Periodista denunció que le negaron un trabajo por no tener suficientes seguidores en Instagram

Isabel Salazar, quien se desempeñó muchos años como locutora en la W, relató lo que le pasó cuando aplicó a un cargo.

Un caso bastante particular se presentó este sábado cuando la periodista caleña, Isabel Salazar, denunciara públicamente en sus redes sociales que le fue negado un trabajo por no tener la suficiente cantidad de seguidores en Instagram.

Según contó Salazar en su cuenta de Twitter, ella avanzó en el proceso de selección hasta un punto en el que tuvo una entrevista con el presidente de la compañía, quien, extrañamente, le preguntó por la cantidad de seguidores que tenía en Instagram. Tras ello, cuenta la periodista, el dirigente no le hizo más preguntas y terminaron contratando a otra persona con menos experiencia.

Contrataron a alguien sin experiencia, pero con muchos ‘likes’. Así está el mercado.

“Participé en un proceso laboral que me entusiasmaba mucho y avancé bastante, hasta que en la entrevista con el presidente, me preguntó cuántos seguidores tenía en Instagram. No me hizo más preguntas. Contrataron alguien sin experiencia, pero con muchos likes. Así está el mercado”, fue el relato de la caleña.

El hecho no tardó en esparcirse en las redes sociales, especialmente en Twitter, donde su caso ya tiene cerca de 5,900 ‘me gusta’ y más de 820 retweets. De hecho, entre los comentarios de la publicación se conocieron más detalles del suceso contados por ella misma como respuesta al enojo de otros usuarios del a plataforma.

La periodista explicó que, a su modo de ver, esta decisión es de negocio, pues “el trabajo para el que aplicaba era en un medio de comunicación, donde las audiencias digitales de los talentos pueden arrastrar audiencia (creo que ese es el criterio)”. Sin embargo, añadió que las las audiencias radiales y las digitales “son lenguajes muy distintos y hacer radio requiere de gran compromiso y disciplina”.

Además, en el hilo del tweet también se pronunciaron los actores colombianos Julián Román y Santiago Alarcón, quienes, con un tono sarcástico, criticaron esta medida. Por un lado, Román dijo “si me sigues te sigo”; entretanto, Alarcón afirmó: “Muy raro porque yo te sigo”.

Entre los mismos usuarios de la plataforma hubo opiniones divididas. Por un lado, quienes no estaban de acuerdo con dicho procedimiento al interior de las organizaciones, pues, según estos, la fama de una persona no debe soportarse a partir de la cantidad de seguidores que tienen en una red social: “Supongamos que en mis redes sociales no comparto nada relacionado con mi trabajo o empresa. En ese caso qué? Es una red personal. Para eso cada compañía tiene sus cuentas en redes”, fue el comentario de una usuario.

Por el otro, hay algunos que consideran que esta decisión puede estar relacionada con los objetivos que se plantea la empresa con sus públicos digitales, situación que obliga a que la persona en el cargo cuente con una cantidad mínima de seguidores. “Lo de la experiencia deja qué desear, pero lo de los seguidores puede ser básico para los objetivos de la empresa. Ahora se llega a muchos clientes por ese medio”.

Actualmente Isabel Salazar, quien tiene cerca de 71.7 mil seguidores en Twitter y 21,7 mil más en Instagram, se desempeña como directora de El Conserje, una agencia especializada en marketing de opinión. La periodista trabajó durante varios años en los programas La hora del regreso y Mujeres W de la W Radio en Colombia.

SIGA LEYENDO: