Casi el 50 % de los colegios de Ibagué no están en condiciones para reabrir

Casi la mitad de las instituciones no podrán iniciar las clases presenciales tal como lo ordenó el Gobierno nacional desde finales de junio

Imagen de archivo. Colegio público en Bogotá durante la primera jornada de reapertura gradual, progresiva y segura, el pasado 15 de febrero. Foto: Colprensa - Camila Díaz.
Imagen de archivo. Colegio público en Bogotá durante la primera jornada de reapertura gradual, progresiva y segura, el pasado 15 de febrero. Foto: Colprensa - Camila Díaz.

La Alcaldía de Ibagué (Tolima) reveló información importante que afecta el retorno a las aulas de los estudiantes de colegios públicos de la ciudad: 15 de los 32 planteles locales no están en condiciones óptimas para funcionar. Esto significa que casi la mitad de las instituciones no podrán iniciar las clases presenciales tal como lo ordenó el Gobierno nacional desde finales de junio.

“Hemos continuado dando cumplimiento al fallo de tutela y se han realizado 32 visitas a instituciones educativas. Se ha verificado el estado y se ha podido identificar que hay unas que están aptas para poder iniciar y otras que definitivamente tendrán que aplazar su inicio”, informó Juan Manuel Rodríguez, secretario de Educación de la capital tolimense.

Este estudio se hizo después de que el Sindicato de Maestros del Tolima (Simatol) ganara una tutela en la que se ordenaba crear una comisión para verificar el estado de los planteles educativos. Esto tenía el fin de definir con argumentos sólidos si las clases presenciales podían volver durante este segundo semestre del año o si debían seguir en la virtualidad.

La comisión está integrada por delegados de la Secretaría de Educación de la Alcaldía de Ibagué, Simatol, la Personería y la Defensoría del Pueblo. Las entidades siguen revisando la situación para así determinar cuántos y cuáles planteles continuarán las clases virtualmente.

“En ese contexto estaremos informando cuáles son esas instituciones. Lo más importante es que estamos dando cumplimiento al fallo a fin de garantizar que la presencialidad se realice de la mejor manera”, agregó Rodríguez.

Es de mencionar que, según Simatol, se ha evidenciado que las principales deficiencias son la falta de espacio y ventilación, las dificultades en el servicio de agua potable y las fallas de conectividad. La idea es que después de tener los resultados de este estudio, las deficiencias puedan ser solucionadas.

El Gobierno nacional y el Ministerio de Educación (MEN) ya está al tanto de la situación y de hecho, el pasado 13 de julio el alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, informó que elevaría una petición ante la cartera de gobierno para que se aplazara el regreso a las aulas en la capital del Tolima.

El mandatario explicó que la idea surgió después de reunirse con rectores, personeros y padres de familia de los colegios oficiales de Ibagué, quienes manifestaron su preocupación por el retorno de las clases presenciales. Ellos aseguraron lo que hoy ya se comprobó: que no todos los colegios de la ciudad cumplen con las condiciones de salubridad y conectividad necesarias para funcionar en medio de la pandemia por el covid-19.

“Como entidades del Estado nos acogemos a directivas del Ministerio de Educación Nacional; En esta fase de diagnóstico revisaremos qué instituciones cumplen con los requisitos de conectividad e infraestructura para ver en cuáles, podemos iniciar las clases de manera presencial y en cuáles debemos continuar con la virtualidad. Todo debe ser aprobado por el MEN”, dijo Hurtado hace dos semanas.

Desde la alcaldía aseguraron que el mandatario le planteó al Gobierno nacional un plan de retorno a las aulas gradual y bioseguro que tiene tres etapas: identificar, adecuar e implementar. Esto quiere decir que, en primer lugar, se evaluarían las condiciones de todos los planteles educativos de la ciudad y se determinaría si sus condiciones de infraestructura son aptas para recibir a trabajadores y alumnos, acciones que ya se ejecutaron.

En el caso de que no lo sean, pero tengan una solución, se realizarán las adecuaciones necesarias. En caso de que haya colegios muy deteriorados y que necesitan intervenciones más grandes, estos continuarán con las actividades académicas virtualmente.

“Aquellas sedes donde definitivamente las condiciones de infraestructura no lo permitan, se continuará con la formación académica a través de la virtualidad”, indicó Rodríguez, y reiteró que este plan solo entrará en vigencia si el MEN lo aprueba.

Mientras esta situación se define, las autoridades ibaguereñas dijeron que no importa si las clases son virtuales o presenciales, el Programa de Alimentación Escolar (PAE) seguirá funcionado. El grupo Éxito tiene este contrato que está avaluado en 5.026 millones de pesos y tiene por objeto el suministro del complemento alimentario para 36.984 alumnos. Esto representa un incremento del 15 por ciento de la focalización inicial para el 2021.

SEGUIR LEYENDO: