Fuerza Pública destruyó complejo de producción de cocaína en el pacífico nariñense

Las autoridades encontraron 900 kilogramos de clorhidrato de cocaína y 240 kilogramos de pasta base de coca, así como un artefacto naval tipo semisumergible de seis metros de largo por dos metros de ancho, que ya estaba en su fase final de construcción.

Foto: Armada Nacional
Foto: Armada Nacional

En la mañana de este sábado 10 de abril, en Mosquera, Nariño, mientras se desarrollaban operaciones conjuntas entre la Armada de Colombia, el Ejército Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana, las autoridades lograron ubicar y destruir un complejo para la producción de cocaína y de un artefacto naval tipo semisumergible en fase final de construcción que pertenecía al Grupo Armado Organizado residual “Bloque Occidental Alfonso Cano”, en el área general del Parque Nacional Natural Sanquianga.

Unidades fluviales de la Brigada que hacen parte de la Fuerza de Tarea Conjunta de Estabilización y Consolidación “Hércules”, así como unidades de la Fuerza de Tarea Contra el Narcotráfico “Poseidón” y tropas del Ejército Nacional llegaron al lugar guiados por una información de inteligencia. Según informó la Armada Nacional, recorrieron la zona ubicada en la vereda Bocas de Guandipa, dentro del parque natural, donde encontraron el complejo que contaba con doce estructuras rústicas destinadas para procesar y cristalizar cocaína.

Foto: Armada Nacional
Foto: Armada Nacional

Para la construcción del lugar, según las autoridades, el grupo armado ilegal destruyó indiscriminadamente gran parte del ecosistema de manglares en un área superior a una hectárea, ocasionando una grave afectación al medio ambiente y a la fauna que habita en ellos.

Durante el registro y destrucción del lugar, los uniformados encontraron 900 kilogramos de clorhidrato de cocaína y 240 kilogramos de pasta base de coca, así como 1610 galones de insumos líquidos y 4750 kilogramos de insumos sólidos, entre los que se destacan diferentes sustancias químicas altamente contaminantes, evidenciando residuos arrojados en el suelo y en los recursos hídricos de esta área protegida de la Costa Pacífica Nariñense.

Además, hallaron una lancha tipo langostera, dos motores fuera de borda, equipos y herramientas que son empleadas para el procesamiento de la droga. También fue localizado un astillero ilegal en el cual se encontró un artefacto naval tipo semisumergible de seis metros de largo por dos metros de ancho, que ya estaba en su fase final de construcción y que tiene la capacidad de almacenar hasta dos toneladas de estupefacientes; el cual presumen sería empleado por la organización criminal para el tráfico de los narcóticos hacia otros países de la región.

Foto: Armada Nacional
Foto: Armada Nacional

Precisamente, la información de inteligencia detalló que en este complejo se estarían produciendo hasta dos toneladas de coca cada mes. Según la Armada, con esta acción lograron afectar la economía de este grupo criminal disidente de las Farc en más de 31 mil millones de pesos.

El Grupo Armado Organizado residual “Bloque Occidental Alfonso Cano” opera en la zona bajo el mando de alias ‘Allende’. “Este grupo armado destruyó más de una hectárea de mangle que tardó más de 30 años para lograr el grado de madurez en el que estaba”, señaló el brigadier General Nayro Martínez Jiménez, Comandante de la Fuerza de Tarea de Estabilización y Consolidación “Hércules”.

Cae señalado asesino de líderes sociales y excombatientes en Tumaco (Nariño)

Durante 20 años José Alirio Hurtado, conocido como alias Alirio o Castillo, sembró el terror en el departamento de Nariño, según informaron las autoridades. Sin embargo, por el trabajo conjunto de la Fiscalía y la Policía fue capturado el viernes en la madrugada en un asalto aéreo en zona rural de Tumaco (Nariño), en el suroccidente de Colombia.

‘Alirio’ es señalado de ser uno de los jefes criminales del grupo armado ilegal Los Contadores, que delinque en Ñariño. Además es sindicado por los homicidios de 5 personas, entre las que se cuenta la líder social Luz Jenny Montaño Arboleda y el reincorporado Luis Herminsul Guadil, así como el asesinato de un excombatiente más y de otros dos civiles más en esa zona del país.

“Fue responsable de por lo menos 5 homicidios ejecutados entre el 2017 y el 2020 entre los cuales se encontraba una líder social, dos reincorporados y dos civiles. Igualmente esta persona había participado en un secuestro a un ciudadano en la zona de Cajapí en Tumaco”, señaló el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa.

SEGUIR LEYENDO: