Andrés Parra relató cómo un “director” de casting lo hizo desnudar y lo tocó: “fui tan ingenuo”

El reconocido actor colombiano hizo un hilo en Twitter en el que contó de manera jocosa el acoso sexual que vivió cuando iniciaba su carrera actoral.

El actor Andrés Parra
El actor Andrés Parra

Este viernes 23 de julio, el reconocido actor colombiano Andrés Parra decidió contarle a sus seguidores de Twitter una historia de cuando empezaba apenas a construir su carrera actoral y tuvo que pasar por un incómodo momento durante un casting.

A través de un hilo por esa red social, el artista relató lo que para él en ese momento fue algo normal, pero que con el paso del tiempo se dio cuenta que fue muy ingenuo y en realidad se trató de un caso de acoso sexual.

“Como ustedes saben el teatro y las ganas de ser actor me corrieron por las venas desde siempre. Era mi sueño en la life. Desde los 11 años hice parte del grupo de teatro del colegio. Se llamaba grupo de teatro Camaleón y lo dirigía mi amada Patricia Llinás”, empezó Parra con su relato.

Contó que él lo único que quería en ese momento era ser actor, por lo que un día conoció a un amigo de un amigo que estaba relacionado con el medio televisivo y ya había actuado.

“Entonces el man me pregunta que si yo había hecho algún casting. Y juep&$&# yo re sano panas. No tenía puñeta idea de que coño era un casting. Yo era un gordito teatrero de 16 años”, detalló el actor.

Ese amigo le cuenta a Parra que conocía a un “director” de casting y que le podía sacar una cita con él para que pudiera salir en televisión. “Y yo en la re ingenuidad, todo emocionado. ¡Listo marik de una! ¡Yo voy! ¿Qué hay que hacer?”.

La cita finalmente quedó para las 6:30 p. m. en una casa ubicada por la zona del Virrey cerca a la 85, al norte de Bogotá. Cuenta que llegó del colegio, se cambió el uniforme y tomó un bus para llegar a la dirección que le habían compartido.

“Yo de ida por todo nerviosito. Qué me tocará hacer. Será que me tocará declamar algo, un poema, hacer de loco, que tendré que actuar”, contó Parra.

Una vez llegó a la casa, le abrió un hombre de unos 25 años, que le dijo que pasara. “Bueno, yo entré, la vaina, tales, había como una oficina así como play, con muebles modernos, de colores, una mesa, todo muy a la moda. Entonces el man saca una hoja y me dice que por favor le llene ahí mis datos”, escribió.

El actor llenó el formulario y mencionó que el hombre que lo recibió se quedó sentado esperando a que él terminara de escribir. Y empieza lo extraño de la escena. “Me paré, normal y el man déjame ver… Ok… Da una vuelta, tin, ajá, muy bien… Y va y me dice: Quítate la camiseta. Y yo por dentro que oso, porque a mi me daban mucha pena las tetas que tenía de gordito”, relató el artista.

Luego de que se quitara la camisa aseguró que el sujeto le dijo “quítate todo”, y él lo hizo. “Yo marik sin mente! Pensé, si ya me vió las tetas pues vale guevo que me vea el pipí. Fíjense lo que es la relación de uno con el cuerpo”, aseguró.

Parra comentó que al final la escena era de él, desnudo, de noche, solo en la casa de un hombre que lo hizo desnudar. “Me hacía dar vueltas, y de pronto me tocó las nalgas señalando con el dedo y me dijo sí, aquí tienes unas estrías”, aseguró el actor.

“Era incómodo pero yo como que juraba que para ser actor pues esto era lo que había que hacer”, detalló Parra.

También señaló que mientras estaba desnudo, el hombre le pasaba la mano por las piernas y la espalda, pero que en un momento le dijo que se vistiera. “Y aquí viene lo más HP del cuento, yo me visto, me siento y en esas el man se pasa para el sofá donde yo estoy, se me arrima y me dice: ¿Andrés y tu eres de… Ambiente?”.

En medio de su ingenuidad, él respondió que sí, que le gustaban las fiestas. A lo que el “director” le dijo que lo que él preguntaba es que si era gay, a lo que Parra le dijo que no.

“Entonces me dijo como que había habido una confusión o algo así, se levantó, me señaló la puerta y me dijo que listo, que estuviera pendiente cualquier cosa”, indicó el actor.

El relato de Parra concluye con una reflexión que se dio años después: “Yo fui tan ingenuo que de verdad llegué a mi casa normal, de verdad, o sea realmente solo pensaba en que ese man me había visto las tetas”.

SEGUIR LEYENDO: