Estudiantes y egresados de antropología de la U del Rosario celebran caída de la estatua de Gonzalo Jiménez de Quesada

Pidieron no estigmatizar a la comunidad proveniente del Cauca y no restaurar la estatua por el significado histórico.

Statue of Spanish conqueror Gonzalo Jimenez de Quesada is demolished by Indigenous Misak in Bogota, Colombia May 7, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez
Statue of Spanish conqueror Gonzalo Jimenez de Quesada is demolished by Indigenous Misak in Bogota, Colombia May 7, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez

Los estudiantes y egresados de Antropología de la Universidad del Rosario, institución que acogía en una de sus plazas la estatua de Gonzalo Jiménez de Quesada, expresaron que celebran y apoyan la caída del monumento, por lo cual no apoyan su restauración. “Manifestamos nuestro total apoyo al acto liderado por el Movimiento de Autoridades Indígenas del Suroccidente (AISO), y el pueblo Misak”.

En un comunicado, los rosaristas hicieron un llamado a la universidad a no restaurar la estatua y a convocar la resignificación de los espacios públicos que coadministra el distrito. También dijeron que estos símbolos, como muchos otros de la nación, se construyeron desde narrativas coloniales, los cuales fueron impuestos, dejando por fuera las trayectorias de los demás pueblos o comunidades, “lo cual es determinante en un país cuya carta política reconocer la plurietnicidad y multiculturalidad”.

“Celebramos, por tanto, la gallardía y valentía de estos pueblos que han sabido reivindicar la historia a través de sus actos de desobediencia, muy de acuerdo con lo que la lucha indígena significa en la esfera pública. Celebramos, del mismo modo, la capacidad organizativa y resistente que tienen los pueblos originarios representados en la minga indígena y exigimos que no se les estigmatice”.

En el comunicado, los estudiantes y egresados resaltan los logros como intermediadores de la Minga Indígena en Cali, como ayudando a que Cali lleve dos noches sin muertos, contrario a lo que venía pasando en días pasados. “Queda en evidencia la tarea humanitaria y de construcción de paz de la Minga en medio de la masacre al pueblo caleño que hemos podido ver. El pueblo caleño llamó a la minga y ellxs respondieron trayendo la paz” y finalmente rechazaron la estigmatización que, afirman, el Gobierno y fuerzas militares han hecho contra su labor.

Por lo que exigieron a la Universidad del Rosario aclarar si tuvo o no participación en la captura que se dio por parte de la Policía y a estos le pidieron respetar la vida e integridad de los Misak, además, de recalcar la no financiación de la estatua por parte de la institución sin antes hablar con la comunidad universitaria, los pueblos indígenas y el sector.

Invitan a la comunidad universitaria a apoyar la caída de la estatua, a generar espacios de reflexión frente al hecho y a medios de comunicación y al Gobierno a no estigmatizar la Minga.

Por su parte, tras la caída, los indígenas describieron el acto como la recuperación de uno de sus espacios más sagrados por haber sido “despojados por los sicarios de la conquista y la colonia española”, también agregaron que de Jiménez desciende la élite de Colombia y que, para ellos, ha reproducido problemas como la corrupción saqueo y asesinatos. “Constancia de esto fue la reforma tributaria presentada hace unos días por el Gobierno y derrocada por todos los pueblos unidos en las movilizaciones”.

Se suman a las otras peticiones del paro diciendo que ahora buscan una salud digna, humana e inclusiva. Mencionaron que en ese territorio siembran la memoria de Mama Manela, “mujer hábil para el pensar y el ayudar, ella enseñó a nuestro pueblo a trabajar en grande”. Al lugar llegó la Policía de Bogotá y se llevaron a la comunidad detenida.

En su comunicado, de hecho, enviaron un mensaje a “todas aquellas mujeres que se encuentran sepultando a sus hijos, hoy todos y todas lloramos la pérdida de nuestros hijos en todos los territorios, quienes han caído a causa de una guerra fraticidad que nos han impuesto” y expresaron que recordarán a las personas que han muerto y que son parte del legado.

SIGA LEYENDO