Empleadores tendrá que dar permiso a sus trabajadores para salir a vacunarse: MinTrabajo

La cartera laboral está ultimando detalles de una resolución que permitirá que los empleados colombianos salgan a los puntos de inmunización sin perder salario, vacaciones o días libres

Colombia sigue avanzando en la vacunación contra el covid-19, gracias a las dosis adquiridas en acuerdos bilaterales con farmacéuticas y a las donaciones hechas por Estados Unidos. / Colprensa
Colombia sigue avanzando en la vacunación contra el covid-19, gracias a las dosis adquiridas en acuerdos bilaterales con farmacéuticas y a las donaciones hechas por Estados Unidos. / Colprensa

Ante la creciente preocupación por la llegada a Colombia de la variante Delta del covid-19, el avance del Plan Nacional de Vacunación en contra del virus y la necesidad de impulsar la reactivación económica, el Ministerio de Trabajo anunció un nuevo beneficio, o más bien una facilidad, creada con el objetivo de promover la inmunización en el país.

Estos fueron anunciados por el jefe de la cartera laboral, Ángel Custodio Cabrera, quien durante un conversatorio organizado por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada y Subsidio Familiar confirmó que todos los trabajadores colombianos que se vacunen podrán contar con un permiso especial para hacerlo, sin miedo a arriesgar salario, otros días libres o hasta vacaciones.

“Para llegar a una reactivación económica segura en el país, necesitamos que todo el mundo entre en esa onda y la primera onda es participar en el Plan Nacional de Vacunación, porque todo el mundo tiene que hacerlo”, dijo el funcionario.

En ese sentido vale la pena recordar que, a casi siete meses del arranque de los esfuerzos por blindar a la población colombiana, se ha logrado hasta el momento la aplicación de 29.013.935 dosis de la vacuna contra el covid-19. De estas, 10.183.908 corresponden a segundas inyecciones, mientras que 2.516.605 son monodosis, para un balance de 12.700.513 esquemas completos, de 35.000.000 que se necesitan para alcanzar la inmunidad de rebaño.

Con dicho panorama, Cabrera confirmó que, “Hoy estaré firmando una resolución recordando que pueden los trabajadores solicitar ese permiso al empleador para ir a vacunarse con autorización del Ministerio de Trabajo y no descontar ese permiso”. En otras palabras, es obligatorio que los dueños, gerentes o jefes de las empresas del país permitan la salida de sus trabajadores a los puestos de inmunización, sin que esto implique el descuento de cualquier cosa para los últimos.

“Estamos creando esa resolución para que vayan y se vacunen al ser un beneficio para los empresarios y todos los colombianos, teniendo en cuenta que así puede funcionar la reactivación económica segura”, agregó el ministro, señalando que el documento debería estar aprobado y publicado antes de que se acabe esta semana.

De igual manera, señaló que si bien Colombia avanza según lo planeado con los objetivos de vacunación, los mismos no implican el fin de las medidas de bioseguridad como el uso del tapabocas, el distanciamiento de un metro entre personas como mínimo y el correcto lavado de manos. Por el contrario, deben mantenerse tanto en el espacio laboral como en la vida personal, hasta que las autoridades sanitarias digan lo contrario.

El anuncio se conoce a la par que el Ministerio de Salud y Protección Social comienza a disipar dudas sobre la necesidad de aplicar una tercera dosis de la vacuna. Leonardo Arregocés, director de Medicamentos y Tecnologías en Salud, explicó que hasta el momento no hay evidencia clara y contundente para tomar una decisión.

“Tenemos una experiencia de vacunación covid-19 de ocho meses en el mundo y es muy pronto para saberlo. Lo que muestran los estudios preliminares es que tras una tercera dosis los anticuerpos suben rápidamente”, dijo.

Eso, sin embargo, no significa que la protección de las primeras vacunas sea insuficiente. Lo que indica es que están generando la memoria inmunológica necesaria, lo cual “muestra que el sistema inmune aprendió a atacar el patógeno y por eso tiene una respuesta rápida cuando se enfrenta nuevamente a él”.

Dicho esto, el funcionario reiteró que la inmunidad con dos dosis podría durar hasta un año (dependiendo del grupo de edad y la persona) y que, al día de hoy, no hay evidencia sobre la necesidad de una tercera dosis.

Sin embargo, reconoció que algunos grupos específicos sí podrían beneficiarse de ella, como los adultos mayores y aquellos que toman medicamentos o sufren de trastornos de inmunidad.

“Los estudios muestran que sí hay asociación entre la edad y qué tan rápido bajan los anticuerpos. Las personas de edad pierden protección más rápido que los jóvenes. Lo mismo sucede con quienes han recibido trasplantes, tratamientos de cáncer o necesitan tratamientos de inmunosupresión”, afirmó.

SEGUIR LEYENDO: