MinVivienda aseguró que por el paro nacional se afectó la construcción de las casas en el archipiélago San Andrés

Ante las críticas por la lentitud de la edificación de los hogares de los habitantes de las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, el ministerio entregó sus argumentos y resultados de su gestión en la zona.

De las 1.134 viviendas que inicialmente se iban a construir desde cero, no hay certeza de cuántas se van a edificar finalmente en la isla. Foto: MinVivienda.
De las 1.134 viviendas que inicialmente se iban a construir desde cero, no hay certeza de cuántas se van a edificar finalmente en la isla. Foto: MinVivienda.

Desde hace unos días, han sido cada vez más frecuentes las críticas que se han generado en torno al retraso de la reconstrucción de las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina después de ser golpeadas por el huracán Iota en noviembre del año pasado.

A finales de 2020 el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, anunció que iniciaban la reconstrucción del archipiélago con la instalación de los techos, la reparación de 877 casas y la construcción de 1.134 viviendas nuevas para la población, sobre todo en Providencia, que sufrió daños en más del 90 % de su infraestructura.

El plan del Gobierno nacional era que la reconstrucción tardaría no más de 100 días, y este es el momento en el que hay familias que siguen viviendo en carpas y sin agua potable en Providencia.

Ante las críticas, Susana Correa, directora del Departamento de Prosperidad Social y gerente General para la Atención y Reconstrucción del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, habló en la mañana del pasado 9 de junio en entrevista con W Radio, reconociendo que el proceso está efectivamente retrasado.

Uno de los primeros problemas admitidos por la funcionaria tiene que ver con las viviendas, pues de las 1.134 que se propone construir el Gobierno nacional, solo se han levantado dos, mientras que 39 más están en ejecución. Adicionalmente, reportó que en este momento se cuenta sólo con material para otras 69 y una lista de espera de 129 lotes para demolición.

Para seguir respondiendo a los interrogantes, este jueves el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, se refirió al tema y según informó RCN Radio dijo que el paro nacional afectó la disponibilidad de materiales, no solo para la construcción de viviendas en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, sino par todo el sector de la construcción en el país.

“Vemos mayor limitación, como ocurre en toda Colombia, con el acero. Este mes de paro ha sido difícil para nosotros. De 2.300 obras que hay a nivel nacional, 1.700 presentan afectación por los materiales y esta no es la excepción (refiriéndose a la isla de San Andrés)”, precisó.

Así mismo, añadió que, “la meta es que podamos, en el transcurso del próximo mes, llegar a 80 viviendas terminadas para cumplir con el cronograma trazado”. Susana Correa también explicó que de las 1.134 viviendas, salieron 288 (sin mencionar las razones), 150 familias decidieron que sus viviendas fueran reparadas y hasta el momento, dos han sido construidas.

(Colprensa - Efraín Herrera - SIG)
(Colprensa - Efraín Herrera - SIG)

Con toda esta polémica, el ministerio emitió hoy un comunicado asegurando que más de 500 familias se han beneficiado con las casas reconstruidas en Providencia.

“En cuanto a la reconstrucción estructural, se ha adelantado la intervención de más 500 viviendas. Las familias beneficiarias disfrutan de sus viviendas mejoradas y muchas de ellas afirman que sus viviendas están en mejores condiciones que antes del huracán. Así, estas reparaciones abarcaron la reconstrucción de muros, cubiertas, entre otras estructuras”, explicó la entidad.

Igualmente, aseguraron que se repararon las barandas, las puertas y las ventanas. Además, las redes eléctricas e hidrosanitarias fueron intervenidas y las fachadas renovadas y pintadas.

Correa Borrero, gerente para la Atención y Reconstrucción de la Isla manifestó que, “Hemos adelantado el proceso de reconstrucción de viviendas en Providencia, con el acompañamiento y participación activa de los habitantes de la isla, y sorteado y superado las dificultades y limitaciones logísticas que encontramos”.

Así mismo, el ministro Malagón aseguró que, “El proceso ha sido complejo por múltiples circunstancias; sin embargo, reconocemos y exaltamos el trabajo articulado entre el Gobierno nacional, las autoridades locales y la comunidad para garantizar que la reconstrucción de Providencia se logre bajo criterios de equidad, solidaridad y dignidad”.

Dijo que aunque se han intervenido más de 500 viviendas en la isla, entienden que es necesario acelerar la construcción de nuevas viviendas “manteniendo los estándares de calidad y efectividad”, enfatizó.

Finalmente, sobre la construcción de viviendas nuevas, el Ministerio de Vivienda aseguró en su comunicado que ya se han realizado 140 demoliciones; “así mismo, se ubicaron los lotes para las nuevas estructuras y se concertaron con las comunidades las 4 tipologías de vivienda en Providencia”.

Concluyen afirmando que este proceso tomará tiempo para su ejecución debido a la complejidad de la obra, toda vez que las viviendas deben resistir vientos de mínimo 250Km/h, contar con estructuras palafíticas, y armonizar con el paisaje y patrimonio cultural de la isla.

SEGUIR LEYENDO: