Recapturan cuando salía de la cárcel a Nilson Díaz, acusado en la desaparición de la pequeña Sofía Galván

la Fiscalía había anunciado públicamente que solicitarían nuevas órdenes de captura en contra de Díaz y Carolina Galván y continuarán la investigación de los hechos para lograr su esclarecimiento.

Nilsón Díaz, exnovio de mamá de Sara Sofia Galván. Fotos: archivo y Policía.
Nilsón Díaz, exnovio de mamá de Sara Sofia Galván. Fotos: archivo y Policía.

Tras conocer la decisión de una juez de conocimiento para ordenar la libertad de Calorina Galván y su pareja sentimental Nilson Díaz, quienes son acusados de la desaparición de Sofía Galván; la Fiscalía apeló y señaló que contaba con elementos de prueba contundentes y suficientes para soportar la presunta responsabilidad de ambos en los hechos.

Así es como este domingo 1 de agosto, se conoció sobre la recaptura de Díaz cuando salía de la cárcel La Picota. La captura se dio por agentes del CTI de la Fiscalía y la Policía Judicial, quienes habían anunciado públicamente que solicitarían nuevas órdenes de captura en contra de ambos y continuarán la investigación de los hechos para lograr su esclarecimiento.

Cabe recalcar que, horas después de que Carolina Galván recibiera la orden de libertad y saliera de la cárcel El Buen Pastor, fue capturada nuevamente, en la noche del pasado sábado, por presuntamente ser autora del delito de desaparición forzada. La mujer fue trasladada a los calabozos de la Fiscalía y tendrá audiencia de control de garantías en las próximas horas.

Tras cuatro meses y medio en prisión, Carolina Galván y Nilson Díaz habían recuperado su libertad el 30 de julio, luego de que la jueza segunda penal del circuito especializada de Bogotá no hallara las pruebas suficientes para seguir con el caso.

Los problemas del mismo comenzaron el viernes de la semana pasada, cuando la abogada de los acusados, Aydeé Acevedo, le pidió al juzgado que anulará el proceso, pues la Fiscalía habría cometido errores durante la audiencia de formulación de cargos del pasado 23 de mayo. De acuerdo con la defensora, “se debe delimitar la conducta, las circunstancias de modo, tiempo y lugar que rodearon, qué hizo cómo lo hizo, cuándo lo hizo, dónde lo hizo, etc”.

Si bien el ente acusador había vuelto a presentar su acusación, elevando el delito de desaparición forzada a la categoría de agravada, los argumentos de la mamá de la menor, que ya tendría dos años de edad, y su supuesta pareja sentimental, tuvieron más peso ante la jueza: la investigación no sólo tiene algunos vacíos que deben llenarse, sino que además se cometió el error de imputar cargos alternativos, ante la hipótesis de que la niña no está desaparecida, sino muerta.

Después de todo, la propia Fiscalía ha reconocido públicamente que imputa el delito de desaparición ante la falta de un cuerpo que demuestre la hipótesis principal del caso que, según está plasmada en el escrito de acusación, indica que: “la niña falleció y el cuerpo sin vida, luego de ser envuelto en una manta azul, se introdujo en un costal de fibra color blanco, el cual es amarrado con un cordón de zapato color café y puesto a la orilla del caño del río Tunjuelito por Nilson, compañero sentimental de Carolina”.

Sin embargo, tras la apelación, la Fiscalía sostuvo que “no existió error en la imputación jurídica y se presentaron los elementos materiales probatorios suficientes para sustentarla, entre ellos dos confesiones de los presuntos responsables”, con los cuales insistirán en continuar el proceso.

Por su parte, Xiomara Galván, tía de la pequeña, manifestó su inconformismo con el sistema judicial colombiano, luego de que la jueza segunda penal del circuito especializada de Bogotá decidiera declarar la nulidad en el proceso.

En referencia a lo sucedido el pasado viernes, la mujer advirtió durante una entrevista concedida a RCN Noticias que “así hubiera irregularidades no es permitido que esto ocurra, ellos han dicho muchas cosas sobre el caso, hasta mentiras, cómo no van a hacer nada y ahora dejarlos libres. Ellos (su mamá y su padrastro) son los responsables, ellos tienen que responder por todo”.

Así las cosas, Xiomara Galván no sólo criticó la anulación del proceso, sino también la labor de la propia Fiscalía, sobre la que advirtió que “dicen que la niña está muerta pero el cuerpo tampoco lo encuentran. Ella no está muerta, ella está viva pero tampoco quieren hacer nada por buscarla. Esto demuestra que no hay funcionarios que defiendan la niñez”.

SEGUIR LEYENDO: