Un año después, así ha sido la vida de Daniella Álvarez tras perder su pierna izquierda

La exreina se ha convertido en un ejemplo de superación para muchos

Daniella Álvarez en Desafío 2021. Foto Caracol Televisión
Daniella Álvarez en Desafío 2021. Foto Caracol Televisión

Daniella Álvarez, Señorita Colombia en el periodo 2011-2012, presentadora del programa Desafío: The Box y modelo colombiana, es una de las celebridades más queridas y admiradas por los colombianos gracias a la fuerza y tesón que ha demostrado en el último año, donde tuvo que someterse a cinco cirugías y hasta combatir contra el Covid.

Todo empezó cuando Daniella tuvo que pasar por el quirófano para que le retirasen una pequeña masa que le encontraron delante de las costillas, en mayo de 2020. Los médicos vieron que la masa comprometía la arteria aorta, el vaso sanguíneo más importante del organismo: “Resulta que cuando los médicos entraron a sacarme esta masita, se dieron cuenta que estaba absolutamente pegada a la aorta y en las personas jóvenes las arterias no funcionan igual que en los adultos. En estos momentos cuando me fueron a retirar mi masita, mi aorta (...) se cerró”, explicó la modelo sobre su proceso.

Aunque la cirugía fue un éxito y salvaguardó su aorta, el pie izquierdo de la ex Miss Colombia quedó sin movilidad por la prolongada falta de riego durante la obstrucción de la arteria. Como ninguna de las operaciones logró devolverle las funciones plenas de sus piernas, Daniella, que no concibe su vida normal sin el baile (“A mí me gusta hacerlo todo bailando”, decía antes de lo ocurrido en su Instagram), decidió amputarse la extremidad enferma para poder vivir su vida sin limitante alguno y aunque fue una decisión difícil sabía que con mucha disciplina y ayuda de una prótesis podría mantener el estilo de vida que siempre tuvo.

A partir de ese momento, gracias a su disciplina y resiliencia, comenzó a inspirar a la comunidad. “Quiero compartir con ustedes mi nueva versión, amo mi cuerpo igual que antes, estoy feliz de estar aquí en este mundo para superar todos los retos que vienen en mi nueva vida. ¡Vamos para adelante!”, escribió al salir de la operación.

Pero el desafío fue grande: tras la amputación, fue necesario que aprendiera a mantener el equilibrio y a caminar nuevamente. A su vez, debió soportar fuertes dolores y a una larga recuperación, porque su otra pierna se había debilitado mucho y debía recuperar la fuerza. Pero Daniella no perdió de vista su meta. Estaba decidida a volver a caminar y a bailar.

Contra todo pronóstico, logró importantes avances, sin perder su optimismo: volvió a bailar, a nadar, entrenar y se muestra agradecida por la fuerza que tiene para sobreponerse. Todo con una sonrisa en el rostro. Ya que incluso, su otra pierna también tenia complicaciones en temas de movilidad como lo comentó en el programa de la Red.

“Siempre supe que mi pierna derecha no la iba a perder, lo que si sabíamos era que había quedado mal porque se habían dañado los nervios a raíz de la isquemia y tocaba esperar un año para recuperarme, un año que todavía no se ha cumplido”, señaló Álvarez al programa de entretenimiento, donde indicó además que a principios de este año tuvo que ir a un médico donde le dijeron “que la tibia y peroné se habían muerto al 100 %” , lo que quería decir que la lesión era muy grave y que, por lo tanto, era muy difícil recuperar la movilidad.

Sin embargo, y pese a esta mala noticia, Daniella explicó que con fe, amor y disciplina todo puede suceder, motivo por el que sin importar los pronósticos, compartió en el mes de marzo que en menos de un año ya su pie se estaba empezando a mover.

A través de su cuenta Instagram, donde acumula más de 3,5 millones de seguidores, la modelo mostró todo su proceso de recuperación, sus proyectos personales y se convirtió en una referente para muchas personas que han pasado por situaciones de salud que parecen insuperables.

“Lo lindo de la vida es entender que el único poder que tenemos como personas es nuestra decisión. Yo decido ser una mujer fuerte, capaz y con toda la voluntad para seguir adelante”, comentó en su momento la exreina.

Que decisión no decaer e incluso exigirse más, pues que aunque el promedio de terapia de una persona recién amputada es de máximo dos horas, el de ella fue de seis, triplicando así las sesiones a las que se sometió con una estricta disciplina.

En la actualidad continua con sus proyectos profesionales y una muestra de esto, es que pese a que su proceso ha sido difícil ahora es una de las presentadoras de Desafio: The Box.


SEGUIR LEYENDO