Así era como el Clan del Golfo usaba un túnel ilegal para robar una mina de oro

La organización criminal escondía los accesos a la estructura en viviendas rurales que les ayudaban a pasar desapercibidos. Bajo tierra, intimidaban a mineros informales para extrajeran y procesaran el material.

/ Policía de Antioquia
/ Policía de Antioquia

Siguen conociéndose más detalles sobre el túnel ilegal usado por el ‘Clan del Golfo’ para ingresar a robar en una mina de oro en el municipio de Buriticá, de Antioquia. Los descubrimientos fueron hechos por la Policía de ese departamento, que reveló algunos hallazgos con respecto al modus operandi de la organización criminal.

Curiosamente, el ingreso a dicha excavación fue descubierto bajo la estufa de una finca de esa población, y correría de forma paralela al túnel construido legalmente por la minera que sí tiene los permisos para explotar el material aurífero. Al parecer, habría más accesos rurales como ese a lo largo de la estructura que, según Blu Radio, tiene unos 700 metros de longitud. Vale recordar que ya se sabía que el mismo se ubica a unos 450 metros de profundidad.

/ Policía de Antioquia
/ Policía de Antioquia

“Este túnel en algún momento genera choque con el original, permitiendo que los delincuentes de forma irregular bloqueen a los mineros de la empresa generando la afectación a los empresarios e intentando hurtar el material que se encuentra ya detectado por la empresa”, explicó al respecto el coronel Jorge Miguel Cabra, comandante de la policía de Antioquia, citado por La FM.

Adicionalmente, habría socavones a lo largo del corredor ilegal, en los que el ‘Clan del Golfo’ ubicaba mineros informales que, bajo intimidaciones, se encargaban de explotar y tomar el material para posteriormente venderlo en el mercado negro. “Tenían allí como alojamientos. Ahí duermen, preparan alimentos, les entregan agua”, explicó Cabra, agregando que los trabajadores podían pasar un mes bajo el suelo, sin salir a la superficie.

Adicionalmente, señaló el uniformado, “al interior del entable es donde han originado unos elementos técnicos que les han permitido modificar el material aurífero en oro” a niveles que incluso compiten con los trabajos industriales adelantado por las mineras a las que roban.

/ Policía de Antioquia
/ Policía de Antioquia

Gracias a ese laboratorio subterráneo, los criminales se las arreglaban para evitar sacar grandes cargamentos de roca. En cambio, terminaban llevando a la superficie discretos sacos con el mineral ya listo para la venta. Eso con el objetivo de levantar menos sospechas con respecto a lo que estaba pasando.

No sobra anotar que se trata de una problemática a la que las autoridades le vienen haciendo seguimiento desde hace bastante tiempo. De acuerdo con el general Jesús Alejandro Barrera, director de Carabineros y Seguridad Rural de la Policía Nacional, esa construcción clandestina “pretende apropiarse del río para fortalecer sus economías criminales”.

Por eso mismo, manifestó que “se han capturado más de 60 personas por el delito de extracción ilícita de yacimientos mineros en este municipio y se han incautado 70 kilos de explosivos”. Por ese motivo, durante los operativos que descubrieron el túnel el pasado 4 de marzo, cuatro policías terminaron gravemente heridos tras la explosión elementos volátiles y artesanales fabricados en el mencionado laboratorio.

/ Policía de Antioquia
/ Policía de Antioquia

Detrás de esa modalidad de explotación ilegal, según Noticias RCN, estaría el frente de Edwin Román Velásquez; una subestructura del Clan del Golfo financiada, de acuerdo con el testimonio de las autoridades, por familiares de alias Otoniel que, además de ello, estarían haciendo presencia, y ejecutando sus acciones criminales en el Bajo Cauca Antioqueño, desde el 2016.

En este momento, las autoridades adelantan operativos para identificar otros posibles túneles ilegales en Buriticá, además, sospechan que pueden existir operaciones similares en otros municipios del territorio antioqueño.

Seguir leyendo:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS