Eln propone un cese al fuego bilateral con el gobierno colombiano para un mejor manejo de la pandemia

En una carta que enviaron desde Cuba, ese grupo subversivo señala que así se podrá atender a los habitantes de las zonas en conflicto que están afectados por el nuevo coronavirus

En la carta los subversivos indicaron también que no eran grupo narcotraficante, aunque le cobraban un supuesto impuesto a quienes compran hoja de coca en la zonas en la que tienen influencia. Foto: Archivo Infobae
En la carta los subversivos indicaron también que no eran grupo narcotraficante, aunque le cobraban un supuesto impuesto a quienes compran hoja de coca en la zonas en la que tienen influencia. Foto: Archivo Infobae

Para que se le pueda dar una mejor atención a las poblaciones del país que están en zonas de conflicto y que son afectadas también por el nuevo coronavirus sars-cov-2, el Ejército de Liberación Nacional (Eln), la que sería la última guerrilla de Colombia, propuso un cese al fuego bilateral al gobierno del presidente Iván Duque.

En el informativo de televisión Noticentro Uno CM& informaron que la propuesta la realizó el grupo subversivo a través de una misiva que firmaron en Cuba Pablo Beltrán y Aureliano Carbonel que fueron los negociadores en el fallido proceso de paz con esa guerrilla.

“Pactar un cese al fuego bilateral y temporal con el gobierno Nacional, para enfrentar mejor el covid-19, crear condiciones para realizar dicho debate y dar garantías a la Comisión Internacional propuesta”, manifestaron en su misiva el Eln.

No obstante, esta petición de tregua del grupo guerrillero no ha tenido alguna respuesta por parte del gobierno Nacional.


Aseguraron que no eran narcotraficantes

En el comunicado los subversivos también expresaron que no eran un grupo narcotraficante, aunque admitieron que les cobran un supuesto impuesto a los compradores de hoja de coca en las zonas en las que tienen influencia sus integrantes.

“Lo que sí es parte de nuestra política es cobrar un impuesto a los compradores, quienes se lucran del negocio en una actividad comercial que realizan en los territorios donde nuestras guerrillas ejercen control territorial; igual cobramos impuestos a las distintas actividades económicas, como lo hacen los Estados para financiarse”, afirmaron.

Reiteraron en la carta que no estaban implicados en ninguno de los negocios ilegales relacionados con el tráfico de estupefacientes.

“El Eln nada tiene que ver con el narcotráfico ni con ninguna fase de su cadena: no tenemos cultivos, laboratorios, cocinas, pistas, rutas ni exportaciones de cocaína; tampoco tenemos nada que ver con negocios de precursores químicos”, aseguraron.

Esta explicación se da justo después de que en los Estados Unidos se esté planteando la posibilidad de incluir a esa guerrilla en sus listados de grupos que trafican estupefacientes ilegales en el mundo, lo que tendría varias consecuencias para ese grupo armado al margen de la ley.

En un artículo del periódico El Tiempo indicaron que si bien el Eln es considerado desde 1999 como un grupo terrorista por el país norteamericano, a la fecha no se le ha incluido en los listados de las estructuras narcotraficantes, como si ocurrió en su momento con la extinta guerrilla de las Farc, ahora con sus disidencias, y con el Clan del Golfo.

La Oficina para el Control de Activos (Ofac por su sigla en inglés), que forma parte del Departamento de Tesoro de EE.UU., incluye a esa guerrilla como una organización terrorista extranjera y como terrorista global especialmente designado, lo que implica el bloqueo de los activos y sanciones económicas a esa estructura subversiva colombiana.

Pero en El Tiempo reseñaron que esa guerrilla no figura como grupo narcotraficante especialmente designado o como capo narcotraficante especialmente designado, categorías que se asocian con el negocio de drogas ilícitas.

En el caso de las disidencias de las extintas Farc y del Clan del Golfo, que sí están en esos listados del gobierno estadounidense, todos sus integrantes están sujetos a sanciones financieras, lo que todavía no es el caso para los del Eln.

Para los analistas estadounidenses que consultó El Tiempo el perfilamiento del Eln como estructura narcotraficante es una novedad desde la perspectiva judicial en ese país, y se explicaría por el vacío que dejó la otrora guerrilla de las Farc en la cadena del envío de drogas.


SEGUIR LEYENDO:


MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS