Por ‘tibieza’ y ‘falta de postura’ de la Alcaldía de Claudia López, renuncia director de derechos humanos

Andrés Idárraga Franco dijo que su retiro de la administración se motivó más al leer el informe entregado a la CIDH donde, según el exfuncionario, se resaltaron más los daños a la infraestructura que las denuncias a las violaciones de derechos humanos por parte de la Policía.

Andrés Idárraga Franco



Foto: Alcaldía de Bogotá
Andrés Idárraga Franco Foto: Alcaldía de Bogotá

El director de derechos humanos de la Alcaldía de Bogotá, Andrés Idárraga, publicó este martes en la mañana su carta de renuncia y las razones que lo llevan a apartarse de su cargo. El funcionario detalló que lo hace por “falta de postura ante las violaciones de los DD. HH en la ciudad” y por una presunta ambigüedad en el informe que la alcaldesa, Claudia López, presentó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En la misiva dirigida al secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, Idárraga señala que esta dependencia está “en mora de asumir una postura clara, vehemente y pública con los métodos de la Policía en la ciudad, no solo los que se han causado en el marco del ejercicio del derecho a la protesta, sino también fuera de ella”. El ahora exfuncionario dice que la Alcaldía debe ser garante de los DD.HH y denuncia que la Policía se ha insubordinado y cometido agresiones sistemáticas.

Agregó que “la tibieza ante el abuso policial puede seguir costando vidas” y señaló que la Alcaldía de Claudia López no ha buscado alternativas para detener el abuso policial “más allá de conversaciones a puerta cerrada”.

Idárraga denunció también que le hayan reducido a la mitad el equipo de la Dirección de Derechos Humanos “en un momento donde la agenda distrital y nacional gira en torno a la garantía de los DD.HH”. Esto lo calificó de ‘incongruente’. “La falta de compresión de la importancia de las instancia distritales llevaron a subestimar y desestimar espacios como el Comité Distrital de Derechos Humanos, el Comité contra la Trata de Personas, a los que usted ni la alcaldesa han asistido desde que inició el Gobierno”.

El informe a la CIDH

El exfuncionario señaló que en dicho documento que también llegó a Naciones Unidas se resaltaron más los daños a la infraestructura pública que a las violaciones a los derechos humanos, lo que “solo deja ver la ausencia en el enfoque de derechos que tiene la Administración Distrital”.

“Con el contenido de este informe perdí la esperanza de evidenciar un compromiso de la Alcaldía frente a los derechos humanos. Fue mayor la expectativa generada que la contundencia y la claridad del mismo: un informe presentado en el rol de ‘relatores’ de una variedad de hechos, sin asumir siquiera críticamente la lectura de la situación ni mucho menos adoptar un mínimo de decisiones”.

También declara que en dicho documento se habla de ‘fallas del servicio’ o ‘incidentes de atención’ cuando se refieren a denuncias por violaciones a los derechos humanos. Según él, solo incluyeron tres páginas escritas por la Dirección a la que dimite. “Es más grave que los policías agredan a funcionarios del Gobierno Distrital plenamente identificados y, más grave aún los atentados a la población civil causándoles la muerte o lesiones físicas de por vida. Esto último sí es propio de un informe de derechos humanos”, aseveró.

Por estas y otras razones expuestas en la carta de tres páginas “mi talante resulta incompatible con el nuevo enfoque propuesto para la Dirección, donde se espera un rol más administrativo ejercido desde el escritorio y no desde el territorio”. Dijo que esperaba que la Alcaldía recupere un ‘mejor’ rumbo en su gestión y citó a la misma alcaldesa cuando dijo que “Bogotá no votó para que la ciudad cambie en los próximos cuatro años, sino para que esta generación a a toda nuestra sociedad”.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez le deseó éxitos a Idárraga y dijo que su trabajo fue “vital para sacar adelante todas las iniciativas de protección a la vida y a los derechos de los bogotanos”.

SIGA LEYENDO