Economía circular en las regiones, la apuesta del Ministerio de Ambiente para una producción sostenible

A través de 22 mesas regionales instaladas en diferentes regiones del país se comparten experiencias y se idean estrategias para minimizar los impactos en el medio ambiente.

Vista de una planta de reciclaje de botellas de plástico. EFE/ARMANDO VARELA/Archivo
Vista de una planta de reciclaje de botellas de plástico. EFE/ARMANDO VARELA/Archivo

Con la intención de avanzar en la implementación de La Estrategia Nacional de Economía Circular en Colombia como una alternativa de producción que contempla la conservación, el Ministerio de Ambiente anunció este jueves que se encuentra convocando las 22 mesas regionales conformadas para este propósito.

Estos espacios de participación, que buscan impulsar el tránsito hacia un nuevo modelo de desarrollo económico, social y ambiental, son liderados por instituciones públicas y privadas, la academia y las corporaciones que comparten sus experiencias para el desarrollo e implementación de proyectos encaminados a impactar de manera positiva el medio ambiente.

“Estos son espacios claves en los cuales el Gobierno nacional, el sector privado, la institucionalidad, los gremios, así como las Corporaciones Autónomas Regionales, las alcaldías y demás autoridades se reúnen para retroalimentarse y compartir experiencias que permitan crear nuevos emprendimientos, nuevas formas de entender la economía circular”, indicó la directora de Asuntos Ambientales, Sectorial y Urbana de la cartera de Ambiente, Andrea Corzo.

Este equipo estuvo en Cartagena y Barranquilla el 8 y 9 de julio en una reunión con los integrantes de las mesas de los departamentos de Bolívar y Atlántico, en la que se compartieron las experiencias que buscan contribuir a un modelo amigable con los ecosistemas y recursos del país.

Dentro de las iniciativas planteadas en estos escenarios se encuentran geoparques para tratar temas de reciclaje, biomasa, la gestión de residuos, energía a través de la biomasa, mobiliario a partir de madera reciclada, generación de mobiliario a partir de plástico reciclado, festivales en los que se promueva la sostenibilidad con alimentos orgánicos, turismo y hasta aplicaciones que suman dinero para intercambiarlo por elementos reciclados.

Ahora lo que es un desecho para una empresa es un nuevo insumo para otra; esto genera circularidad, sostenibilidad y menor impacto en el medio ambiente, lo que permite un desarrollo más amable con la naturaleza en todas las regiones del país”, señaló Andrea Corzo.

De igual manera, señaló que la economía circular es una oportunidad para el país de crecimiento empresarial porque renueva la idea lineal de consumidor y desecho, planteando una nueva alternativa de consumo sostenible que disminuye los impactos en el medio ambiente.

La intención del ministerio es conformar un portafolio con las experiencias e iniciativas propuestas en estos espacios, debido a que muchos emprendimientos nacientes en el país están utilizando esta estrategia para constituirse, darle un nuevo valor a las cadenas de productos y servicios y generar nuevas oportunidades de trabajo.

Son 22 las Mesas Regionales de Economía Circular que se han conformado en diferentes partes del territorio nacional: Bogotá-Cundinamarca, Santander, Norte de Santander, Córdoba, San Andrés, Bolívar, La Guajira, Boyacá, Magdalena, Atlántico, Amazonas, Caldas, Risaralda, Quindío, Valle del Cauca, Buenaventura, Cesar, Meta, Nariño, Sucre, Cauca y Putumayo. En proceso de conformación están las de Antioquia, Casanare, Chocó, Huila y Tolima”, concluyó la cartera.

Compra de bolsas plásticas en puntos de venta se redujo cerca de un 70 % en Colombia, según MinAmbiente

Cada 3 de julio se celebra en el mundo el Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico. El objetivo de tener una fecha especial es concientizar a la humanidad sobre la importancia de reducir la utilización de estos productos, además de fomentar su consumo responsable y generar conciencia ambiental en la población con el fin de causarle a la naturaleza el menor impacto posible.

Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cada año en el mundo son utilizadas cerca de 500 mil millones de bolsas de plástico, las cuales terminan siendo vertidas en los océanos y causando la muerte de alrededor de un millón de aves y 100.000 mamíferos marinos.

Así mismo, de acuerdo con investigaciones de la Universidad de Georgia publicadas en 2019 en la revista Science, de 8.300 millones de toneladas de bolsas, sólo el 9 % ha sido reciclado, el 12 % fue incinerado y el 79 % se encuentra acumulándose en vertederos o en el medio ambiente.

SEGUIR LEYENDO

<br/>

TE PUEDE INTERESAR