Caso Dilan Cruz: lo que viene en la investigación contra el agente Manuel Cubillos del Esmad

El caso llega a la Fiscalía General de la Nación que deberá determinar la responsabilidad del policía.

Dilan Cruz.
Dilan Cruz.

Este viernes la Corte Constitucional envió el caso de Dilan Cruz, el joven asesinado el 23 de noviembre de 2019 en las protestas del paro nacional, a la justicia ordinaria tras haber estado en la justicia penal militar. Eso quiere decir que la Fiscalía General de la Nación se encargará de ahora en adelante de investigar y adelantar juicio contra el responsable.

El proceso que pasó a la justicia ordinaria es el que se adelanta contra el capitán de la Policía Nacional y agente del Esmad, Manuel Cubillos Rodríguez, señalado de haber apuntado y disparado una bean bag (bolsa con esferas de plomo) contra Dilan en el centro de Bogotá. Ahora el despacho encargado será la Fiscalía 298 Seccional de la Unidad de Vida de Bogotá, según ordenó la Corte. El caso lo tenía el Juzgado 189 de Instrucción Penal Militar.

El material probatorio y las investigaciones adelantadas por dicha jurisprudencia serán tenidas en cuenta en la Fiscalía. Por su parte, el abogado Abelardo de la Espriella, abogado representante de Cubillos, señaló que una ‘tutelatón’ generó el cambio a la Fiscalía. “Allí, como en cualquier otro escenario, demostraré con pruebas la inocencia del servidor que actuó siempre bajo el amparo de la ley”, dijo en Twitter De la Espriella.

La Corte indicó que el fuero penal militar “solo procede para delitos cometidos por miembros de la Fuerza Pública en servicio activo y en relación con el mismo servicio”, por lo que debe encontrarse el vínculo directo, próximo e inmediato de origen, entre la actividad del servicio y el delito. El alto tribunal dijo que las pruebas aportadas por la Policía no evidencian con “la nitidez requerida” que la reacción del Esmad, en ese caso, haya sido emprendida para contrarrestar una manifestación que había adquirido carácter violento.

Una bolsa como esta se alojó en la cabeza de Dilan Cruz.
Una bolsa como esta se alojó en la cabeza de Dilan Cruz.

Además, señaló que existen suficientes elementos de juicio que llevan a considerar que en la muerte de Dilan hubo algún uso desproporcionado y excesivo de la fuerza al tratar de controlar una protesta pacífica, por eso la muerte del joven se configura bajo el concepto prima facie como violación a los derechos humanos. Es decir, que se podría considerar como tal en principio.

El caso de Dilan en la justicia penal militar ha tenido varios retrasos debido a acciones de tutela que ha emprendido el defensor de Cubillos quien ha pedido practicar más pruebas, lo que ha dejado el proceso en la etapa de recaudación del material. Por ahora Cubillos tiene también una investigación disciplinaria en la Procuraduría que intentó tumbar por presunta vulneración de derechos, pero el Tribunal de Bogotá negó la acción de tutela.

La llegada del caso a la Fiscalía fue celebrada por la familia de Dilan Cruz, que aseguró que aún falta camino para que se haga justicia por lo que pasó con el joven estudiante en medio de la manifestaciones del 23 de noviembre de 2019.

Su hermana, Denis Cruz, fue quien reaccionó a este giro que se da en el proceso que ya lleva cerca de dos años. “Esta es una decisión que hemos estado buscando desde diciembre del 2019, cuando la justicia colombiana remitió el caso a la mal llamada Justicia Penal Militar. Desde entonces, como familia hemos tenidos que pasar por múltiples obstáculos para llegar a esta decisión”, dijo la joven.

Así mismo, contó que fueron varias instancias las que le cerraron las puertas como familia, “que no se nos escuchó, mientras tanto se permitía que el proceso siguiera su curso ante una justicia que se basa en la idea de que policías juzguen a otros policías, es decir a sus propios colegas, y que las víctimas creamos que esa justicia es parcial”.

SIGA LEYENDO