Reacciones a la decisión de la Corte Suprema de declarar víctima a Deyanira Gómez en el caso Uribe

La Corte Suprema tumbó la decisión que había tomado el Tribunal Superior de Bogotá de revocar el estado de víctima a Deyanira Gómez en el proceso que se adelanta contra el expresidente.

La Corte Suprema de Justicia respaldó la tutela de Deyanira Gómez en la que pedía que se le reconocieran sus derechos fundamentales que, según ella, fueron vulnerados por el Tribunal Superior de Bogotá el pasado 28 de mayo, cuando revocó su estado de víctima dentro del proceso que se adelanta contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

El abogado de Gómez, Miguel Ángel del Río fue el encargado de presentar la acción judicial y de citar todos los hechos vinculantes a su calidad de víctima.

El alto tribunal acompañó los argumentos que presentó Del Río, en los que aseguró que Deyanira “fue objeto de persecuciones y amenazas, de manera extraña y sin motivo, fue despedida de la entidad donde laboraba (Coomeva) ejerciendo su profesión médica. La situación ameritó incluso orden judicial encaminada a que se le brinda protección a través de la UNP hasta que logró refugio con sus hijos en un país extranjero.

La decisión de la Corte Suprema volvió a sacudir el caso Uribe, que durante los últimos meses no ha podido avanzar en la justicia ordinaria. Políticos y generadores de opinión de las redes sociales mostraron su posición sobre si la exesposa de Juan Guillermo Monsalve tiene o no cabida en ese proceso judicial.

Uno de los primeros en reaccionar fue el mismo abogado de Gómez, quien trinó: “La Corte reconoce nuevamente a Deyanira Gómez como víctima. Vamos hasta el final para demostrar la responsabilidad penal del expresidente Álvaro Uribe Vélez. Felicitaciones Deyanira”.

El senador Iván Cepeda, quien también es víctima en el proceso contra Uribe, escribió: “Con la decisión que hoy toma la Corte Suprema de Justicia de reconocer a Deyanira Gómez en su condición de víctima en el proceso contra Uribe se honra sus derechos y se continúa avanzando hacia la justicia en este caso”.

Por otro lado, el senador del Centro Democrático Fernando Nicolás Araújo se mostró muy molesto por la decisión de la Corte Suprema. “Deyanira Gómez, es alias la Chiqui, de las FARC. Es la compañera de Juan Guillermo Monsalve, vinculado a secuestro, extorsión y narcotráfico. ¿Esas son víctimas? Víctimas los colombianos de las FARC, los paramilitares y el narcotráfico”, escribió.

Por su parte, el ganadero uribista José Félix Lafaurie aseguró: “Como víctima en proceso que se le adelanta al expresidente Álvaro Uribe Vélez por presunto fraude procesal y soborno fue reconocida la guerrillera Deyanira Gómez, exesposa del testigo Juan Guillermo Monsalve. La Corte abusa de su poder”.

El pasado 28 de mayo, el Tribunal Superior de Bogotá negó la calidad de víctima de Gómez argumentando que, “las persecuciones, hostigamientos, atentados y amenazas que supuestamente padeció Deyanira Gómez Sarmiento, pueden enmarcarse o constituir delitos distintos, no contemplados en la formulación de imputación, por lo cual no es dable valerse de ellos para aducir la condición de víctima dentro del presente proceso”, pero la Corte Suprema explicó que sí estaban ligados.

Por todo esto, el alto tribunal declaró procedente el amparo de derechos tras la tutela presentada en nombre de Deyanira Gómez Sarmiento y reafirmó su calidad de víctima en el proceso contra Álvaro Uribe Vélez por presunto fraude procesal y soborno a testigos en actuación procesal.

“En esas condiciones, la interpretación efectuada por la autoridad accionada de las normas que facultan la intervención de la víctima en el proceso penal, resulta contraria a los fines constitucionales que propenden por su protección, a la jurisprudencia elaborada sobre el particular y al imperativo de obrar en perspectiva de género según corresponde a los jueces, fiscales y demás funcionarios de la administración de justicia, quienes se hallan constitucionalmente obligados a investigar, sancionar, reparar y erradicar la violencia contra la mujer”, resaltó el tribunal.

SEGUIR LEYENDO: