Según el BM, Colombia es el segundo país más desigual de Latinoamérica

La desigualdad de ingresos es la más alta entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)

El dinero será destinado para Ingreso Solidario, Colombia Mayor y Devolución del IVA, Jóvenes en Acción y demás. Vía: Prosperidad Social
El dinero será destinado para Ingreso Solidario, Colombia Mayor y Devolución del IVA, Jóvenes en Acción y demás. Vía: Prosperidad Social

Este miércoles 27 de octubre, el Banco Mundial publicó el informe ‘Hacia la construcción de una sociedad equitativa en Colombia’, que revela que en el país la desigualdad de ingresos es la más alta entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la segunda más alta entre 18 países latinoamericanos.

De acuerdo con el documento, en el país, que solo fue superado por Brasil, existen desigualdades entre diferentes grupos poblacionales, debido a la persistencia de las brechas de género y también étnica.

“Una mujer en Colombia tiene 1,7 veces más probabilidades de estar desempleada que un hombre. Un indígena colombiano recibe en promedio dos años menos de escolaridad que otros colombianos, y un afrocolombiano tiene el doble de probabilidad de vivir en un barrio pobre”, señaló el reporte.

Asimismo, el BM señaló que la pandemia del covid-19 amplificó aún más estas desigualdades y tendrá un efecto negativo prolongado, que puede profundizarse con otros fenómenos como “los trastornos relacionados con el cambio climático”.

“El choque de la pandemia exacerbó las desigualdades, es decir, que quienes sufrieron el choque de manera más severa por pérdida de empleo, de ingresos, fueron aquellos que ya eran pobres o aquellos en categoría de vulnerabilidad”, explicó María Dávalos, economista del BM, en una entrevista con Efe.

Debido a esto, el coeficiente Gini del ingreso del hogar, que alcanzó 0,53 en 2019, el año pasado llegó hasta 0,54, llevando a alrededor de 3,6 millones de personas más a la pobreza. Como consecuencia de la pandemia, también se espera que aumente del 53 % al 60 % la tasa de pobreza en el aprendizaje entre los niños de 10 años, sí los colegios mantienen un programa híbrido de aprendizaje hasta el 2021, o del 63 %, sí el aprendizaje a distancia continúa durante todo el año.

“Si bien Colombia ha hecho avances muy importantes en reducir la mortalidad infantil, vemos cómo en otros indicadores, como en años de educación ajustados por aprendizaje y malnutrición presentan brechas importantes entre los hogares más pobres y los más ricos. Un niño pobre recibe 2 años y medio menos de aprendizaje que uno rico”, aseguró María Dávalos, economista senior del Banco Mundial.

En ese hilo, el Banco Mundial analizó la desigualdad entre los colombianos y los migrantes, teniendo en cuenta el alto flujo migratorio en los últimos años y señaló que: “Dos tercios de los hijos de migrantes desde Venezuela no están matriculados en colegio, en comparación con menos de una décima parte de los no migrantes”.

De igual forma, la emergencia sanitaria también tuvo un impacto en el acceso al empleo de los colombianos, pues “los trabajos del futuro también pueden estar fuera del alcance de muchos, debido a la lenta adopción de nuevas tecnologías entre los grupos desfavorecidos”.

“La desigualdad en el acceso a empleos de calidad amplifica aún más estas brechas, lo que convierte a Colombia en uno de los países donde las desigualdades son más persistentes entre generaciones”, agregó.

El informe, también demostró que la desigualdad en Colombia se extiende más allá de los aspectos materiales de los medios de vida. Los colombianos con menos educación, la población rural y los desempleados o pobres tienen muchas menos probabilidades de considerarse felices.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR