Se incrementa el número de campesinos desplazados en Ituango, Antioquia

A pesar de que no se ha realizado un censo de la población desplazada al casco urbano de este municipio al norte de Antioquia, se estima que la cifra supera los 800 campesinos.

Cientos de familias campesinas que habitan en la zona rural de Ituango, norte de Antioquia, han llegado desplazadas desde el pasado 21 de julio al casco urbano de este municipio por la confrontación armada entre el frente 18 de las disidencias de las FARC y el grupo paramilitar del’ Clan del Golfo’.

Los grupos armados ilegales, que buscan el control territorial de este sector estratégico, han ocasionado el desplazamiento de más de 800 campesinos provenientes de las veredas de Santa Lucía, Quebrada del Medio, El Limón, Los Sauces, el Quindío y del corregimiento de El Cedral a través de amenazas de muerte y e incursiones armadas.

Según señaló la lideresa social Isabel Cristina Zuleta, quien compartió imágenes de la llegada de decenas de campesinos a Ituango en las últimas horas, la Alcaldía del municipio a “violado los derechos de las comunidades y no solo desatiende esta situación, sino que intenta ocultar la realidad”.

En ese sentido, algunos líderes comunitarios le aseguraron a El Espectador que no han recibido la ayuda necesaria por parte de las autoridades locales para acceder al casco urbano y que los desplazados que llegaron al municipio en la noche del jueves 22 no recibieron alimentación por parte de la alcaldía.

A su vez, las decenas de campesinos que han llegado en las últimas horas han tenido que desplazarse a pie durante varios kilómetros cargando sus pertenencia, debido a que las intensas lluvias que se han presentado en este sector ocasionaron derrumbes en las vías de acceso al casco urbano.

“En Ituango no sólo se padece desplazamiento forzado, miles de personas arrancadas de su vida cotidiana, además ahora aislados, sin posibilidad de que llegue alimentación, hay desabastecimiento de gas, crisis que era previsible pero que el Gobierno se niega a entender y atender”, aseveró Zuleta en su cuenta de Twitter donde compartió imágenes de los derrumbes.

Debido a esta situación, Zuleta propuso tres medidas que aliviarían este desplazamiento masivo que se sigue presentando en el municipio al norte de Antioquia, señalando que la Fiscalía “tiene que superar la impunidad sobre el delito de lesa humanidad de desplazamiento forzado”, judicializando a los responsables de estos hechos e impidiendo que se siga repitiendo.

A su vez, indicó que el Ministerio del Interior, la Alcaldía de Ituango y la Gobernación de Antioquia “tienen que responder por la vida, bienestar, bienes materiales, cosechas, animales y patrimonio familiar que con cada desplazamiento genera más pobreza en la población”.

Y por último, indicó que se deben abordar las causas estructurales de estos hechos que se han presentado durante los últimos meses, cuestionando los intereses que recaen sobre esta región y a los responsables que se encuentran detrás de estos grupos armados.

El pasado 21 de julio se conoció que 145 campesinos salieron desplazados de las veredas El Limón, Los Sauces, y Quebrada del Medio Ituango, en Antioquia, debido a las amenazas de grupos armados ilegales.

En total son 52 familias que llegaron a la cabecera municipal de Ituango y denunciaron que hombres del ‘Clan del Golfo’ o Autodefensas Gaitanistas llegaron hasta las veredas y los sacaron del predio.

Los pobladores dicen que se encuentran entre la espada y la pared por los combates entre paramilitares y disidencias de las Farc. Un líder campesino de la zona habló con Blu Radio y narró los momentos de terror que vivió debido a los enfrentamientos armados entre estas facciones.

SEGUIR LEYENDO

<br/>