Capturado el ‘Pablo Escobar del contrabando’ en Cartagena cuando se dirigía a su isla privada en el caribe

Alaín Suaza, bajo su fachada de empresario exitoso, nunca levantó sospechas de dónde venían sus lujos; pero las autoridades le seguían las pistas desde hace cuatro años a sus movimientos fantasmas

Hombre es judicializado en cárcel La Modelo. Foto: (Colprensa - Álvaro Tavera)
Hombre es judicializado en cárcel La Modelo. Foto: (Colprensa - Álvaro Tavera)

En los últimos días, en medio de una operación conjunta entre la Dian, la Policía Fiscal y Aduanera y la Fiscalía General de la Nación, se llevó a cabo la captura de un importante delincuente conocido como ‘El Pablo Escobar del contrabando’, identificado como Alaín Suaza.

Este hombre fue capturado en Cartagena, cuando pretendía dirigirse a su isla privada, pero después de cuatro años de investigaciones las autoridades lograron recopilar las pruebas en su contra y tumbar la fachada de gran empresario que tenía este hombre para justificar todos los lujos que poseía.

La revista Semana reveló, en las últimas horas, los detalles de la investigación y la vida de Suaza que llevaron a la desarticulación de la banda de contrabando y lavado de activos que había creado el hombre.

Las autoridades nacionales trabajaron de manera conjunta con la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos y el ICE. Luego de varios años de seguimientos y trabajos de investigación, las autoridades lograron establecer cómo funcionaba el esquema de corrupción, contrabando y narcotráfico que este hombre había creado con empresas fachada y costosas propiedades en Estados Unidos, Colombia y Panamá.

A través del trabajo conjunto las autoridades lograron establecer que se trataba de una organización criminal que se dedicaba al contrabando de confecciones, textiles y calzado con fines de lavado de activos, por medio de operaciones aduaneras fraudulentas que se realizaron entre 2014 y 2021.

Junto a Suaza, cayeron otros seis principales miembros de la organización, contadores y personas expertas en el manejo de los dineros ilícitos; la esposa del delincuente, que también tiene orden de captura por estos delitos, se escapó justos cuando capturaron a su pareja, por ahora se sabe que la mujer retiró 25 millones de pesos en efectivo y abordó una de las lujosas camionetas que poseía el delincuente y desapareció.

Según comunicaron las autoridades a la revista semanal, la banda de Suaza es presuntamente responsable de la entrada de mercancía ilegal al país, por más de $834.000 millones. El medio señaló que, para desenredar el entramado de corrupción detrás de Suaza, las autoridades escucharon más de 5.000 horas de grabaciones de comunicaciones.

“En este proceso se evidenciaron movimientos de giros de dinero por más de 227.000 millones de pesos a empresas radicadas en Venezuela, Islas Vírgenes y Curazao. Asimismo, movimientos migratorios hacia Panamá y los Estados Unidos”, expresó al respecto el director de la Dian, Lisandro Manuel Junco.

Los lujos de Suaza que, extrañamente, pasaban desapercibidos por su fachada de gran empresario

Alaín Suaza no intentaba ocultar los millones que ganaba a causa de su red de contrabando, sus propiedades en varios países, camionetas de lujo, vehículos deportivos de alta gama, ropa de marca, relojes lujosos, joyas y una isla privada en el Caribe colombiano jamás fueron un secreto, pero el hombre era un experto en camuflar todo eso dándose a conocer como un hombre de negocios.

De hecho, fue capturado cuando pretendía irse a su propio territorio en medio del Mar Caribe. Se trata de la Isla Majayura, ubicada cerca a las Islas de Rosario, a hora y media de Cartagena, donde también llegaba en sus lujosos yates. Al principio de las investigaciones, el hombre más buscado por las autoridades de Estados Unidos y Colombia era un fantasma, y apenas señalaban que era un capo en el contrabando y lavado de activos, después descubrieron que a quien buscaban era al gran empresario del caribe, Alaín Suaza.

Las autoridades siguen verificando los bienes que el hombre habría adquirido gracias al negocio criminal, se está determinando si un apartamento en Miami, avaluado en 350 mil dólares, es de su propiedad, al igual que otros dos lujosos inmuebles en Cartagena y Barranquilla, los cuales valdrían más de 7 mil millones de pesos.

Suaza tenía una debilidad por los autos de lujo, según el perfil que realizaron las autoridades y que conoció Semana, en Colombia se movía en una camioneta blindada de más de $400 millones. De la misma manera en sus redes sociales presumía los autos deportivos que usaba en Colombia y Estados Unidos. Los lujos más excéntricos del delincuente eran sus yates y, por supuesto, su isla privada en el Caribe.

Sobre la captura de este hombre, el general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, señaló que “estamos ante uno de los resultados más importantes de los últimos años, no solo contra el contrabando, sino contra el lavado de activos a través del comercio exterior. Fueron cuatro años de investigación, al cabo de los cuales se logró la captura de 39 personas que causaron un hueco fiscal superior al billón de pesos por evasión aduanera, tributaria y cambiaria”.

Las autoridades no descartan que Suaza sea pedido en extradición por los Estados Unidos, donde tiene cuentas pendientes, pero por ahora el hombre está respondiendo ante las autoridades nacionales. Su caso está en manos de la Dirección Especializada contra Delitos Fiscales de la Fiscalía, donde rechazó los cargos que le fueron imputados, pero ante la contundencia de las pruebas recolectadas en los últimos cuatro años, el juez lo envió a la cárcel.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR