Por homicidios y agresiones físicas imputan a coronel, teniente y patrullero de la Policía en Cali

Los uniformados de alto rango en la institución habrían permitido que sus subalternos abrieran fuego contra los manifestantes durante las protestas de abril y mayo del año en curso

Miles de personas marchan el 20 de mayo de 2021 durante una nueva jornada del Paro Nacional en contra del Gobierno de Iván Duque y la violencia policial, en Cali (Colombia). EFE/ Ernesto Guzmán Jr
Miles de personas marchan el 20 de mayo de 2021 durante una nueva jornada del Paro Nacional en contra del Gobierno de Iván Duque y la violencia policial, en Cali (Colombia). EFE/ Ernesto Guzmán Jr

El coronel Edgar Vega Gómez, el teniente Néstor Mancilla y el patrullero Wilson Orlando Esparragoza, miembros activos de la Policía Nacional, específicamente en su dependencia de Cali, fueron imputados por la Fiscalía General de la Nación por homicidio agravado y afectación a la integridad física de varios manifestantes en el marco del paro nacional de este año, en la capital del Valle del Cauca.

Los individuos fueron presentados ante un juez de control de garantías para responder por los citados delitos, ocurridos entre abril y mayo de este año, cuando iniciaron las protestas en Colombia. Sin embargo, tras comparecer ante los estrados judiciales, los tres uniformados se declararon inocentes de los crímenes imputados; esto, luego de una audiencia de más de 6 horas.

No obstante, el juzgado 15 recibió la información entregada por el ente acusador donde se asegura que Vega, Mancilla y Esparragoza habrían participado en el asesinato de José Emilson Ambuila, Kevin Antonhy Agudelo, Harold Antonio Rodríguez, Einer Alexander Lasso, Edwin Villa Escobar y Miguel Ángel Pinto.

De hecho, al coronel Vega, la Fiscalía lo acusó de valerse de su condición como alto mando en la Policía, específicamente como comandante operativo en Cali, para ocultar dichos delitos; además, recalcaron que como los otros implicados eran sus subalternos pudo haber evitado los homicidios de los ciudadanos ya mencionados.

“No solamente la Constitución y la ley le exigían un comportamiento de posición de garante a usted -coronel Vega- sino además los compromiso que adquirió usted en virtud, de ser el comandante de la Policía, además usted en esa orden de servicio aparece como jefe”, aseveró durante la recepción el fiscal encargado, Juan Carlos Oliveros.

El funcionario, además, relató varios de los hechos ocurridos durante esas protestas donde se refirió al patrullero Esparragoza, a quien se acusa de matar a tiros al comerciante Miguel Pinto en el sector de Puerto Rellena. Los hechos ocurrieron en horas de la tarde del 29 de abril, un día después de que inició el paro nacional.

“Usted, Wilson Orlando Esparragoza, se encontraba en ese momento y Miguel Ángel resultó muerto´. (...) Accionó de manera desproporcionada su arma de dotación contra los manifestantes”, concluyó el ente acusador.

En la audiencia también se presentaron diversas pruebas que incriminan a los policías en los crímenes. Sin embargo, se definió que en otra fecha, que aún no se establece, se continuará con la imputación de cargos donde se analice el material probatorio contra los involucrados.

Por su parte, al teniente Mancilla se le imputaron los mismos delitos de homicidio, mientras que se destacó que se desempeñaba como comandante de los Grupos de Operativos Especiales de Seguridad (Goes) y no habría evitado que miembros de su equipo dispararan indiscriminadamente contra ciudadanos que no tenían nada que ver con las protestas.

Estos fueron los casos que se mencionaron: “El primero sucedió el 30 de abril en el barrio El Diamante. Aquí, dos personas murieron y otras dos resultaron heridas. El segundo, se registró en inmediaciones del barrio Siloé, la noche del 3 de mayo. Este hecho dejó tres muertos y dos heridos”. Y agregaron:

“Para la Fiscalía, el teniente Mancilla Gonzalías habría fallado en el deber constitucional y legal de proteger a la población civil, garantizar la vida y controlar las actuaciones de los hombres a su cargo. Es así como fue imputado por los delitos de homicidio agravado y lesiones personales”, aseveró la Fiscalía.

Asimismo, el coronel Vega fue al que más se recriminó durante la reunión, debido a que en su calidad de mayor no actuó a tiempo en varios de los delitos que se narraron durante la audiencia. Algunos de ellos ocurridos en Siloé; lo que ocasionó que la defensa de las víctimas le pidiera al juez encargado que enviara a la cárcel a los implicados.

“Hay indicios de que el coronel Vega Gómez, presuntamente, desatendió su posición de garante y no actuó para evitar el fatal desenlace de cinco personas y las graves lesiones ocasionadas a otras cinco”, agregó la Fiscalía.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR