María Valentina, la monja colombiana que dejó el hábito por el reguetón

Luego de su paso por el reality musical ‘A otro nivel’, la hermana no solo dejó su vocación, sino que también se cambió el nombre y ahora en el mundo del género urbano se hace llamar ‘Lore Rangel’

María Valentina, la monja colombiana que dejó el hábito por el reguetón.
María Valentina, la monja colombiana que dejó el hábito por el reguetón.

Luego de dedicarle 12 años de su vida a la congregación Hermanas Comunicadoras de la ciudad de Cali, María Valentina, en 2016, sorprendió cantando en los escenarios de ‘A otro nivel’, luego en 2017 cantó un rap para la llegada del papa Francisco, y ahora, lo hace dejando el hábito para perseguir su sueño de ser cantante, pues así es como la música ha transformado la vida de esta mujer.

En una reciente entrevista para Noticias Caracol, María Valentina, quien ahora se llama Lore Rangel, contó que ahora trabaja en su sueño de ser cantante, por lo que dejó de ser monja y se trasladó a la ciudad de Bogotá para iniciar sus estudios y profesionalizarse.

Además, señaló que pese a dejar de ser monja, su conexión con Dios y su vocación de servicio siguen intactas, por lo que espera en un futuro poder elevar mensajes a través de su voz.

“Mi relación con Dios está intacta. Dios es parte fundamental en mi vida, es mi raíz, es mi centro, y con todo lo que haga poder dar un mensaje de él”, manifestó Lore en diálogo con el noticiero.

Ella, quien toca muy bien el Ukelele, y que con él se atrevió a iniciar este cambio, manifestó que el reguetón es un ritmo pegajoso, y aunque no comparte el mensaje, sabe que es un ritmo que contagia juventudes, por lo que no descarta cantarlo.

“Es un ritmo contagioso pegajoso, una envoltura sabrosa y cualquiera lo puede bailar. El contenido no lo comparto, pero el reguetón me gusta y lo haría con otro contenido”, señaló la exreligiosa.

En medio de replantear su proyecto de vida, el cual señala que fue por temas de salud, explicó que “la música me sana, me llena de alegría de esperanza y no pienso perderlo. Ha sido motor”, reconociendo que tiene varios proyectos personales en marcha y composición por revelar.

Ahora, cuenta que abrió su página de Instagram, que tiene un poco más de 2 mil seguidores, en la que diariamente revela cada paso y trabajo de su proceso de cambio y también todos los avances que obtiene através de la música.

Además allí se dejar ver con otra forma de vestir, pues ahora usa maquillaje y en varios de sus videos aparece con su cabello suelto y ondulado, dando lo mejor de sí para conquistar la escena musical.

A la pregunta de ¿Qué haría para que la Iglesia llegue a los jóvenes? ella respondió que cree que se deben replantear muchas formas de cómo se está haciendo el apostolado, “tenemos que bajar la jerarquía, caminar en una Iglesia horizontal en donde lo importante sea el pobre, sea la mujer y trabajar por ellos”, indicó la joven artista.

Al finalizar, manifestó que tiene tiene toda su atención y concentración enfocada en varios proyectos musicales, con lo que según ella ”quiero llevar un mensaje de amor, de valores y ser de luz”.


SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR