Alías ‘Chiquito Malo’: el señalado próximo cabecilla del Clan del Golfo

Jobani de Jesús Ávila es reconocido por las autoridades por ser la mano derecha de Otoniel

Este 23 de octubre el Gobierno nacional dio a conocer la noticia de la captura de Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’, el principal narcotraficante del país, acusado de enviar grandes cargamentos de cocaína a Estados Unidos y de decenas de crímenes como máximo líder del Clan del Golfo.

“Este es el golpe más duro que se le ha propiciado al narcotráfico en este siglo en nuestro país y este golpe es solamente comparable con la caída de Pablo Escobar en los años 90″, dijo el presidente Iván Duque en una declaración sobre el golpe que recibió la red criminal.

Sin embargo, a pesar de que este fue un gran golpe al narcotráfico al ser un grupo tan grande y que se ha extendido en los últimos años, el puesto que ocupaba ‘Otoniel’ sería ocupado por Jobani de Jesús Ávila conocido popularmente por su alias ‘Chiquito Malo’, coordinador, hasta ahora, del armamento del grupo y otros asuntos.

Recodemos que ‘Chiquito Malo’ fue desmovilizado del Bloque Bananeros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en el 2004, en el proceso de dejación de armas durante el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez. Pero volvió al radar de las autoridades nacionales y pedido por extradición por Estados Unidos en el 2018, además, se volvió en un blanco mas fuerte pues quedó como segundo cabecilla al mando después de que el ejército diera de baja a alias ‘Marihuano’ en Riosucio, Chocó en febrero de este año.

Las investigaciones señalan que su zona de injerencia, antes de remplazar a ‘Marihuano’, eran los municipio de Turbo, El Tres y Currulao en el Urabá antioqueño, una de las subregiones más afectadas por la violencia. Hoy, aún tiene circular roja de la Policía Internacional (Interpol) y por él las autoridades colombianas ofrecen $ 500 millones.

Hasta la captura de ‘Otoniel’, la función del hombre de 43 años de edad en la estructura criminal, integrada por 3.000 hombres armados, asediados por más de 3.000 uniformados de la operación Agamenón —entre Ejército, Policía, Fuerza Aérea y Armada Nacional— es, por un lado, la producción y comercialización de cocaína; por otro, la compra y distribución de armas al interior de grupo armado.

Al tener dos de las responsabilidades más importantes al interior de la organización criminal, muchos analistas creen que antes de la captura de la cabeza del grupo, ya era casi un acuerdo que ‘Chiquito Malo’ sería el sucesor.

“Es 90% seguro que ahora el mando del Clan del Golfo lo tiene ‘Chiquito Malo’, si él tomara la decisión de no asumir el mando lo asumiría alias ‘Siopa’ quién está dominando todo el Suroeste Antioqueño y lidera el Plan de Expansión Pacifico la estructura va continuar y va seguir siendo poderosa independiente de la captura de ‘Otoniel’”, anotó la ONG Corpades a Caracol Radio.

Sumado a esto, Camilo González Posso, director del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), agregó, en una entrevista con El Tiempo, que si bien la captura de Úsuga David es un duro golpe, no marcará el fin de este grupo armado, pues en muchos otras ocasiones ha demostrado que se puede reagrupar de forma rápida.

”Es un golpe importante, se trata de quien ha sido considerado uno de los cerebros, pero hay toda una línea de mandos medios que se van a reorganizar”, comentó González.

Actualmente, el Clan del Golfo, se le considera la agrupación más grande y peligrosa del país, esto se debe a que posee un número considerable de combatientes, que tiene presencia en 237 municipios del país, lidera los cargamentos de droga que se trafican a nivel nacional e internacional; y también, tiene como fuente de financiación la minería ilegal.


SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR