De la depresión a convertirse en estrella del deporte, la historia de Nelson Crispín, campeón paralímpico

El deportista santandereano relató cómo con el apoyo de su familia y de su entrenador, logró convertirse en el atleta más laureado del país en natación

En agosto de 2021 se llevaron a cabo en Tokio los Juegos Paralímpicos 2020 y allí fueron muchos los competidores colombianos que llenaron de orgullo al país con medallas de oro, plata y bronce. Entre los ganadores se encontraba el nadador Nelson Crispín, nacido en el municipio de Floridablanca, Santander en 1992. El múltiple medallista paralímpico contó su historia para ‘La Red’ de Caracol Televisión y relató cómo fueron sus inicios en la natación.

El deportista nació con una condición en su cuerpo llamada acondroplasia, lo que derivó en un acortamiento de los segmentos del cuerpo, que fue descubierta a la edad de 11 años después de realizarse una serie de estudio y tratamientos, sin embargo, el médico después de formularle las hormonas de crecimiento estas no hicieron efecto alguno y al darse cuenta que no crecía a la par de otros niños, lo que ocasionó en el hombre una serie de complejos por sus 1,35 metros de estatura.

“Los niños comenzaban a molestarme, a hablar y se sentía más el rigor de la discapacidad. Ahí empiezo a ver que mis propios compañeros comienzan a apartarme y fue difícil en ese momento comenzar a asimilarlo, a veces no quería ir al colegio o salir a la calle porque mis vecinos comenzaban a molestarme”, relató el deportista para el programa de entretenimiento ‘La Red’.

El nadador paralímpico relató los difíciles momentos que vivió en su infancia porque sentía que lo estaban aislando por su condición. Por otra parte, pese a que sus padres y sus hermanos estaban junto a él acompañándolo en todo momento, no era suficiente porque era Crispín quien sentía todos los señalamientos sobre él.

“A veces era muy pesado porque usted sabe que uno como mamá siempre fui la que lo acompañé y se sentía muy inquieto o se escondía detrás de mí, él me decía mamá y yo lo consolaba diciéndole que no les parara bolas, déjelos porque ellos no saben lo que dicen”, expresó Ana Victoria Corzo, madre del deportista.

Por otra parte, Nelson Crispín reconoce que su familia siempre lo trató como una persona normal que podía hacer las cosas por sí mismo sin ningún tipo de condición especial ayudando al joven a cambiar la forma de pensar del deportista que le habían generado los comentarios negativos sobre su estatura.

Lo más difícil de todo fue la gente, que, sin intención al hablar, escuchar las risas, cuando tenía que ir a entrenar para parar el bus era muy complicado y los conductores pensaban que era un niño y que estaba jugando con ellos y no paraban, para bajarme también fue complicado”, expresó Nelson Crispín para el programa de entretenimiento antes mencionado.

Desde hace 14 años Nelson Crispín se involucró con la natación y asegura que llegó por casualidad a su vida, ya que los médicos habían descartado que él pudiera practicar alguna actividad y el sedentarismo le ocasionaría problemas para su salud por lo que le recomendaron practicar baloncesto o natación.

Tokyo 2020 Paralympic Games - Swimming - Men's 200m Individual Medley - SM6 Final – Tokyo Aquatics Centre, Tokyo, Japan - August 26, 2021. Nelson Crispin Corzo of Colombia reacts after winning gold REUTERS/Marko Djurica
Tokyo 2020 Paralympic Games - Swimming - Men's 200m Individual Medley - SM6 Final – Tokyo Aquatics Centre, Tokyo, Japan - August 26, 2021. Nelson Crispin Corzo of Colombia reacts after winning gold REUTERS/Marko Djurica

Su llegada a este deporte se dio por su hermano, quien lo invitaba a entrenar con él. Luego, Crispín conoció al profesor William David Jiménez, quien en ese entonces se encontraba entrenando a Moisés Fuentes. Jiménez se percató de la discapacidad del actual campeón de las justas asiáticas, y lo invitó a entrenar con él para convertirse en profesional.

“Un hermano de él iba a ingresar a la policía y entonces necesitaba presentar los exámenes, por lo que lo acompañó. El primer recuerdo que tengo de él es que era un niño muy inquieto, muy inteligente y la atención de todos los niños estaba enfocada en él y ahí lo fuimos acercando poco a poco al agua y acompañando al hermano se metía de a poquitos”, puntualizó William Jiménez entrenador del medallista paralímpico para ‘La Red’.

Sin embargo, los inicios en la natación no fueron fáciles porque las dificultades económicas fueron un inconveniente al principio de su carrera deportiva, según mencionó a veces sus padres no tenían con qué pagar los cursos para algo que en ese momento no daba los resultados esperados. Pero con el pasar de los años, fueron viendo el talento en el joven y en 2008 fue su primera participación en unos Juegos Nacionales.

Allí fue el inicio de toda mi carrera, le gané a uno de los mejores aquí en Colombia también de Santander, me empezó a gustar, empecé a entrenar y en 2010 cuando pasé todo el proceso para estar en la selección fui a Bogotá a competir y dije por aquí es”, agregó Nelson Crispín.

Su sueño ahora está enfocado en prepararse para los Juegos Paralímpicos de París 2024, para los que desde ya se encuentra entrenando y mejorar lo que hizo en Tokio 2020 donde ganó medalla de oro en los 200 metros combinado individual, plata en los 100 metros libres y el bronce en los 50 metros mariposa.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR