Sebastián Múnera, de 22 años, falleció tras recibir un impacto en su cuello durante protestas en Popayán

En medio de enfrentamientos entre manifestantes y miembros del Esmad, el joven recibió una herida mortal en su cuello y llegó sin signos vitales al hospital Susana López.

Este viernes cientos de manifestantes salieron a las calles de Popayán para rechazar el presunto abuso sexual de una joven en la noche del 12 de mayo en la URI de Policía de la capital del Cauca, lugar que fue vandalizado este día cuando varios encapuchados le prendieron fuego.

Por la situación de orden público, las autoridades recurrieron una vez más al Esmad, que durante toda la tarde mantuvo enfrentamientos con quienes protestan, uno de ellos, el joven de 22 años Sebastián Múnera, quien al parecer recibió un disparo de un elemento no verificado en su cuello, lo que ocasionó su muerte.

“El joven de 22 años impactado con una bala aturdidora en el cuello falleció en el hospital Susana López”, informó Contagio Radio. Información que también dio a conocer el medio alternativo El Parche Crítico: “Se confirma la muerte de un joven en Popayán producto de un impacto de gas lacrimógeno en el cuello”.

En redes sociales circula un video en el que se ve al joven tirado en el suelo y con un trapo en su cuello, varios de los presentes gritan que lo mataron, mientras que otros intentan detener la hemorragia.

Este es el video:

“Lamentamos y rechazamos la muerte violenta del joven Sebastián Quintero Munera,de 22 años, hace pocas horas en #Popayan. Hacemos un llamado a la calma y a respetar la vida y los #DerechosHumanos de todas las personas”, aseguró a alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Juliette de Rivero.

Tras los hechos de violencia, el presidente Iván Duque publicó recientemente en su cuenta de Twitter que: “He dado instrucción a MinDefensa y MinInterior para que se trasladen a Popayán y lideren restablecimiento del orden público en la ciudad. Frente a lamentables hechos relacionados con joven fallecida, de 17 años, es imperativo adelantar investigación exhaustiva”.

Delicada denuncia de “limpieza social” en Popayán

La Comisión de Justicia y Paz denunció este mismo viernes que una ronda de la mal llamada “limpieza social” se estaría planificando con sectores policiales y pudiente de la ciudad de Popayán contra sectores juveniles manifestantes y campesinos que participan en las movilizaciones que se vienen desarrollando desde el pasado 28 de abril en el marco del paro nacional.

“Consiste en usar los vehículos policiales con modificaciones y ocultamiento de los colores verdes, y de los símbolos de la institución con pintura y polarizando todos los vidrios. Tratando de evitar ser descubiertos las placas de los vehículos estarían siendo sometidas a cambios”, se lee en la denuncia de esta organización.

Aseguran que de acuerdo con la fuente cercana a la institución policial, algunos vehículos ya habrían sido pintados en los sitios de parqueo del Comando de Policía de la capital del departamento del Cauca ubicado en la avenida principal 17 frente al colegio INEM.

“Algunos latoneros y pintores han sido traslados a la Estación y estarían siendo forzados a realizar el trabajo. Afirmó la persona denunciante que se está buscando igualmente pintores automotrices para que cambien a color negro una serie de vehículos que serían usados en la rondas barriales nocturnas que se realizarían en los próximos días en la ciudad”, denuncian.

“Las actuaciones previstas combinarían así formas paramilitares para evitar que la cuestionada policía sea responsabilizada. Algunas acciones se realizarían en las manifestaciones y otras en los lugares en donde habitan las personas que participan en las expresiones de indignación buscando generar temor, parálisis y aislamiento social”: Comisión de Justicia y Paz.

SEGUIR LEYENDO: