Un exmilitar, un escolta y guerrilleros: los perfiles de los 10 capturados por los atentados contra Duque y la Brigada 30 en Norte de Santander

Alias ‘Capi’ y su padre participaron de los hechos y estarían buscando un acuerdo con la Fiscalía para lograr beneficios a la hora de recibir la condena.

Capitán del Ejército involucrado en atentado contra el presidente Duque y carro bomba en la Brigada 30, buscará acuerdo con la Fiscalía.
Capitán del Ejército involucrado en atentado contra el presidente Duque y carro bomba en la Brigada 30, buscará acuerdo con la Fiscalía.

Esta semana el Ministro de Defensa, Diego Molano y el fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, se refirieron a los dos atentados recientes contra la institucionalidad: el que fue contra el presidente Iván Duque y el de la Brigada 30 del Ejército, en Cúcuta. En sus declaraciones confirmaron que hay 10 capturados por los hechos y que algunos colaboraron en los dos actos criminales.

Entre ellos está alias el ‘Capi’, quien comandó el atentado contra la Brigada 30 del Ejército y, al parecer, entregó información a los tiradores para atacar el helicóptero del presidente Iván Duque el pasado 25 de junio en Sardinata (Norte de Santander).

Además, Andrés Medina, nombre de pila del presunto responsable, sería uno de los hombres de confianza de alias ‘Mechas’, cabecilla del frente 33 de las disidencias de las Farc, responsable de planear ambos atentados.

Entre los capturados que deja este caso también está alias Ciro’, cercano a ‘Jhon Mechas’, quienes también habrían participado en actos terroristas durante su paso por las disidencias del frente 33 de las Farc en el Catatumbo y la capital nortesantandereana en la que explotó el carro bomba. Ciro hizo parte de la Unidad Nacional de Protección (UNP) y habría sido parte de la logística adquiriendo elementos de comunicación y uniformes. Las autoridades confirmaron que él manejó la moto en la que huyó con Medina tras explotar la bomba en la Brigada 30, señaló Blu Radio.

El otro integrante es Édison Durán Ascanio aliasAscanio’, quien perteneció a las Farc y ahí estuvo como explosivista, por eso fue el encargado, asegura la emisora, de acondicionar el vehículo para el atentado del batallón y también habría disparado contra el helicóptero presidencial.

Quien hizo las compras del carro que explotó en la Brigada y de la moto en la que huyó Medina habría sido Joaquín Medina, alias ‘Juaquín’, quien es el padre de alias ‘Capi’. Su abogado, Luis Alberto Rodríguez, quien también representa a alias ‘Capi’, le dijo a El Tiempo que busca llegar a un preacuerdo con la Fiscalía, es decir, aceptar cargos para recibir beneficios como una posible rebaja de pena.

Por otro lado, está Fredy Esteban Maldonado, alias ‘Pancho’, que, reporta Blu Radio, hizo labores de inteligencia y sirvió de contacto entre el grupo terrorista y Andrés Medina.

La única mujer en el grupo es Geraldine Fiayo Torrado, alias ‘Geraldine’, quien también hace parte de las disidencias de las Farc y apoyó en labores logísticas. Jhon Freddy Lizarazo Rodríguez, alias ‘El Flaco’ habría sido el encargado de apoyar con creación de uniformes y brazaletes del Ejército.

Los otros nombres son el de Yeferson Román Gamboa, alias ‘Román’, que hizo actividades de microtráfico e inteligencia para el frente 33 de las disidencias; Vladimir Acosta Pérez, alias ‘Yimmy’, que hizo labores logísticas y Yeison Herminio Bernal Rincón, alias ‘Yeison’, que habría llevado a los francotiradores desde donde se disparó contra el Presidente, confirmó Blu.

Según el fiscal general, Francisco Barbosa se incautaron cinco vehículos e información de relevancia que permitió ubicar a las personas, capturarlas y llevarlas ante juez de garantías. Diego Molano agregó que los atentados se planearon desde Venezuela y dijo: “cómo el régimen de Maduro sigue albergando terrorismo desde donde se planean ataques a la institucionalidad”.

Barbosa especificó que en el atentado contra la Brigada 30, se conoció material probatorio que vincula al padre de ‘el Capi’ y a alias Ciro, quien hizo parte de la Unidad Nacional de Protección. A estas personas se les imputaron los delitos de terrorismo agravado, concierto para delinquir, daño en bien ajeno y fabricación o porte de armas de uso privativo de las fuerzas armadas.

Molano señaló que siguen trabajando para desarticular el frente 33 de las disidencias y que buscará que caiga todo el peso de la ley sobre los responsables. También se refirió al uniformado del Ejército implicado y dijo que eso no podría manchar la lealtad de “miles de integrantes de la fuerza pública”.

SIGA LEYENDO