Torturas, asesinatos y secuestros, la historia de terror que se vive en la cárcel La Modelo de Bogotá

Existen rumores que dicen que si se demuele la prisión encontrarían un campo santo.

Torturas, asesinatos y secuestros, la historia de terror que se vive en la cárcel La Modelo de Bogotá REUTERS/Leonardo Munoz NO DISPONIBLE PARA REVENTA. NO DISPONIBLE PARA ARCHIVO.
Torturas, asesinatos y secuestros, la historia de terror que se vive en la cárcel La Modelo de Bogotá REUTERS/Leonardo Munoz NO DISPONIBLE PARA REVENTA. NO DISPONIBLE PARA ARCHIVO.

Una de las medidas de reparación que solicitó la periodista Jineth Bedoya, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, luego de haber sido secuestrada y atacada sexualmente por las Autodefensas en el año 2000 en la cárcel la Modelo, fue solicitar que se obligue al Estado colombiano a cerrar esta prisión en Bogotá, pues, según sus investigaciones, en este lugar los paramilitares tiene su propio centro de operaciones y desde allí se ordenan la mayoría de crímenes del país.

En una investigación de Noticias Caracol se pudo corroborar que la información y los argumentos expuestos por Bedoya pueden ser mucho más grandes y atroces, en un expediente revelado por el medio se pudo constatar que en ese centro penitenciario se han cometido toda clase horrores, asesinatos, torturas, violaciones, secuestros y hasta desapariciones, todas ellas están en la impunidad.

Inclusive, en uno de los items del expediente se puede leer que,

“En el patio 4 realizaban las torturas: tanque, corriente, tabla. Esas torturas eran publicas. En el patio 5 había un túnel con doble pared para esconder gente secuestrada por no pagar extorsiones. El que no pagaba lo metían en un tanque con agua y le ponían corriente”

Según cuenta el noticiero uno de los momentos más graves y oscuros que se vivió en la prisión está entre 1999 y 2003. De los hechos ocurridos en esas fechas, todavía, se están investigando 157 homicidios y tres desapariciones ocurridas en esa época.

Foto de archivo. Policías vigilan las afueras de la Cárcel La ModelO en Bogotá, Colombia, 22 de marzo, 2020. REUTERS/Leonardo Muñoz  NO VENTAS NO ARCHIVOS
Foto de archivo. Policías vigilan las afueras de la Cárcel La ModelO en Bogotá, Colombia, 22 de marzo, 2020. REUTERS/Leonardo Muñoz NO VENTAS NO ARCHIVOS

El ex asesor del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, David Martínez, en entrevista para Noticias Caracol, confirmó que durante todos estos años de investigación y de trabajo con esa cárcel, es necesario que el Estado intervenga y cierre el espacio pues, como denunció Bedoya, allí solo se viven horrores.

“Si acumulamos años, no solamente este periodo, si sabemos que siempre hay subregistro, que se hiciera la demolición de la cárcel y se miraran las posibles fosas comunes que había en el fondo de la cárcel, eso es lo que habría que entrar a mirar, eso debe estar lleno de muertos”, señala el exasesor.

Martínez asegura que las torturas no son de ahora, sino de tiempo atrás, cuando caciques de la cárcel Ángel Gaitán Mahecha y Miguel Arroyave, capos del paramilitarismo, con línea directa con Carlos Castaño Gil en el Nudo de Paramillo, se reunían en La Modelo para orquestar todos los planes del narcotráfico, asesinatos y atentados, según el hombre eso no era una prisión sino un centro de operaciones de las Autodefensas en pleno centro de Bogotá.

En el archivo que conoció Noticias Caracol hay decenas de testimonios de exparamilitares que cuentan cómo los altos mandos se tomaban los patios para, de manera pública, hacer daño a otros reclusos y así demostrar el poder y la impunidad que tenían en el lugar.

“A sangre y fuego los paramilitares tomaron el control de La Modelo a finales de los años 90 y los muertos empezaron a contarse. Además de las tres masacres, que cobraron la vida de 47 personas, se perpetraron 110 homicidios selectivos entre 1999 y 2003″, contó Noticias Caracol

Cuenta Martinez que las Autodefensas eran quienes manejaban todo el centro penitenciario, el INPEC no hacía nada el respecto y que, según los testimonios de los testigos, hubo un capellán en ese momento que intentó poner orden, pero le dijeron que si intervenía “iba a terminar picado”.

“Hasta me dijo, en algún momento, de los paramilitares que le habían dicho: ‘padrecito no se meta mucho porque si no lo metemos a la licuadora, usted ya sabe’. Porque al descuartizamiento se llamaba era la licuadora”, recuerdó Martínez.

Los asesinatos selectivos dentro de la prisión tienen cifras que no se han revelado porque son tan altas que llamarían la atención de todo el país, en el archivo se puede leer que

“Escuché que en una de esas tomas, en la del patio cuarto, hubo 72 personas asesinadas y, al parecer, la guardia solo reportó el 50 o 60 por ciento de las víctimas. Por comentarios de Ángel Gaitán, Miguel Arroyave y Juan de Jesús Pimiento, esos cadáveres restantes fueron desaparecidos, esto según Luis Alberto Medina Salazar. Versión del 1 de febrero de 2017″

El último episodio de violencia que se vivió en la cárcel La Modelo ocurrió el año pasado en marzo de 2020 cuando 24 internos fallecieron luego de que se presentara un motín, las investigaciones pretenden esclarecer que estos crímenes no hayan sido en estado de indefensión y por parte de la guardia.

Seguir leyendo: