Reconocido médico y dos familiares murieron de covid en Barranquilla

Las muertes de los tres hombres se dieron en menos de una semana. El galeno, Edwin de la Hoz, estuvo una semana esperando una cama para un tratamiento respiratorio especial.

Edwin de la Hoz/ Medico
Edwin de la Hoz/ Medico

El Ministerio de Salud y Protección Social reportó, este viernes 16 de abril, 16.703 casos nuevos de covid-19 en Colombia. El informe señaló que, 365 colombianos fallecieron a causa de la enfermedad en las últimas 24 horas. De esta manera, el país llega a un total de 67.564 muertes desde que el virus llegó al territorio nacional.

El país se encuentra enfrentando el tercer pico de contagio, que comenzó a finales de marzo y principios de abril, esto ha hecho que tanto los registros de contaminados como la ocupación de camas UCI se encuentren en un punto alto. Incluso, algunas zonas del país han entrado en alerta naranja o roja.

Como el numero de decesos viene al alza y en los últimos siete días se han registrado una media de 331 muertes por día. De acuerdo con el diario nacional de El Tiempo, esto quiere decir que, a la fecha, el tercer pico se está cobrando 13 vidas por hora en Colombia o una cada cuatro minutos.

Entre estos números de mortalidad, se encuentra un medico barranquillero y dos de sus familiares que murieron producto del virus. La familia De la Hoz, en menos de cinco días perdió a tres miembros.

El covid-19 primero les arrebató la vida del jefe del hogar, Abelardo de la Hoz, 68 años de edad, quien falleció hace una semana. Pero la tragedia no terminó ahí, pues los hijos de Abelardo, el médico Edwin y el comerciante Gulfrand, luego de contraer el virus permanecieron durante varios días luchando en cuidado intensivos por permanecer con vida, pero este sábado, 17 de abril, perdieron la batalla y se registró su deceso.

Edwin de la Hoz, de 44 años, fue parte de los profesionales de la salud que durante un año atendieron las emergencias que se presentaban por covid-19 en la ciudad caribeña, pues trabajo atendiendo visitas domiciliarias.

Por lo que trato hasta el final de seguir los protocolos correspondientes para salir e ingresar a su hogar, evitando al máximo el riesgo de contagio de coronavirus no sólo por él sino por sus familiares.

Luego, de un año con extremos cuidados llegó la noticia de que sería priorizado en la vacunación por el servicio que estaba brindando, pero una semana después de aplicarse la primera dosis comenzó a sentir los primeros síntomas.

Pero su situación se agravo luego de unos días, por lo que según contaron sus familiares, debió ser ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica La Misericordia de Barranquilla. Tras permanecer una semana en esa área, se determinó que requería de manera urgente terapias ECMO, sin embargo, la búsqueda de este procedimiento se volvió un suplicio por lo que cuando su familia logro trasladarlo para recibir atención fue demasiado tarde.

Lograron trasladarlo en la madrugada de este sábado hasta la Clínica General del Norte, donde recibió la terapia y murió.

Yo como profesional de la salud me siento desamparada, tener que despedir ahora a un familiar por ejercer su profesión no es justo, y hay muchas personas que aún no se cuidan”, explicó Daniela de la Hoz, hermana del médico fallecido y trabajadora de la salud a Caracol Noticias.


SEGUIR LEYENDO