Felipe Jaramillo se presentará a la procuraduría para conciliar con la Fiscalía por presuntas “chuzadas”

Al parecer, exfuncionarios de la entidad interceptaron ilegalmente las comunicaciones del jurista y su familia.

Abogado Felipe Jaramillo. - Cortesía.
Abogado Felipe Jaramillo. - Cortesía.

El próximo martes 27 de abril se realizará una audiencia de conciliación entre el abogado Felipe Jaramillo y la Fiscalía General de la Nación por la presunta participación de exfuncionarios de la entidad en la interceptación ilegal en las comunicaciones del abogado y su familia.

El abogado Jaramillo y la Fiscalía se sentarán a conciliar frente a la Procuraduría, luego de que el jurista demandara a la entidad por las presuntas interceptaciones ilegales realizadas en su contra por parte de exfuncionarios de la Fiscalía, desde la Sala Diamante.

Jaramillo y sus familiares tienen el objetivo de que con esta conciliación el ente investigador los indemnice por “chuzar”, supuestamente, sus comunicaciones de forma irregular que, según el abogado, fueron realizadas por el exfiscal especializado contra el crimen organizado Fabio Augusto Martínez Lugo y el excoordinador de la Sala Diamante, Luis Carlos Góngora.

Todo parece indicar que los dos exfuncionarios de la Fiscalía actuaron de esta manera por petición de Laude José Fernández Arrollo, quien figuraba como representante legal de la firma de espionaje empresarial BRG Consulting Colombia S.A.S..

Según información del periódico El Espectador la defensa de Jaramillo, Harold Hernández Albarracín, comentó que: “En este caso se utilizó fraudulentamente por parte de estos dos altos funcionarios la infraestructura tecnológica de la Fiscalía General de la Nación para vulnerarles derechos fundamentales como el de la intimidad al doctor Felipe Jaramillo y a su entorno familiar”.

Por su lado, Jaramillo explicó que “las labores de inteligencia se dieron dentro de un contrato que el Grupo de Energía de Bogotá, GEB, celebró con la firma de espionaje BRG por $285 millones”. Además, según el abogado, por dicho convenio, este grupo tuvo un informe denominado “Eje Cafetero de 2018” el cual contenía fotografías de toda la familia de Jaramillo, incluidas sus hijas menores de edad, de su vivienda y reportes de seguimiento a sus labores como abogado litigante.

De acuerdo a lo que argumenta Felipe Jaramillo es que las “chuzadas” se realizaron porque él tenía a cargo ser el representante de varios propietarios de predios que se encuentran en “procesos de imposición de servidumbres legales para la transmisión de energía eléctrica en el eje cafetero y la contraparte es precisamente el Grupo de Energía de Bogotá”.

Ahora, Jaramillo, quien figura como la víctima en esta situación, está solicitando una indemnización de, aproximadamente, unos 635 millones de pesos, por los daños causados con las presuntas interceptaciones telefónicas realizadas de forma ilegal.

“Estamos solicitando la indemnización integral de los perjuicios causados, una garantía de no repetición para el futuro y la solicitud para que sean presentadas excusas públicas por estas graves conductas en contra de estas personas”, comentó el abogado Harold Hernández Albarracín.

Para debatir sobre esta situación y llegar a un posible acuerdo entre la Fiscalía y Jaramillo y su Familia, el próximo martes 27 de abril, a las 9:00 de la mañana, se realizará la audiencia de conciliación frente la Procuraduría. Esta audiencia fue solicitada por la defensa de Jaramillo y su familia el pasado 12 de marzo de este año. Ese día se definirá si la disputa continúa su curso en los estrados judiciales o si, por el contrario, las partes llegan a un arreglo conveniente.

SEGUIR LEYENDO: