Fiscalía pedirá preclusión de investigación contra Horacio Serpa por contratos como gobernador de Santander

El político, fallecido en octubre del año pasado, era indagado por presuntas irregularidades en la contratación para construir un patinódromo en el municipio de Socorro en 2011.

Horacio Serpa, líder liberal y excandidato presidencial, falleció el pasado 31 de octubre de 2020 por un cáncer de páncreas que hizo metástasis en varias partes de su cuerpo. Sin embargo, según la Fiscalía General de la Nación, aún existe una investigación en su contra por contratos firmados durante su periodo como gobernador de Santander, de 2008 hasta 2011.

Se trata de la contratación para construir el patinódromo de Socorro, Santander en 2011 y, por eso, se le investiga por el delito de contratos sin el cumplimiento de requisitos legales. De acuerdo con el medio local Santander Hoy, el costo de la obra hasta 2010 fue de 2.167 millones de pesos. Sin embargo, de acuerdo con Vanguardia, la obra no se logró terminar con esa inversión y, en 2011, Serpa tuvo que agregar 1.080 millones de pesos al presupuesto.

Ahora, después del deceso del exgobernador, la Fiscalía pretende archivar la investigación. De acuerdo con RCN Radio, en una audiencia sostenida el pasado miércoles, el ente acusador iba a solicitar la preclusión ante la Corte Suprema de Justicia. Sin embargo, no se logró porque el excandidato presidencial no tenía un abogado al tanto del proceso.

De esta manera, la Corte le ordenó a la Fiscalía otorgarle un defensor público por medio de la Defensoría del Pueblo para poder llevar a cabo la preclusión del proceso penal. El sustento de la investigación, según el medio radial, son presuntos sobrecostos en la construcción detectados por un veedor ciudadano. Para el caso, la Procuraduría departamental archivó en 2016 la investigación que adelantaba contra el contratista y el interventor del patinódromo.

A pesar de su muerte, el líder liberal seguía recibiendo acusaciones en su contra. Frente al magnicidio del conservador Álvaro Gómez Hurtado, Mauricio Gómez, hijo del fallecido dirigente opositor de Serpa, afirma que las Farc, quienes se atribuyeron la muerte, mienten.

“Asesinan a Álvaro Gómez dos días después de que piden que el señor Samper deje de ser presidente. Ese día a las Farc les da por matar a Álvaro Gómez. Y otra cosa, se olvidaron 25 años de que habían matado a Álvaro Gómez. De golpe fueron ellos. Una cosa que hace un grupo guerrillero es para decir’ yo lo hice’”, expresó Mauricio para Semana mientras, de nuevo, señaló al expresidente Ernesto Samper de haber participado en el magnicidio en mención.

“En las versiones de las Farc no hay nada. El único que sí está en problemas es el señor Ernesto Samper, que era amigo del señor Serpa, que se acaba de morir, que era el tipo que tenía el control de todos los narcotraficantes”, aseguró el periodista al medio. Cabe recordar que Serpa fue ministro del Interior del presidente liberal señalado por la muerte del conservador.

Dijo, además, que la responsabilidad de Samper en la muerte de su papá es “más que directa” porque, según él, Samper “dijo la mentira de que no había recibido la plata del narcotráfico, ni siquiera podemos hablar de eso”, aseveró.

“Fueron Ernesto Samper y Serpa. Hay mucha gente que todavía no ha hablado del todo. Fue algo que se habló muchas veces en el Palacio, ahí decidieron que era lo que había que hacer. Y este tipo terminó como presidente y no le pasó nada, les pagaron a todos los políticos de Colombia con cheques para que no fueran a hacerle nada a Samper”, recalcó el hijo del asesinado político.

SEGUIR LEYENDO: