A la cárcel presunto asesino de una mujer trans durante una riña en Segovia, Antioquia

‘Estrella’, integrante de la comunidad LGBTIQ+, fue ultimada con arma de fuego el pasado 28 de noviembre en el barrio Galán de este municipio

‘Estrella’ fue asesinada en noviembre pasado en Segovia, Antioquia. Foto: Red Comunitaria Trans
‘Estrella’ fue asesinada en noviembre pasado en Segovia, Antioquia. Foto: Red Comunitaria Trans

El pasado 28 de noviembre, el asesinato de ‘Estrella’, una mujer transgénero, conmocionó a la población de Segovia, nordeste de Antioquia. La integrante de la comunidad LGBTIQ+ perdió la vida en medio de una riña con un hombre, identificado como Carlos Mario Gómez Álzate, alias ‘Walter’ o ‘El Gordo’, quien la acusó de haberse robado su celular.

Este “acto de intolerancia”, como fue calificado por la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, despertó la preocupación de distintos sectores sociales. Uno de ellos fue la Red Comunitaria Trans, que denunció el hecho a través de las redes sociales: “Parece que nuestras vidas no valieran”, escribió en su momento.

Este miércoles, y luego de poco más de un mes, hubo noticias sobre este caso, pues un juez le impuso medida de aseguramiento en centro carcelario a alias ‘Walter’, que también sería cabecilla del Clan del Golfo, como presunto responsable del homicidio de ‘Estrella’ con un arma de fuego en el barrio Galán, parte baja del municipio antioqueño.

Al momento de judicializarlo, Gómez Álzate no aceptó los cargos imputados por un fiscal seccional de Antioquía por el delito de homicidio agravado.

HOMICIDIOS EN NOCHE DE VELITAS:

Durante esta popular celebración en el país se denunció el asesinato de tres miembros de la comunidad LGBTIQ+. Una de las víctimas fue ‘La Divaza’, una persona no binaria, es decir, que no se identifica con ningún género, que fue ultimada con arma blanca en Riohacha (Guajira): “Fue una habitante en condición de calle quien falleció como consecuencia, aún por esclarecer, de una riña, en la cual recibió una puñalada en el pecho, dejándola gravemente herida y falleciendo minutos después”, informó entonces la organización Caribe Afirmativo.

A este crimen se suma otro ocurrido en Santa Marta, también en el Día de las Velitas, en contra de Cristina Isabel Cantillo, lideresa social que promovía los derechos de las personas transgénero. La mujer fue ultimada por un sicario frente a su familia sobre las 7 de la noche en el barrio Luis Carlos Galán, en el oriente de la capital de Magdalena.

Al parecer, la mujer ya había recibido amenazas de muerte por parte del Clan del Golfo, y tuvo que desplazarse ante la revictimización que recibieron de la Policía cuando “buscaban protección”, según el citado medio.

El último caso tuvo lugar en Bogotá. ‘Maní’, quien era afro y trabajadora sexual, también recibió heridas mortales con arma blanca, que la llevaron a perder la vida.

CRECEN LAS DENUNCIAS:

El pasado lunes 20 de diciembre, la Defensoría del Pueblo denunció que, en lo que va del 2021, han sido asesinadas 35 mujeres transgénero en el país, teniendo en cuenta los tres hechos ocurridos en el Día de las Velitas, por lo que pidió “duplicar esfuerzos” para garantizar la vida de estas personas.

Carlos Camargo, defensor del pueblo, manifestó que las mujeres de esta comunidad son las que “con más rigor soportan la marginación y violencia”, razón por la cual solicitó a las autoridades fortalecer las investigaciones para esclarecer los homicidios.

También exhortó a la Unidad Nacional de Protección (UNP) a implementar los análisis de riesgo conforme al Protocolo de Valoración de Riesgos para lideresas y defensoras de derechos humanos y que las autoridades recojan las “recomendaciones emitidas por la Defensoría en las Alertas Tempranas para prevenir estos casos”.

“Hacemos un llamado a la sociedad para que no se naturalice el odio y el prejuicio en contra de las personas con orientación sexual e identidad de género diversas y a todas las entidades para que su acción sea desprovista de estos sesgos.

*Con información de EFE

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR