Este es Álvaro Pulido, el socio de Alex Saab que se daba una vida de lujos junto al testaferro de Maduro y ahora es prófugo de la justicia

El jueves pasado fue acusado, junto a otros cuatro sujetos, de lavar dineros producto de entramados de sobornos vinculados con contratos de las cajas del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP). Sin embargo, su historia con Saab comenzó mucho antes

Álvaro Pulido fue quien inició a Álex Saab en los negocios en alianza con la dictadura venezolana. Fotos: Archivo particular, Armando.info
Álvaro Pulido fue quien inició a Álex Saab en los negocios en alianza con la dictadura venezolana. Fotos: Archivo particular, Armando.info

El jueves pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos hizo pública la acusación emitida por la Corte del Distrito Sur de la Florida hacia tres ciudadanos colombianos y dos venezolanos vinculados en la corrupción al interior del régimen de Nicolás Maduro. Entre ellos, resaltó el nombre de Álvaro Pulido Vargas, con los alias de Germán Enrique Rubio Salas y ‘Chuchi’.

Pulido no es un nombre nuevo en los indictments de las cortes estadounidenses y tiene mucho que ver con Alex Saab, el hombre del momento y la mayor preocupación de la dictadura venezolana por su extradición al país norteamericano. Según el documento oficial, el hombre de 57 años sería el responsable de lavar dinero producto de entramados de soborno vinculados a la contratación de las cajas de alimentos del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Según los hallazgos, a inicios o mediados de 2015, Pulido, junto a los demás indiciados, lavaron el dinero desde cuentas en Antigua y Barbuda, Emiratos Árabes Unidos y demás lugares. Estos fondos fueron a parar a cuentas en territorio estadounidense. En los contratos, según el Departamento de Justicia, se inflaron costos de alimentos y medicamentos para así enriquecerse de forma injusta.

De acuerdo con la autoridad, las cifras que movió Pulido y compañía desde Venezuela ascienden los 1,6 billones de dólares. El dinero que se movió desde o hacia Estados Unidos se estimó en cerca de 180 millones de dólares. De ser capturados, los indiciados podrían enfrentar un máximo de 100 años en prisión.

Sin embargo, antes de que se le atribuyera altas cifras en conspiración con Nicolás Maduro, Pulido fue un aliado estratégico de Hugo Chávez.

Los lujos y el vínculo con Saab

Según el periodista Gerardo Reyes, para Univisión, los comienzos de Pulido fueron modestos y, cuando ya contaba con conexiones al interior del régimen de Hugo Chávez, el hombre le ofreció a Saab entrar al negocio. Además, su nombre es cambiado, ya que su verdadera identidad es la de Germán Enrique Rubio Salas. Por eso, sus hijos usan el apellido Rubio.

Con antecedentes en el cartel de Bogotá hacia el año 2000, el hombre manejaba varias identidades falsas para entrar y salir del país. Incluso, El Tiempo conoció que fue arrestado múltiples veces en territorio nacional y en otros países.

Al principio de la bonanza de la alianza entre los colombianos, Pulido actuaba como el jefe de Saab. A pesar de la diferencia entre las responsabilidades, expone el autor colombiano, lograron comprar una flota de aviones privados que cubrían rutas nacionales e internacionales e, incluso, disfrutaron del mundial en Brasil 2014 juntos, acompañados de su equipo de trabajo.

Reyes también expuso la vida de opulencia de Emmanuel Enrique Rubio González, hijo mayor del colombiano. Este ostentaba lujosas vacaciones, propiedades en Miami de varios millones de dólares, relojes de 275 mil dólares, automóviles deportivos y una modelo colombiana, Melissa Giraldo, como novia.

La acusación que los puso en la mira del mundo

Sin embargo, el estatus de los hombres cambió rápidamente de nuevos ricos con propiedades por todo el mundo a prófugos de la justicia. El 25 de julio de 2019, la Corte del Distrito Sur de la Florida hizo público el indictment en el que lo acusan, junto a Saab, de conspiración y lavado de dinero en territorio estadounidense por más de 350 millones de dólares.

Los cargos imputados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos indican que, desde noviembre de 2011, Saab y Pulido conspiraron con otros para lavar las ganancias de un esquema de soborno ilegal ligado a la dictadura venezolana.

Documento de imputación de cargos a Álvaro Pulido en 2019. (Department of Justice)
Documento de imputación de cargos a Álvaro Pulido en 2019. (Department of Justice)

Junto a Saab, Álvaro Pulido también estuvo al frente de un contrato para la construcción de casas de interés social. Según el documento expedido por las autoridades estadounidenses, este contrato fue utilizado para poder acceder al cambio de divisas controlado por el gobierno venezolano para obtener dólares a tarifas bajas.

Durante el contrato de la construcción de casas, presentaron documentos de importación fraudulentos para bienes y materiales que nunca fueron importados a Venezuela, sobornando a funcionarios del gobierno para su aprobación.

Ahora, el Departamento de Justicia ofrece 10 millones de dólares a quienes aporten información sobre el paradero de Pulido.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR