La carrera por la presidencia del CNE: cuatro magistrados quieren el puesto

A pesar del tradicional sistema de turnos que suele regir las elecciones dentro del organismo, la primera tanda de votaciones no logró determinar un ganador.

Arriba: Jorge Enrique Rozo (Izq.) y César Augusto Abreo (Der.) 
Abajo: Renato Rafael Contreras (Izq.) y Jaime Luis Lacouture (Der.) / CNE
Arriba: Jorge Enrique Rozo (Izq.) y César Augusto Abreo (Der.) Abajo: Renato Rafael Contreras (Izq.) y Jaime Luis Lacouture (Der.) / CNE

La puja por la presidencia del Consejo Nacional Electoral, CNE, está más reñida de lo que se estimó en un primer momento. A pesar del sistema de turnos que emplean los magistrados para evitar roces y mantener una corporación equitativa; y a que en principio se habló de sólo dos candidatos generando tensión al respecto, un nuevo reporte de El Tiempo señala que serían 4 los magistrados interesados en hacerse con el cargo.

En principio se suponía que el puesto iba a ser para Jorge Enrique Rozo, el exrepresentante a la Cámara por Cambio Radical, que tenía derecho a ocupar el puesto según los turnos acordados entre los miembros de esa corporación. No obstante, el pasado 3 de marzo, día designado por los togados para elegir al nuevo presidente, se supo que al especialista en Gestión de Entidades Territoriales le salió competencia.

Se trataba de César Augusto Abreo, de corriente liberal, que también presentó su candidatura al puesto, generando tensiones e incertidumbre al respecto de quién se encargaría de dirigir al organismo rector del sistema electoral colombiano.

Esto, en un contexto en el que el elegido debe ganar con seis de los votos, o dar paso a una elección por orden alfabético, en la que él mismo se vería beneficiado.

Pues bien, de acuerdo con el diario colombiano, la lucha al interior del CNE sería todavía más dura, pues los resultados de la primera tanda de votaciones, revelados este domingo, demuestran que hay dos candidatos más para el cargo: Renato Contreras y Jaime Luis Lacouture.

De acuerdo con el informe, Rozo, que es abogado de la Universidad Libre, especialista en Gestión de Entidades Territoriales en la Universidad Externado de Colombia, y también fungió como diputado de la Asamblea Departamental de Cundinamarca de 2000 a 2003, obtuvo un total de cinco votos.

Le sigue Contreras, quien se hizo a dos votos. Este llegó al puesto de magistrado con títulos de abogado, maestro en Derecho Administrativo y especialista en Gerencia Pública. Cuenta con experiencia como Asesor Jurídico del CNE, docente de derecho electoral y varios puestos en el sector público de Barranquilla, incluidos los de director del Departamento Administrativo de Salud y Secretario de Gobierno (e) del Distrito.

Abreo, por su parte, consiguió uno de los votos. No sobra mencionar que este último es abogado de la Universidad Libre de Colombia sede Cúcuta, su ciudad natal, y especialista en Derecho Laboral y Seguridad Social. Se ha desempeñado como docente y secretario académico y general de su alma mater; abogado asesor laboral, magistrado suplente y principal del órgano del Consejo de Control Ético del Partido Liberal Colombiano, y magistrado del tribunal de garantías de la misma colectividad.

Finalmente está Lacouture, que en algún momento de su carrera se lanzó al senado por el Partido Conservador. Es abogado especialista en Derecho de los Negocios y magíster en Gobierno y Políticas Públicas, con experiencia como asesor de Despacho en el Ministerio de Transporte; asesor jurídico del Fondo Nacional del Ahorro y director general del Fondo de Pasivo Social Ferrocarriles Nacionales de Colombia. No consiguió ningún voto.

La tensión surge luego de que se confirmara la salida de Hernán Penagos Giraldo de la presidencia del Consejo Nacional Electoral, CNE, el pasado 18 de febrero, teniendo en cuenta que el plazo máximo para llenar la vacante es hasta el próximo 10 de marzo. En ese sentido, El Tiempo señaló que ese mismo día se celebrará una segunda votación, en la que alguno debe conseguir los seis votos, o dar paso a la selección en orden alfabético, que le dejaría el cargo a Abreu.

La situación ha generado malestar al interior de la corporación dado el contexto actual en el que, como organismo rector y vigilante de la actividad electoral en el país, se tiene que comenzar a preparar para las elecciones presidenciales 2022, así como para atender con por lo menos 57 peticiones de revocatoria de alcaldes con las que vienen lidiando desde inicios de este año y la investigación a la financiación del comité que busca aplicarle dicho proceso al mandatario de Medellín, Daniel Quintero Calle.

Eso sin contar el proceso que continúa abierto en contra del expresidente de la República Juan Manuel Santos, por el presunto ingreso de dineros provenientes de la multinacional Odebrecht para el financiamiento de su campaña de reelección en 2014 y por el que desde la semana pasada se llamó a declaratoria al exsenador Bernardo ‘El Ñoño’ Elías Vidal, quien el pasado lunes 1 de marzo volvió a faltar a la cita.

Seguir leyendo

MÁS LEIDAS AMÉRICA