Ecopetrol denunció ataques a contratistas en Barrancabermeja en medio de un desalojo

20 pozos resultaron con afectaciones en medio del altercado. Todo se habría dado en medio de un desalojo de personas que habitan en territorios no aptos para la construcción de viviendas.

Ecopetrol
Ecopetrol

Un grupo de aproximadamente 200 personas, denunció Ecopetrol, estuvo impidiendo las labores de la petrolera en campo Llanito en el municipio de Barrancabermeja, en Santander. De acuerdo con lo que informó la compañía, y con lo que resaltaron medios de comunicación como Blu Radio y RCN Radio, se reportaron ataques violentos en contra de los contratistas que se encontraban allí. Los presuntos agresores llegaron al lugar a hostigar con quemar equipos y maquinaría de la zona, sin embargo, todo se habría dado, según versiones de la comunidad, en medio de un desalojo que adelantaba la empresa sobre algunas familias.

“(...) Arribaron intempestivamente a los sitios de trabajo, sacando a la fuerza a funcionarios de las empresas Braserv, Independence, Nabors y Mansel, al tiempo que amenazaron con quemar los equipos y la maquinaria que se encuentra en los lugares donde se registraron los hechos”, informó Ecopetrol.

Carlos Tobasia, gerente de operaciones y desarrollo De Mares, dio a conocer que la organización cuestiona estos comportamientos en contra del bienestar de los trabajadores y de los bienes materiales de su propiedad. “Ecopetrol rechaza los actos de violencia desplegados desde ayer contra los bienes públicos y personas que laboran en el campo de producción El Llanito, por presencia de personas motorizadas y encapuchadas que circulan por todo el territorio, inclusive arriba amenazando con quemar los equipos en el evento de no retirarse de los lugares”, precisó.

Entre los daños materiales que reportó Ecopetrol están los actos de vandalismo registrados sobre veinte pozos: quince de ellos fueron atacados con machete, directamente a sus acometidas eléctricas, y otros cinco pozos fueron apagados sin la autorización de la estatal petrolera.

“Durante la noche se presentaron actos de vandalismo que pusieron fuera de servicio más de 20 pozos con actos como machetazos a las redes públicas y apagado de pozos” puntualizó el gerente de operaciones y desarrollo De Mares que, además, recalcó que cerca de 300 trabajadores también se ven directamente afectados pues, en su mayoría, son oriundos de la zona, y no han podido continuar con las actividades programadas de perforación y mantenimiento a este tipo de estructuras.

Ecopetrol hizo un llamado a las autoridades competentes para que protejan los bienes públicos y garanticen la normalidad en la operación petrolera, a la que denominaron como “de utilidad pública”. Así mismo, solicitó adelantar las investigaciones necesarias para ubicar a los responsables de estas acciones ilegales.

“Los hechos vandálicos son un retaliación frente a las acciones realizadas por las autoridades para recuperar los predios La Reforma y Siberia, de propiedad del Distrito de Barrancabermeja y los predios Estación 3 Pozo Llanito 12 Subestación Eléctrica 341 y pozos Llanito 29 y Llanito 79, de propiedad de Ecopetrol, los cuales fueron invadidos de manera ilegal por más de 300 familias a inicios del mes de julio de 2021”, explicó la empresa.

Por su parte, Vanguardia, resaltó otra cara de lo acontecido. Los hechos se dieron por un desalojo que cumplió la Policía en terrenos de propiedad del Distrito y otros de Ecopetrol. El ESMAD llegó a la zona en horas de la mañana, y se enfrentaron con las personas a quienes se señalan como ‘invasores’ en un sector en el que está prohibido habitar.

“Hubo un choque con la comunidad, ya que la gente se ha tomado estos predios ante la falta de vivienda, ya que no hay un verdadero proyecto entre Ecopetrol y el Distrito que los favorezca”, señaló Jorge Fernández, líder de El Llanito. Ecopetrol, informó ese medio de comunicación local, ya había enviado una comunicación a dichas familias a desalojar los predios de manera voluntaria, pues no son territorios aptos para construir vivienda.

“Acá no respetaron que hay mujeres, niños y personas de la tercera edad, 350 familias de pescadores y estanqueros que necesitan de esa vivienda”, sostuvo Nidia Ávila, líder social de El Llanito, quien denunció presuntos abusos de poder por parte de la fuerza pública, en testimonios recogidos por Radio Nacional.

“Una visita realizada por funcionarios del Comité de Gestión del Riesgo encontró un elevado riesgo para la población por el carácter artesanal de las construcciones, el desorden urbanístico, la no estabilización del talud y el impacto ambiental causado por la deforestación”, indicó Ecopetrol que, explicó, que allí hay riesgo de una emergencia de tipo eléctrico, químico y/o natural.

“Aspiramos a que la comunidad tome la decisión de retirarse pacíficamente de los predios ocupados por los riesgos y peligros a los que están expuestos al encontrarse muy cerca de los activos que contienen petróleo y gas. Si esto no ocurre continuarán acciones legales, administrativas y policivas”, advirtió la empresa a inicios de este mes de julio.


Seguir leyendo: