Venezuela reporta seis muertos y 39 heridos tras enfrentamiento contra disidencias de las Farc: comunidad denuncia ‘falsos positivos’

Desde el domingo pasado iniciaron los enfrentamientos, que han creado una crisis en la frontera de los dos países.

En la imagen, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino. EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo
En la imagen, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino. EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo

Desde el domingo pasado, en la frontera de Colombia con Venezuela, se han presentado enfrentamientos entre disidencias de las Farc y el Ejército venezolano.

Las alarmas se prendieron en Colombia cuando se escucharon los disparos y las detonaciones en la madrugada del 21 de marzo.

“El domingo los habitantes del municipio de Arauquita nos despertamos con explosiones, ametralladoras, disparos, con una situación complejísima”, aseguró el miércoles, 24 de marzo, el alcalde de Arauquita, Etelivar Torres Vargas, en un comunicado.

La situación ha generado el desplazamiento masivo de más de al menos 3.000 personas que se asentaron en diferentes albergues en Arauca.

Luego de los ataques que tuvieron lugar en la Victoria, estado de Apure, Vladimir Padrino, ministro de Defensa de Venezuela, anunció que el enfrentamiento del sábado, 27 de febrero, dejó seis “terroristas” muertos y 39 detenidos.

“La Fuerza Armada Nacional Bolivariana está ejecutando acciones contra grupos irregulares armados colombianos en el estado Apure”, oeste de Venezuela, indicó el ministro Vladimir Padrino al leer un comunicado en la televisión estatal.

“El balance general hasta el momento arroja seis terroristas neutralizados, 27 sospechosos puestos a orden del Tribunal Militar, otros 12 detenidos”, apuntó el funcionario. Los detenidos no han sido presentados ante la justicia.

Según las autoridades venezolanas, entre los resultados del enfrentamiento lograron incautar artefactos y objetos como bombas, armas, vehículos, y drogas. Además, procedieron a destruir las instalaciones temporales de los irregulares localizadas fuera de zonas pobladas.

El Gobierno venezolano también acusó a los “irregulares” de contar con “el patrocinio del gobierno de Colombia y de la Agencia Central de Inteligencia (CIA)”, de Estados Unidos.

“Ellos (Colombia) tienen grupos guerrilleros, grupos estructurados de delincuencia organizada, tienen paramilitares, tienen disidentes, residuales, pero eso es un problema de ellos... Nuestro problema es un grupo armado, al margen de la ley, ligado al narcotráfico y siguiendo una estrategia clara del imperialismo (de Estados Unidos) con el gobierno de Colombia para actuar contra Venezuela”, señaló el funcionario venezolano.

Y añadió que “cualquier grupo, sea su tendencia ideológica, política... que venga a intentar posarse en este suelo patrio recibirá la respuesta contundente de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Llámese como se llame”.

Migrantes venezolanos cruzan en botes desde La Victoria, en Venezuela, hasta Arauquita, en Colombia, hoy, en Arauca (Colombia). EFE/ Jebrail Mosquera Contreras
Migrantes venezolanos cruzan en botes desde La Victoria, en Venezuela, hasta Arauquita, en Colombia, hoy, en Arauca (Colombia). EFE/ Jebrail Mosquera Contreras

Sin embargo, las investigaciones del Gobierno Colombia y denuncias de ONG’s venezolanas distan de estas declaraciones, pues según estos la operación se trató de un golpe contra un ala de disidentes de las Farc que se reveló contra Iván Márquez y Santrich.

Javier Tarazona, presidente de Fundaredes, Organización sin ánimo de lucro venezolana, explicó a la Deutsche Welle que lo ocurrido en Apure no fue un simple enfrentamiento entre militares venezolanos y guerrilleros colombianos, sino que “ no son contra la FARC y contra el ELN en su conjunto, sino con disidentes de la FARC que se niegan a recibir las órdenes de Jesús Santrich e Iván Márquez y esto ha llevado a que sin duda alguna sean reiterativos estos enfrentamientos en territorio venezolano”.

Además, las familias y personas desplazadas han denunciado antes las autoridades de Colombia múltiples violaciones de derechos humanos por parte del ejército venezolano, hasta posibles casos de ‘falsos positivos’.

Raiza Isabel Remolina, una migrante, grabó un vídeo que pidió hacer viral en el que contaba cómo cinco miembros de su familia habían sido sacados de una vivienda en el barrio 5 de Julio, de La Victoria, en el marco de un operativo de las temidas Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) –que están desde el martes en el sitio del conflicto apoyando a la Fanb–, y aparecieron muertos en El Ripia, que es la zona donde se desarrollaron los enfrentamientos de este jueves. Dijo que estaban ataviados con otra vestimenta, similar a la de los guerrilleros.

SEGUIR LEYENDO