Declaran culpable a Andrés Jaramillo, expresidente de Conalvías, por el ‘carrusel de la contratación’

El empresario participó en irregularidades relacionadas con la reparación de la malla vial de Bogotá y la Fase III de TransMilenio.

Andrés Jaramillo, expresidente de Conalvías. / Tomada del LinkedIn de Andrés Jaramillo
Andrés Jaramillo, expresidente de Conalvías. / Tomada del LinkedIn de Andrés Jaramillo

El juez segundo de conocimiento de Bogotá acaba de confirmar la condena el empresario Andrés Jaramillo, expresidente de Conalvías, tras hallarlo culpable de haber participado en los actos de corrupción que retrasaron las reparaciones de la malla vial capitalina, en el marco del escándalo del ‘carrusel de la contratación’, entre 2008 y 2010.

Según trascendió, el empresario fue acusado por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, y cohecho por dar u ofrecer en la licitación del contrato para el mencionado proyecto, por lo que la Fiscalía General de la Nación pide que se le castigue con una pena de 10 años y nueve meses de prisión.

Lo anterior, debido a que Jaramillo entregó $2.000 millones en coimas a los exconcejales Andrés Camacho Casado, Orlando Parada Díaz e Hipólito Moreno Gutiérrez, y a Iván Hernández Daza, exdirector de la Unidad de Mantenimiento Vial (UMV), quienes ya fueron condenados por el mismo escándalo, con el objetivo de quedarse con el contrato para reparar la malla vial de Bogotá en 2010.

De hecho, las pruebas entregadas por la Fiscalía indican que el expresidente de Conalvías entregó a Camacho una suma de $300 millones, a Moreno unos $535 millones, a Parada $944 millones y a Moreno otros $150 millones. Los tres primeros, además, habrían usado dichos montos para financiar sus siguientes campañas políticas.

En ese sentido, el fiscal Jaime Zetién, quien llevaba el caso, afirmó durante el proceso, hace más de dos años, que “en este mismo contrato olvidaron los principios de la selección objetiva y se adjudicó sin tener en cuenta las demás propuestas en el concurso para la adjudicación del contrato”. Así, el contrato 078 de 2010 quedó a nombre de la Unión Temporal Vías Patria, empresa de la que Jaramillo es socio.

De acuerdo con el reporte del ente investigador, dicha licitación tenía un costo inicial de $43.515 millones, pero maniobras de la empresa lograron que se hicieran dos adiciones, con lo que el valor final escaló hasta un monto de $65.482 millones.

Valga señalar que, este no es el único proceso que se ha adelantado en contra del empresario, que también está inmiscuido en irregularidades relacionadas con la contratación de la Fase III de TransMilenio, por esa misma época.

En materia de ese contrato está imputado por los cargos de peculado por apropiación agravado, contratos sin cumplimiento de requisitos legales y cohecho por dar u ofrecer, luego de que ofreciera el 6 % de los $35.118′891.945 que recibió por este al exalcalde Samuel Moreno, su hermano el exsenador Iván Moreno y a la exdirectora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) Liliana Pardo. Con esas coimas, logró imponer 78 modificaciones en la licitación pública del proyecto, que terminaron favoreciéndole.

Según cita el diario colombiano El Tiempo, en ese mismo proceso se le acusa de ser “consciente del incumplimiento del grupo Nule en la construcción de un tramo de la troncal de Transmilenio de la calle 26, y premeditadamente, constituyó el grupo Vías de Bogotá SAS, en el que Conalvías, empresa de la que era director, tenía una participación de 96 por ciento”.

La sentencia que lo declara culpable llega dos años y un mes después de que se terminara el juicio en su contra. Se da hasta ahora, tras una denuncia hecha por el diario El Espectador, que en abril pasado recordó que por ley, los jueces de la República tienen un máximo de dos horas para declarar si el acusado es o no inocente.

SEGUIR LEYENDO: