El día que Nairo Quintana perdió el Giro de Italia en la última etapa contra Tom Dumoulin

En el 2017 Nairo llegó con 53 segundos de ventaja a la etapa final y no le alcanzaron para mantener la ‘maglia rosa’.

Nairo Quintana, Tom Dumoulin y Vincenzo Nibali, el podio del Giro de Italia 2017. AFP PHOTO / Luk BENIES
Nairo Quintana, Tom Dumoulin y Vincenzo Nibali, el podio del Giro de Italia 2017. AFP PHOTO / Luk BENIES

Egan Bernal está cerca de convertirse en el segundo colombiano en ganar el Giro de Italia en sus 104 años de historia. El primero fue Nairo Quintana, en el 2014, con el Movistar Team; en ese entonces también firmó una buena actuación Rigoberto Urán, quien escoltó al nacido en Cómbita como subcampeón de la carrera rosa.

Luego del 2014 los ‘escarabajos’ tuvieron más oportunidades para ocupar el primer lugar en el podio, pero en las últimas etapas el tan anhelado título de una de las tres grandes vueltas del ciclismo mundial se les escapó de las manos. Le pasó al bogotano Esteban Chaves en la edición de 2016, quien perdió la maglia rosa en la penúltima jornada con Vincenzo Nibali, uno de los mejores pedalistas de todos los tiempos, ganador del Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España.

También le ocurrió al ‘cóndor’ Nairo Quintana en el 2017, año en que perdió el liderato del Giro de Italia en la última etapa, modalidad contrarreloj, contra neerlandés Tom Dumoulin.

No es que Damiano Caruso supere por mucho en las pruebas contrarreloj a Egan Bernal como sí aventajaba Dumoulin a Quintana en el 2017. Sin embargo, por redundante que se lea, el “Giro no se acaba hasta que se acaba”; de ahí el respeto de las declaraciones del nacido en Zipaquirá con respecto a lo que será la última etapa de esta gran ronda el 30 de mayo.

Como de aterrizar los pies en la tierra se trata, no está de más citar cómo en el Tour de Francia 2020, Primoz Roglic perdió el maillot amarillo en la contrarreloj final contra su connacional y joven estrella del ciclismo Tadej Pogacar.

<b>Así perdió Nairo el Giro de Italia 2016</b>

El 30 de mayo de 2017 el ciclista Nairo Quintana, que un año atrás había ganado la Vuelta a España, arrancó de la línea de partida de la etapa 21 del Giro de Italia vestido con la maglia rosa, que estuvo vistiendo durante tres días.

Llegó, además, con la confianza de haber ganado la jornada número 9 y con 53 segundos de ventaja sobre su máximo contrincante, Tom Doumolan.

Nairo Quintana en la etapa 21 del Giro de Italia 2017  / AFP PHOTO / Luk BENIES
Nairo Quintana en la etapa 21 del Giro de Italia 2017 / AFP PHOTO / Luk BENIES

En el comienzo de esa edición de la carrera rosa, que celebraba su centenario, Quintana había sido enfático en que necesitaba al menos dos minutos sobre el neerlandés de cara a la contrarreloj final, y lo que vaticinó, desafortunadamente, fue acertado.

Pese a toda la energía que le enviaron los colombianos a ‘Nairoman’ y la entereza con que salió a defender la camisa rosa que ya había vestido en 2014, el tiempo sobre Dumoulin no lo alcanzó y, entre lágrimas, perdió la etapa y el Giro.

Dumoulin, que en ese entonces tenía 26 años, le sacó 1:24 minutos de ventaja a Nairo Quintana en una contrarreloj de 29,3 kms. El tiempo del neerlandés fue 33 minutos y 23 segundos, mientras que el del colombiano 34 minutos y 47 segundos. Así, pues, descontó los 53 segundos con que lo aventajaba el ‘cóndor’ y agregó 31 para ser campeón.

Tom Dumoulin celebrando su título en el Giro con sus compañeros de equipo / AFP PHOTO / Luk BENIES
Tom Dumoulin celebrando su título en el Giro con sus compañeros de equipo / AFP PHOTO / Luk BENIES

El cafetero cuya debilidad siempre ha sido la contrarreloj —incluso en el Tour de Francia donde fue dos veces segundo y uno tercero, por detrás de Chris Froome—, ya había perdido 2:53 minutos en la primera etapa de ese Giro contra Dumoulin. Es decir, en ambas jornadas, la contrarreloj inicial y la final, perdió 4:17 segundos, que no alcanzó a descontar pese a su clase sobre los pedales en las jornadas de montaña.

SEGUIR LEYENDA: