Caño Cristales reabre para el turismo: así se podrá disfrutar del río más colorido del mundo

Duró un periodo de 18 meses cerrado como consecuencia de la pandemia.

(@bitacora_col)
(@bitacora_col)

Caño Cristales, reconocido mundialmente como el río más hermoso y colorido del mundo, reabre sus puertas a propios y visitantes tras permanecer cerrado durante 18 meses como consecuencia de la pandemia. El anuncio lo hizo el gobernador Juan Guillermo Zuluaga, en compañía de la viceministra de Turismo, el alcalde de La Macarena, los directores de Cormacarena, de Parques Nacionales, y un representante de los operadores turísticos del municipio de La Macarena, ya que el Meta se quiere consolidar como el primer departamento para el turismo de naturaleza.

“En el Meta tenemos un lugar único en el planeta. Caño Cristales, el río más hermoso del mundo, reabre sus puertas. El encanto y la hospitalidad de mis paisanos de esta reserva natural en La Macarena están listos para recibirlos cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad”, señaló en Gobernador.

La Serranía de la Macarena, ubicada al oriente de Colombia, donde se encuentra Caño Cristal, es considerada como una de las zonas más ricas en diversidad de especies que se encuentran en esta extensa región, según National Geographic. Pues se estima que contiene el 25% de los bosques tropicales y el 15% del agua dulce del planeta. En este espacio la comunidad que esta conformada por 650 familias presta sus servicios turísticos asociados en 16 corporaciones y pretenden romper con el ciclo de explotación en la zona que puede ser un riesgo para la riqueza del territorio.

“Históricamente, nosotros hemos vivido de la agricultura y de la ganadería. Después llegaron los hidrocarburos. Y lo que queremos es que, cuando no estén los hidrocarburos, complementemos nuestra economía con el turismo. Es una ventana de oportunidades extraordinaria para nosotros, porque tenemos un departamento por descubrir”, comentó Zuluaga en entrevista con Revista Semana.

El colorido río se cerró durante un largo periodo debido a la pandemia, por lo que ahora que se volvió abrir para el público se implementaron las normas necesarias como el numero limitado de turistas por viaje, las normas de bioseguridad como el lavado de manos y el uso de tapabocas.

“En esta época donde aún convivimos con la pandemia, el turismo de naturaleza es una gran posibilidad y tenemos las condiciones necesarias para recibirlos, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad y sin aglomeraciones. Nuestra gente alegre y amable los espera”, manifestó el mandatario del Meta.

Además de las nuevas medidas para evitar la propagación del covid-19, en la zona es importante que las personas interesadas en conocer este espacio tengan en cuenta las siguientes recomendaciones: llevar ropa cómoda (preferiblemente manga larga y sudadera); no se permite bloqueador solar, repelente, ni ninguna clase de químicos que pueda contaminar el agua; no se permite fumar en el parque; no se debe consumir agua de Caño Cristales; y no se permite el ingreso de ningún tipo de plástico, se recomienda llevar un “bottle bag”.

Por otro lado, pese a que es un lugar muy atractivo, algunas personas temen por su seguridad debido a que la zona tuvo presencia de grupos armados, por lo que las entidades y autoridades locales han tomado las medidas correspondientes y se han desplegado fuerza pública para garantizar, tanto a los habitantes como a los visitantes, una buena experiencia.

Todo este recorrido está protegido por las capacidades de nuestra fuerza pública: Ejército, Policía, Armada y Fuerza Aérea para garantizar el control territorial. Garantizando la seguridad, no solo de los pobladores, sino de los turistas. Esa es la principal estrategia para que sea atractivo el turismo: garantizar la seguridad”, comentó el mandatario.


SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR