Flip denunció que 19 periodistas fueron agredidos en la jornada del paro nacional del 28A

La Fundación para la Libertad de Prensa además reveló que, en los últimos tres años, 182 periodistas han sido víctimas de ataques mientras cubrían alguna manifestación en Colombia.

Imagen de las marchas en Bogotá, en el marco del Paro Nacional en contra de la reforma tributaria presentada por el gobierno. Lugar: Parque Nacional. Foto: Colprensa - Sergio Acero.
Imagen de las marchas en Bogotá, en el marco del Paro Nacional en contra de la reforma tributaria presentada por el gobierno. Lugar: Parque Nacional. Foto: Colprensa - Sergio Acero.

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) dio a conocer que 19 periodistas fueron agredidos mientras cubrían la primera jornada de manifestaciones que se realizaron en Colombia el miércoles 28 de abril, en el marco del Paro Nacional, que fue convocado para protestar en contra de la reforma tributaria que fue presentada por el gobierno.

Según señaló la FLIP, el escenario donde más peligro corren los periodistas es en el cubrimiento de manifestaciones, y de hecho, la fundación destacó que lo más grave de estos hechos, es que la mayoría de los casos de agresión provienen de la fuerza pública.

En los últimos 3 años, la FLIP ha documentado 150 ataques que han dejado a 182 periodistas víctimas. Tan solo ayer se registraron 19 agresiones contra periodistas y medios de comunicación”, informó la fundación.

En ese sentido, la institución informó que durante la jornada del Paro Nacional del 28 de abril, en total, se registraron siete ataques en Bogotá en contra de periodistas, mientras que en Bucaramanga, Medellín, Popayán y Cali, se reportaron dos por cada una de las ciudades.

Los tipos de ataques de los que fueron objeto los y las periodistas en la jornada son: robos o eliminaciones de material (7), agresiones (4), daños a infraestructuras (2), exclusión (1), obstrucciones (3). Estos hechos coartan severamente la libertad de prensa y dificultan la veeduría de los medios.”, detalló la FLIP.

Los otros dos ataques registrados, de acuerdo con la FLIP, fueron los cometidos en contra de los medios de comunicación de RCN, donde un grupo de personas intentó ingresar a la fuerza a las instalaciones del canal, dejando así daños materiales, y la revista Semana, donde presuntos manifestantes pintaron con grafitis las instalaciones del grupo editorial.

Sobre los ataques a estos medios, la FLIP rechazó los hechos e indicó que son actos que ejemplifican los discursos estigmatizantes contra la prensa y la libertad de expresión.

Cifras de las agresiones de las que han sido víctimas periodistas durante el cubrimiento de manifestaciones sociales desde el 2013. Foto: FLIP.
Cifras de las agresiones de las que han sido víctimas periodistas durante el cubrimiento de manifestaciones sociales desde el 2013. Foto: FLIP.

Por ello, la fundación hizo un llamado a la responsabilidad por parte de las figuras públicas de los movimientos sociales y partidos políticos para que promuevan un ambiente óptimo para la realización del ejercicio periodístico, donde los medios y periodistas no sean víctimas de ataques en su contra.

La FLIP insta a los convocantes del paro y los dirigentes y figuras públicas de los movimientos sociales y partidos políticos, a que rechacen todo tipo de agresión contra la prensa. De igual manera, que se abstengan de hacer señalamientos que estigmaticen el oficio periodístico. Estos señalamientos pueden incitar a la violencia o verse como autorizaciones indirectas de futuras agresiones.”, manifestó la institución.

La FLIP así mismo pidió a los alcaldes de Bogotá, Cali, Popayán, Medellín y Bucaramanga, ciudades donde se registraron el mayor número de agresiones en contra de los periodistas que cubrían el Paro Nacional, que rechacen esos actos violentos, y que así mismo dejen en claro que habrá cero tolerancia con los miembros de la fuerza pública que se vieron involucrados en esos ataques.

De igual manera, la fundación solicitó a la Procuraduría General de la Nación que abra una investigación que permita sancionar a los integrantes de la fuerza pública y los ciudadanos que se vieron implicados en las agresiones contra la prensa y los medios de comunicación en Colombia.

La libertad de expresión y de prensa no implican solamente la posibilidad de expresar ideas y opiniones, sino también la posibilidad de hacerlo sin sufrir consecuencias arbitrarias ni acciones intimidatorias., puntualizó la Fundación para la Libertad de Prensa.


SEGUIR LEYENDO