“El paro del 28 de abril se mantiene”: Comité Nacional del Paro

Este anuncio, emitido por el Comité Nacional de Paro y las centrales sindicales, se da luego que se conociera un fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que ordena aplazar las manifestaciones de este 28 de abril y del próximo 1 de mayo.

A pesar de la solicitud del Gobierno Nacional en la que se pide postergar las marchas, los organizadores sostienen que el paro se va a realizar. Foto: Colprensa
A pesar de la solicitud del Gobierno Nacional en la que se pide postergar las marchas, los organizadores sostienen que el paro se va a realizar. Foto: Colprensa

Las organizaciones sindicales de Colombia reiteraron este martes la convocatoria al paro nacional de este miércoles 28 de abril luego que se conociera el fallo emitido por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca que contemplaba aplazar las manifestaciones sociales.

Los representantes de las centrales sindicales y el Comité Nacional de Paro manifestaron, en una rueda de prensa extraordinaria, que la protesta es un derecho fundamental y, por tal razón, el paro nacional que se realizará durante la jornada de este miércoles se mantiene.

“El Comité Nacional de Paro y las organizaciones que lo integran no han sido vinculadas como parte en el incidente de desacato en el trámite de una acción de tutela sustanciado por una magistrada del Tribunal Administrativo de Cundinamarca y, por tanto, sus órdenes no nos cobijan y en tal sentido mantenemos la convocatoria al paro nacional”, aseguró el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Francisco Maltés.

De igual manera, señaló que se está ejerciendo el derecho fundamental a protestar, derecho que no se encuentra sometido a autorizaciones previas o a permisos “y que no se puede suspender ni siquiera en los estados de excepción”, así como lo estipuló la Corte Constitucional.

Con relación a las exigencias que establece la magistrada Nelly Yolanda Villamizar de implementar un protocolo de bioseguridad para llevar a cabo esta jornada de protesta, el Comité Nacional de Paro manifestó que fue adoptado un protocolo mucho más amplio que el establecido por el Ministerio de Salud con el que se busca la propagación del virus entre los asistentes.

“Los protocolos de bioseguridad para estar en espacios abiertos existen y son conocidos ampliamente por la ciudadanía: tapabocas, distanciamiento, lavado de manos y el propio Comité Nacional de Paro adoptó un protocolo mucho más amplio que el establecido por el Ministerio de Salud y se va a cumplir mañana tal como lo hemos comunicado”, aseguró la segunda vicepresidenta de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), Martha Alfonso.

Con relación a algunas imprecisiones que posee el auto del Tribunal Administrativo de Cundinamraca como la mención al fallecido ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, y a la fecha de la movilización para el 21 de abril, el presidente de la CUT señaló que estos errores parecían indicar que el documento había sido realizado “con mucho afán” y basado en un documento redactado el año anterior.

Cientos de personas marchan durante una jornada de protestas en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo
Cientos de personas marchan durante una jornada de protestas en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo

El fallo del Tribunal de Cundinamarca

En el documento la magistrada Nelly Yolanda Villamizar asegura que con las protestas los manifestantes vulneran los derechos fundamentales a la salud, la vida y la salubridad pública, por lo que “las autoridades públicas accionadas deben salvaguardar en especial los derechos de los niños, de las personas de la tercera edad, de sus familias y de los médicos que segundo a segundo están exponiendo su vida en las UCI de hospitales y clínicas para proteger la vida de los infectados por el referido virus”.

En su decisión, el tribunal ordena al presidente y demás mandatarios locales del país a suspender los permisos que hayan dado a los convocantes de estas manifestaciones.

La magistrada insta a los sindicatos y organizaciones sociales a acudir al uso de las tecnologías de las comunicaciones en reuniones virtuales para protestar contra la reforma tributaria y sobre otros inconformismos. “Su derecho a ser oídos y a difundir sus ideas en los diferentes medios de comunicación (...) De la misma manera, las autoridades públicas involucradas deberán programar las diferentes reuniones virtuales para que dichos manifestantes sean oídos, mientras se supera este estado de emergencia económica, social y ecológica”, se lee en el texto.

SEGUIR LEYENDO