Se cumplen tres años del atentado en la Escuela de Cadetes General Santander en Bogotá

El hecho se dio en enero de 2019 cuando 23 personas fallecieron y cerca de 70 resultaron heridas

El atentado a la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander se di hacia las 9:30 de lamañana del jueves 17 de enero. (EFE)
El atentado a la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander se di hacia las 9:30 de lamañana del jueves 17 de enero. (EFE)

Este 17 de enero, se cumplen tres años del atentado que se llevó a cabo en el interior de la Escuela de Cadetes General Santander de Bogotá. Fue en enero de 2019 cuando 23 personas fallecieron, y cerca de 70 quedaron heridas, luego de que se activara una carga explosiva dentro de la entidad. Por lo que en medio del contexto de aniversario de la tragedia, el representante a la Cámara por Bogotá del Centro Democrático, José Jaime Uscátegui, citó a un plantón en memoria de las victimas en la entrada principal del Búnker de la Fiscalía General de la Nación.

“El representante convoca a las miembros retirados de la Fuerza Pública, militantes de su partido y ciudadanos en general para sentar una voz de protesta en nombre las familias que han perdido sus seres queridos. Es importante reconocer que la solidaridad con estos fatídicos sucesos que no son actos de caridad, sino una ayuda entre fuerzas que luchan por el mismo objetivo, que es pedir justicia y reparación para las víctimas”, se lee en el comunicado de prensa del representante del partido de Gobierno.

En este sentido es importante recordar que de acuerdo con cifras del Ministerio de Defensa, desde 2013 la cifra de asesinados de la Fuerza Pública venía disminuyendo; no obstante, para 2021 la tendencia se rompió, lo que demostró la difícil situación de orden público que se vive en el país, y donde al menos el 98 % de los casos se mantienen en la impunidad, esto no solo contra los uniformados sino en detalle contra los colombianos que han sido víctimas de los grupos armados que hoy mantiene disputas y registran múltiples problemas como asesinatos, masacres, desplazamiento y otras violaciones a los derechos humanos.

Avances en la investigación del atentado

El pasado 11 de enero, la Procuraduría y la Fiscalía solicitaron que el detenido por este caso, Ricardo Carvajal, sea condenado con la máxima pena. Fue durante el pasado mes de diciembre cuando se informó que ambas entidades le habían pedido a la jueza Segunda Especializada condenar a Ricardo Andrés Carvajal, uno de los implicados en el atentado a la Escuela de Cadetes, General Santander.

Según se supo por aquellos días, marzo de este año, 2022, fue el escogido para generar la condena, exactamentel el día 16. Carvajal también fue acusado de haber, presuntamente, alquilado y pagado el arriendo de la bodega donde se armó el carro bomba que posteriormente estalló.

El hombre, aunque no aceptó los cargos, fue señalado de haber cometido delitos relacionados a terrorismo agravado, daño en bien ajeno, homicidio agravado, tentativa de homicidio agravado y uso de material privativo de las Fuerzas Militares.

En el escrito de acusación presentado por la Fiscalía General de la Nación se manifiesta que el carro bomba, que se utilizó para el atentado, fue guardado en la bodega que pagó el hombre de 31 años, desde el 24 de noviembre de 2018. El vehículo fue cargado allí con 80 kilos de pentolita.

Carvajal fue capturado tan solo horas después de los hechos, y la prueba principal fue la interceptación de una llamada. En esa comunicación telefónica le contaba a la otra persona que se encontraba escondido porque había cometido un delito. “Estoy encaletado porque pusimos la bomba”, se le escuchó decir en la llamada. Su defensa, sin embargo, ha sido enfática en asegurar que el comentario resultó de una conversación a modo de mofa y burla, pero que no era una confesión.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR