Decretan toque de queda y ley seca en Arauquita para controlar la situación humanitaria

Los lineamientos entregados por las autoridades estarán vigentes hasta el 9 de abril. Así mismo, se pidió conservar las medidas de autocuidado para prevenir el coronavirus.

Un soldado colombiano cuida un coliseo donde se ha instalado un campamento temporal para dar refugio a los venezolanos que huyeron debido a las operaciones militares en su país, en Arauquita, Colombia, 28 de marzo, 2021. REUTERS/Luisa González
Un soldado colombiano cuida un coliseo donde se ha instalado un campamento temporal para dar refugio a los venezolanos que huyeron debido a las operaciones militares en su país, en Arauquita, Colombia, 28 de marzo, 2021. REUTERS/Luisa González

Para tratar de contener la situación de orden público derivada de la crisis humanitaria que afronta Arauquita (Arauca), el gobierno local dio a conocer un decreto con medidas preventivas y transitorias que buscan ayudar a manejar la situación. Entre los lineamientos, entregados por las autoridades este 29 de marzo, se destaca el toque de queda y ley seca que estarán vigentes hasta el 9 de abril.

“Va a haber toque de queda de ocho de la noche a seis de la mañana con el fin de evitar que se generen desórdenes, aglomeraciones o cualquier acto delictivo dentro del territorio. Nuestras fuerzas militares están preparadas para responder ante cualquier situación”, aseguró Juan Carlos Agudelo, secretario de Gobierno de Arauquita.

Así como lo indicó el funcionario, el toque de queda empieza regir a partir de las 8:00 a. m. hasta las 6:00 p. m. del día siguiente. En cuanto a la ley seca, esta será implementada por periodos de doce horas: entre las 6:00 p. m. y hasta las 6:00 a. m. del día siguiente.

En el decreto también se contemplan otras medidas como:

Prohibir el transporte de materiales de construcción entre las 6:00 p. m. y las 5:00 a. m.

Ningún medio de transporte podrá parquear frente a entidades públicas, privadas, instituciones educativas y el malecón entre las 6:00 p. m. y las 6:00 a. m. Durante ese mismo espacio de tiempo también se prohíbe que embarcaciones fluviales naveguen por el margen derecho del río Arauca.

Se prohíbe el parrillero hombre en todas las motocicletas entre las 6:00 p. m. y las 6:00 a. m.

Se prohíbe el paso peatonal sobre la ribera del río Arauca en el horario comprendido entre las 6:00 p. m. y las 6:00 a. m.

De igual forma, la Alcaldía de Arauquita recordó a toda la ciudadanía continuar practicando las medidas de autocuidado para prevenir contagios por covid-19.

Estas medidas se dieron a conocer un día después de que el Gobierno nacional declarara el estado de Calamidad Pública en el departamento de Arauca. Las decisiones adoptadas recientemente se deben a que en la última semana más de 4.700 personas, entre colombianos y venezolanos, se han desplazado de sus hogares, ubicados en la frontera, para huir de los enfrentamientos entre las Fuerza Armada Nacional Bolivariana de ese país y las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Al establecer la Calamidad Pública para el departamento de Arauca, se activarán todos los mecanismos de atención humanitaria para garantizar condiciones dignas de vida, salud y alimentarias, a las más de 4.700 personas que han llegado a la región, producto de enfrentamientos de Grupos Armados Ilegales en la frontera con Venezuela, explicó Daniel Palacios, Ministro del Interior, al finalizar la reunión del Puesto de Mando Unificado (PMU) realizado en Arauquita el 28 de marzo.

La declaratoria aplicará a todo el departamento, ya que Arauquita no es el único municipio que está recibiendo refugiados en este momento. La misma situación se vive en la capital, Arauca, y Saravena.

El ministro expresó que, con el PMU se busca dar una respuesta institucional, cuya prioridad es la atención humanitaria de la población afectada. Esta esfera abarca garantizar condiciones dignas, salud y alimentación para el pronto retorno de las personas que habitan en el área fronteriza.

“Nuestro propósito es concluir el proceso de caracterización que permitirá tener un censo real de cuántos de los ciudadanos que se encuentran en el albergue, son ciudadanos venezolanos y cuántos colombianos en retorno. Además, saber quiénes se encuentran en condición de víctimas, entendiendo que aquí lo que puede haber es una vocación de retorno por una situación temporal que se presenta en territorio Venezolano”, señaló el ministro del Interior.

Para realizar este trabajo Palacio destacó que el Gobierno está trabajando de la mano con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y con la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), ambas entidades adscritas a las Naciones Unidas (ONU).

Otras organizaciones internaciones que están al tanto de la situación son la Cruz Roja, que puso a disposición un Equipo Médico de Emergencias (EMT) conformado por 20 personas. Ellos están en el albergue provisional, ubicado en la vereda Bayonero, corregimiento Cajaro, en Arauquita.

Unicef Colombia también aportó 2.000 pañales y 99 kits de higiene familiar. Así mismo, puso a disposición 12 lavamanos, 15 baños y 8 duchas portátiles que están ubicados en dos de los refugios. De igual forma, trabajan con cerca de 300 niños y niñas, que participan en actividades lúdico pedagógicas enfocadas en su recuperación emocional.

En cuanto al Gobierno nacional, el ministro Palacios pidió a varias entidades específicas su colaboración. Entre las convocadas están Migración Colombia, la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), la Gerencia de Fronteras, la Unidad de Protección de Víctimas, entre otras. El objetivo es que estas entidades ayuden para hacer la entrega de ayudas humanitarias a las familias necesitadas, que incluyen mercados, kits de aseo, colchones, carpas, menajes de cocina y demás necesarios, para cumplir con la meta de atención.

Estas acciones son una respuesta a un llamado de atención que enviaron las autoridades de Arauca. Justo el 27 de marzo el gobernador de ese departamento, José Facundo Castillo, expuso que las capacidades de la administración local están siendo superadas por la situación.

“Hay que buscar una ayuda internacional para que ayude a actuar en Venezuela, para que esa situación cese, porque sino vamos a seguir con estas 5.000 personas durante mucho tiempo. Desde que exista el conflicto allí esta población no va a retornar. Debemos garantizarle a esta población que retorne a su territorio, que tenga garantías por su vida y para eso se requiere un organismo internacional. El Estado colombiano no puede hacer mayor cosa en esta situación”, dijo Castillo.

La preocupación de los araucanos es que la situación se convierta en un problema de salud y orden público en el territorio, pues en Arauquita se están necesitando también una ambulancia. Este factor ya está siendo estudiado por la administración departamental; mayor refuerzo para la atención prehospitalaria y médica en el hospital San Lorenzo del municipio.

SEGUIR LEYENDO: