Estas son las primeras empresas en Colombia que están dispuestas a comprar vacunas contra el covid-19

El Ministerio de Salud dio vía libre para que los privados puedan acceder a las vacunas.

Una enfermera le aplica una vacuna contra la COVID-19 a una mujer, hoy en el Hospital General, en Medellín (Colombia). EFE/ Luis Eduardo Noriega A.
Una enfermera le aplica una vacuna contra la COVID-19 a una mujer, hoy en el Hospital General, en Medellín (Colombia). EFE/ Luis Eduardo Noriega A.

Este 21 de abril, Rappi y Tecnoglass anunciaron que tienen en sus planes comprar vacunas contra el covid-19, luego de que el Ministerio de Salud diera el aval para que privados puedan adquirir las dosis con las farmacéuticas.

Daes confirmó que en su empresa trabajan al menos 6.500 personas y la vacuna también serviría para tres familiares. El restante de dosis sería para los vecinos del barrio.

El empresario dijo que se encuentra haciendo trámites para poder tener los, por lo menos, 60.000 biológicos que irían para vacunar empleados, familiares y personas del barrio Las Flores, en Barranquilla, donde se ubica la empresa.

Des confirmó que en su empresa trabajan al menos 6.500 personas y la vacuna también serviría para tres familiares. El restante de dosis sería para los vecinos del barrio.

Aunque ya se están intentando conseguir los biológicos, Daes le dijo al noticiero que el precio de las dosis está aumentado y que el personal experto para aplicarlas estaría cobrando $80.000, por lo que le pidió al Gobierno que sea el que negocie directamente con las farmacéuticas y ellos paguen.

“Tenemos que tratar de buscar un precio que no se vuelva un negocio salvar vidas”, dijo Daes, quien afirmó que estaría dispuesto a invertir más de 12.000 millones de pesos para llevar a cabo su plan.

El empresario dijo en Blu Radio que se ha acercado a laboratorios como Sinovac, Moderna y Pfizer, además de otras propuestas “no oficiales”, algo que no aclaró en la entrevista.

Confirmó, además, que las dosis están escasas en el mundo y dijo que es más fácil que el Gobierno la consiga y ellos pagan.

Por el lado de Rappi, aseguró, a través de un comunicado, que iniciaron conversaciones con funcionarios del Gobierno nacional y otros actores privados del sector salud para lograr 10.000 vacunas para los repartidores que prestan su servicio en la aplicación, pero respetando “las normas y criterios establecidas por el Gobierno en el Plan Nacional de Vacunación”.

Una vez aclaradas las dudas sobre el proceso anunciado el día de ayer, informaremos detalles de este plan que esperamos ejecutar a la mayor brevedad como muestra de la eficiencia de la colaboración público privada en beneficio de nuestro país

Gobierno nacional acompañará farmacovigilancia a privados

El ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez, afirmó que ahora que el sector privado tendrá participación para la adquisición, distribución y aplicación de vacunas contra el covid-19, se cobijaron bajo el mismo proceso de farmacovigilancia alineado a la ruta de inmunización y a las personas que hagan uso de estas.

“Esta es una corresponsabilidad entre ambos sectores, el público y el privado, ya que la cadena de farmacovigilancia es una sola y es única. Ante cualquier presentación de efectos adversos, esta deberá hacerse desde el esquema contemplado en el sistema de salud, que se ha acompañado por los entes territoriales, secretarías de salud, Invima e Instituto Nacional de Salud, así como se ha desarrollado en el Plan Nacional de Vacunación”, definió.

Asimismo, el ministro Ruiz Gómez explicó que si bien este es un aspecto que preocupa a la población, dio un parte de tranquilidad con relación a los reportes que se tienen hoy en día sobre estos posibles desenlaces de la vacunación.

Del total de 3.800.000 dosis que se han aplicado, hasta ahora hemos tenido 643 reportes de posibles efectos adversos, de los cuales ya se han estudiado 184 y se han evaluado 459, pero solo en 8 casos se han encontrado una posible asociación con el proceso de vacunación, que corresponden a efectos alérgicos y reacciones anafilácticas que han sido manejadas desde la institucionalidad de la farmacovigilancia y que no nos ha dejado ningún desenlace negativo

Con relación a la ejecución del Plan Nacional de Vacunación, el jefe de la cartera de la salud aseveró que el objetivo de lograr la inmunidad de rebaño este año en Colombia no ha cambiado ya que se proyecta la llegada de un gran acopio de vacunas en los próximos meses.

Debemos mirar la película no con la fotografía que vemos hoy en día sino con la expectativa de que la producción de vacunas irá creciendo en el mundo ya que los países que van completando sus rutas de inmunización, en particular Estados Unidos, dará lugar a unos excedentes importantes de dosis y nos da la posibilidad de tener en un plazo reducido un mayor acopio de vacunas

Sin embargo, recordó el ministro que de acuerdo con los resultados que van demostrando los nuevos estudios sobre la efectividad de las vacunas, estas comprueban que incluso si se extiende el intervalo de la aplicación de las dosis, estas no pierden su barrera inmunitaria.

El mensaje para los colombianos por la reprogramación de la administración de sus segundas dosis es de tranquilidad. Esto no es de ninguna manera catastrófico, ya que la literatura que sale a la luz y que se va actualizando cada vez más, afirma que incluso puede ser positivo para la protección y la extensión de la inmunidad brindada por las vacunas.

El jefe de la Cartera aseveró que el programa de Pruebas, Rastreo y aislamiento selectivo sostenible –PRASS-, ha ido mejorando, ya que por cada persona afectada por el virus se detectan alrededor de tres a cuatro contactos en promedio en ciudades como Bogotá y Medellín, e instó a EPS e IPS a fortalecerlo y optimizarlo para seguir sus viendo resultados específicos y así proteger y reducir la cadena de contagios.

SEGUIR LEYENDO