A Víctor Escobar también le negaron su eutanasia

El comité médico de la Clínica Imbanaco de Cali le notificó a Escobar que no lo consideran un paciente terminal, razón por la que no le autorizan acceder a una muerte digna

Víctor Escobar y Diana Nieto. / Tomada de las redes sociales de Víctor
Víctor Escobar y Diana Nieto. / Tomada de las redes sociales de Víctor

En medio del revuelo mediático que generó el caso de Martha Sepúlveda, una mujer que, sin tener una enfermedad terminal, había logrado acceder a la eutanasia, el país también conoció la situación de Víctor Escobar, un paciente diagnosticado con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc) y hemiparesia izquierda, que también estaba esperando por acceder a una muerte digna.

Ambos pacientes, desde Bogotá y Cali, respectivamente, ya tenían aprobadas sus muertes, pero a Sepúlveda se la cancelaron un día antes por vericuetos legales. Ahora, el conductor de camiones retirado recibe la misma noticia que Sepúlveda: su eutanasia fue cancelada por el comité médico de la Clínica Imbanaco de Cali, quienes declararon a Víctor Escobar como “no apto” para el procedimiento.

La información fue confirmada por Luis Carlos Giraldo, abogado del paciente, luego de que este viernes 22 de octubre el comité médico le notificara que su representado no es un paciente degenerativo y que, por ende, no puede continuar con el proceso de eutanasia. “En una reunión, a la que no se permitió mi ingreso, le negaron a Víctor el derecho a morir dignamente. El comité científico dijo que es un paciente recuperable”, dijo el abogado.

La decisión del comité médico de la Clínica Imbanaco se da luego de que la EPS Coomeva impugnara el fallo de un juez de Cali que le ordenaba continuar con el procedimiento de eutanasia de Escobar. Esta imputación obligó al tribunal a estudiar a profundidad los argumentos esgrimidos por el prestador del servicio de salud.

Tras ser notificados de la decisión que frena el proceso que el paciente de 59 años ha estado solicitando por dos años, el abogado de Escobar señaló que seguirán insistiendo ante las instancias legales para que este pueda acceder a una muerte digna. Giraldo señaló que acudirán a todas las instancias, incluida la Superintendencia Nacional de Salud para que investigue el caso y determinen bajo qué criterios actuaron los profesionales que hacen parte del comité médico.

“Mientras el fallo esté en firme seguiremos trabajando por la dignidad de Víctor Escobar”, insistió el abogado.

Después de dos años buscando acceder a la eutanasia, a pesar de no ser un paciente terminal, Víctor Escobar había conseguido programar el procedimiento para el próximo 29 de octubre, apoyado por el fallo del juez 17 civil del circuito de Cali el pasado 3 de octubre que ordenaba a Coomeva EPS acompañar y garantizar la eutanasia del paciente.

Cabe señalar que la Epoc y la hemiparesia izquierda no hacen a Víctor un paciente terminal, pero sí es una persona que experimenta profundo dolor y hasta cierto grado de discapacidad, pues la enfermedad lo obliga a estar atado a dos generadores de oxigeno. Estas condiciones sí lo hacen apto para acceder a una muerte digna.

La Corte Constitucional ya emitió un fallo que permite la eutanasia para pacientes con intenso sufrimiento físico o mental por lesiones corporales o enfermedad grave e incurable, aunque el pronóstico no sea terminal.

Por su parte, Víctor Escobar reaccionó a las recientes decisiones que lo alejan de su deseo de morir de manera digna. “Necesito un buen descanso en mi vida, ya no soporto esta manera inhumana en que estoy viviendo, por favor, ayúdenme a que esto sea pronto muchas gracias”, dijo el paciente según citó Noticias Caracol.

Además, a través de su perfil en Twitter, el cual le administran, Escobar había señalado que “con tristeza y preocupación he recibido la noticia de impugnación que hizo Coomeva Salud EPS sobre mi Eutanasia. No se porque es tan difícil acceder a mi voluntad de una muerte digna. Solo espero que mi voluntad sea respetada”.

Las dolencias de Víctor

Según contó el paciente al diario El Tiempo, cuando tenía 24 años de edad, un camión de un compañero se rodó y él quedó aplastado contra su tractomula. El impacto fue tal que parte de sus intestinos salieron de su cuerpo. Con cirugías y una lenta recuperación logró volver a trabajar.

En su trabajo, asegura, tuvo contacto con el asbesto, un material que ya fue prohibido por la capacidad para generar cáncer en las personas expuestas. Esa situación le generó a Víctor algunas dificultades de salud en su momento, como tos frecuente.

En 2007 tuvo un primer accidente cardiovascular que se repitió en 2008 y le provocó una hemiparesia derecha que le dificultó el movimiento de esa parte del cuerpo. Posteriormente le diagnosticaron una Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc) que lo obligó a mantener, como en la actualidad, dos generadores de oxígeno para garantizar su respiración.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR