González Llorente, los hermanos Morales y hasta Napoleón: datos históricos del grito de independencia en Colombia

Este 20 de julio Colombia cumple 211 años del que fue el primer paso para lograr su independencia. Aquí, un contexto de lo que ocurría en 1810.

FOTO DE ARCHIVO. Una mujer onda una bandera colombiana desde una ventana de un edificio en Bogotá, en medio de protestas contra la pobreza y la brutalidad policial, exacerbadas por la pandemia de coronavirus. Mayo 4, 2021. REUTERS/Nathalia Angarita
FOTO DE ARCHIVO. Una mujer onda una bandera colombiana desde una ventana de un edificio en Bogotá, en medio de protestas contra la pobreza y la brutalidad policial, exacerbadas por la pandemia de coronavirus. Mayo 4, 2021. REUTERS/Nathalia Angarita

El 20 de julio, en medio de un cese del tercer pico de la pandemia y una convulsa realidad social, Colombia celebra 211 años del grito de independencia. Infobae Colombia recopila algunos datos históricos en los que, además de los hermanos Morales y José González Llorente, incluso tuvo qué ver Napoleón.

Napoleón tuvo qué ver

Uno de las factores clave en el grito de independencia del 20 de julio de 1810 fue la invasión de Napoleón Bonaparte a España, dos años antes (1808).

Que desde 1808 y hasta 1813 Napoleón haya designado a su hermano José como rey de España, además de la creación Estatuto de Bayona, en el que se reconocía la autonomía de las provincias americanas de la corona, posibilitó la emancipación en el ‘nuevo continente.

La oligarquía criolla de la Nueva Granada vio la oportunidad de desligarse de la Monarquía, antes en cabeza de Fernando VII, y obtener mayor participación en la política. La llegada de Bonaparte al trono en España trajo consigo el descuido de las colonias en América del sur, que fue aprovechado por quienes ansiaban poder e independencia.

González, el dueño del florero

El grito de independencia no fue algo esporádico, sino planeado con minucia. Los hermanos Morales, con la excusa de adornar la mesa en la que tenían preparado un banquete para el oficial de marina Antonio Villavicencio, quien visitaba a Bogotá, pidieron un florero a José González Llorente. Ellos presuponían, porque lo conocían, que no se los iba a prestar. Y ese era el objetivo, que no se los prestara.

Como era día de plaza, los hermanos de ascendencia española pero nacidos en América, aprovecharon que González Llorente se rehusó a prestarles el florero para hacer evidente el malestar que les generaba el trato de los españoles hacia los criollos como ellos. José María Carbonell también hizo parte del plan: fue el encargado de alentar al pueblo para que protestara. Desde ese entonces y hasta 1819 comenzó un proceso para consolidar la república

La Bogotá Independentista

En 1810 Bogotá tenía 195 manzanas, de las cuales un 60 % eran huertas y pastizales, mientras que el restante estaba integrado por edificios residenciales, administrativos y religiosos. En ese entonces, la capital tenía cerca de 27.000 habitantes que vivían entre las calles 3.ª y la 24, de la carrera 2.ª a la 13.

El primer municipio en romper oficialmente sus vínculos con España, si bien en 1810 varias poblaciones de Colombia declararon su independencia, fue Mompox (Bolívar): a diferencia de los demás, dejó de reconocer a Fernando VII con el lema de vencer o morir.

Y la Batalla de Boyacá, otro suceso histórico

Si bien con el suceso del florero de González Llorente comenzó el proceso independentista rumbo a la estructuración de la república, con la Batalla de Boyacá (7 de agosto de 1819) se consolidó. En ese entonces, una vez liberada del dominio de Napoleón, España buscó recuperar el terreno perdido en sus colonias, pero no lo logró. De ahí que ambos sucesos sean representativos de Colombia.

El 7 de agosto de 1819, luego de 78 días de la campaña, el Ejército Libertador de la Nueva Granada, comandado por Simón Bolívar, se rindió la Tercera División del Ejército Expedicionario de Costa Firme (España), en cabeza el brigadier José María Barreiro. Sucedió en las inmediaciones de Tunja (Boyacá).

SEGUIR LEYENDO: