le cuestiona porque a pesar de decir que es víctima del conflicto, también ha dicho que su padre es un “preso político”. Además, es cuestionado por los millonarios contratos de su mamá Ana Carolina Vélez, quien posee un edificio donde funciona la Unidad de Víctimas de Valledupar.

Alias Jorge 40 regresó al país en septiembre de 2020, luego de estar doce años en los Estados Unidos, país en el que pagó una pena por narcotráfico. En Colombia le esperaban 35 órdenes de captura vigentes, 40 medidas de aseguramiento y 1.486 investigaciones penales por masacres, desplazamientos, torturas y desapariciones.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR