Detectan cerca de 200 colegios ilegales en Bogotá: si se graduó de alguno de ellos, su título no tiene validez

La Secretaría de Educación de Bogotá alertó sobre las instituciones de educación en Bogotá que no cumplen con los requisitos legales para expedición de certificados.

Cerca de 100 mil familias podrían haber sido engañadas por jardines infantiles e instituciones de Educación para el Trabajo que prestaban sus servicios en Bogotá, sin los documentos legales de funcionamiento exigidos por la ley. Es decir que funcionaban en la ilegalidad y sus certificados no tienen validez.

En el último año, la Secretaría de Educación del distrito halló 194 instituciones de ese tipo, en las que se adelantan cierres y sanciones, para impedir que más personas se vean afectadas. Estudiar en una de esas instituciones acarrea numerosos costos y problemas para los estudiantes porque implicaría repetir los grados o programas cursados.

Estudiar en un establecimiento sin licencia de funcionamiento trae enormes costos y consecuencias, pues los certificados que expiden no tienen validez para acreditar los cursos realizados o títulos obtenidos, lo que implica repetir los grados o programas en instituciones acreditadas”, afirmó el director de Inspección y Vigilancia de la Secretaría de Educación, Hernán Trujillo.

Las personas que acceden a esas instituciones confiadas en poder cumplir con su educación o incrementar sus conocimientos, son víctimas de estafa y tras descubrir el engaño tienen que resignarse a perder el dinero o el tiempo para volver a iniciar el proceso formativo en otra institución.

“El Distrito les brinda a las familias todas las herramientas para que no terminen engañadas por quienes se presentan como si tuvieran la autorización legal para prestar el servicio público educativo. Son instituciones que roban dinero y sueños y nosotros estamos para prevenirlo”, señaló la secretaria de Educación, Edna Bonilla Sebá.

En ese sentido, la entidad encargada lanzó la campaña Estudia Legal, que busca adelantar los procesos sancionatorios contras los colegios ilegales que se hallaron en los últimos meses, cerrarlos e impedir que vuelvan a ofertar servicios educativos sin cumplir con los requisitos legales.

Así mismo, se brinda el servicio de capacitaciones para orientar a las personas que desean crear instituciones de educación, así como a la comunidad en general, para concientizar y enseñar la importancia de prestar servicios educativos con calidad y bajo las normas de ley.

“Invitamos a la ciudadanía a que denuncie los establecimientos que no cumplan con los requisitos para prestar el servicio educativo, ingresando a la plataforma de la Secretaría de Educación del distrito para realizar las respectivas consultas y poner en conocimiento la presunta irregularidad o queja al correo sedcontactenos@educacionbogota.gov.co o al teléfono 3241000, también pueden acercarse o comunicarse con las direcciones locales de educación respectiva donde funciona el establecimiento”, señaló el director de vigilancia.

Identificar un colegio privado u oficial es sencillo si se cuenta con conexión a internet. Para hacerlo, debe ingresar al Directorio Único de Establecimientos Educativos en Bogotá, le aparecerá un formulario que deberá llenar con la información del colegio o institución que desea verificar. Si es distrital debe seleccionar la opción “oficial” y si es privado “no oficial”.

Así mismo completar la clase de la institución, la localidad, el estado y el nombre o parte del mismo. El código DANE 12 no es necesario para encontrar la información, da buscar y aparecerá el registro con los datos del centro educativo, lo que le permitirá saber si está oficial y legalmente constituido.

Para quienes desean estudiar en instituciones de educación para el trabajo o el desarrollo humano, pueden verificar la legalidad de las mismas por medio del Sistema de Información para el Trabajo y el Desarrollo Humano, del Ministerio de Educación Nacional.

Los jardines y colegios tienen la obligación de publicar en un sitio visible los actos administrativos como licencia de funcionamiento o actos modificatorios para que los usuarios constaten la legalidad del servicio. La Secretaría de Educación recomienda verificar la institución, en caso de generar sospecha, antes de realizar el pago o formalizar la matrícula.

SEGUIR LEYENDO: