Estudio revela que el 47% de los estudiantes de educación superior consideran terminar sus estudios de manera remota

Una encuesta realizada a más de 1.000 universitarios en Colombia, reveló que, a pesar de querer regresar a las aulas de clase, los jóvenes han ido adoptando y popularizando los programas híbridos, es decir, la modalidad semipresencial.

Universitaria durante clase en línea. Imagen de referencia.
Universitaria durante clase en línea. Imagen de referencia.

Según un estudio realizado por la compañía EY Parthenon, reveló que los jóvenes universitarios contemplan terminar los estudios de este semestre en la comodidad de sus hogares; sin embargo, evidenció que el 28% de los mil estudiantes encuestados consideran que la calidad del material educativo ha disminuido y un 26% cree que las clases se volvieron más difíciles.

En este estudio, también se realizó una encuenta a más de 1.600 padres de familia de estudiantes de educación primaria y secundaria, quienes el 35% afirmaron no estar satisfechos con esta modalidad, en la que ya llevan más de un año, por efectos de la pandemia y la alza de contagios de covid-19.

De acuerdo con el informe realizado en Colombia, México y Perú, este reflejó que “el 36% de los padres colombianos consideran mejor la experiencia de aprendizaje de las clases presenciales; mientras que, el 35% considera que dicha experiencia es peor para los niños y jóvenes de niveles de educación básica y secundaria.“

En cuanto al panorama de los estudiante de educación superior la encuesta mostró que “solo el 6% de los estudiantes de educación superior se sienten a gusto con la educación online, a pesar de los esfuerzos y las mejoras realizadas por las universidades, durante este periodo.”

Ante los resultados, Juan Felipe Arango, Líder de EY Parthenon en Colombia, informó que: En Colombia entre el 30% y el 47% de los estudiantes de educación superior consideran terminar sus estudios de manera remota, en comparación con el 6% y el 11% de los estudiantes que tenían en cuenta esta posibilidad antes de que comenzara la pandemia.

El estudio de EY Parthenon demuestra que la falta de interacción entre los alumnos en el entorno virtual es una de las principales preocupaciones, pues el 79% dice tener dificultad para prestar atención durante la clase, el 54% de los encuestados considera que la relación con los compañeros de clase ha empeorado, el 49% que las destrezas de trabajo en equipo se han deteriorado y el 46% que las habilidades sociales están poco desarrolladas.

Opinión de los estudiantes en cuanto a la innovación de las instituciones con la metodología virtual

Según el estudio, la mayoría de los profesores aún no ha adaptado su material didáctico a los cursos en línea, lo que hace más difícil que los alumnos se interesen por las clases y presten atención. Otros aspectos, como el trabajo en equipo y la interacción con los profesores y compañeros no se han podido alcanzar a través de las plataformas digitales; un 59% dice que en la educación virtual hay menos interacción con los estudiantes y un 50% que hay menor interacción con los profesores.

Con respecto a las plataformas que han adoptado las universidades y colegios, entre las más utilizadas en Colombia están: Zoom, con un 42%; Blackboard, con el 27%; Microsoft Teams, el 10%; Google Classroom, también el 10% y otras con el 11%. En el caso puntual de Colombia, Zoom es la más utilizada tanto por profesores, como por estudiantes.

Otra importante vertiente del asunto abordado por la encuesta fue el precio de pensiones y costo del semestre frente a la nueva modalidad de estudio, la cual según Arango, líder de la compañía que hizo el estudio en Colombia, reveló que: “el 87% de los estudiantes no está de acuerdo con el hecho de pagar el mismo valor de la matrícula y de pensión por los cursos en línea que por los presenciales.”

Sin embargo, un 65% de los estudiantes encuestados considera que los programas en línea podrían tener costos similares a los de los programas presenciales, solo si ofrecieran determinados beneficios adicionales a los actuales, tales como: servicios de bienestar con psicólogos o nutriólogos, cursos en línea en el extranjero, más apoyo en la búsqueda de empleo, plataformas de ejercicio, mejores profesores y cursos bilingües.

En cuanto al acceso a internet de banda ancha en el hogar, este aumentó, encontrando que el 97% de los estudiantes inscritos en universidades privadas dispone de conexión a internet y el 83% de estudiantes de universidades públicas. No obstante, la brecha ha disminuido en comparación con el año pasado, en el cual los porcentajes eran 88% y 69% respectivamente. Así mismo, y dada la situación de los estudiantes de educación básica y media, el 46% de sus familias contrataron o mejoraron su servicio de internet.

SEGUIR LEYENDO