Montealegre afirma que el fiscal Barbosa y el presidente Duque son parte “de la defensa” de Álvaro Uribe

El exfiscal dijo que era evidente que estaban manejando el mismo discurso y argumentos para defender al expresidente.

Eduardo Montealegre, fiscal general de Colombia El Colombiano 163
Eduardo Montealegre, fiscal general de Colombia El Colombiano 163

El exfiscal General de la Nación Eduardo Montealegre señaló que Francisco Barbosa, quien ocupa actualmente ese cargo, tendría injerencia en la decisión que se tomó este viernes por parte de la Fiscalía de pedir la preclusión en el caso del expresidente Álvaro Uribe.

Montealegre, en entrevista con W Radio, y quien es víctima en el caso contra el exsenador por presunto fraude procesal y manipulación de testigos, dijo que las presiones por los grupos económicos que respaldarían a Uribe y por el mismo son muy fuertes, pero que la Corte Suprema no se dejó intimidar por eso. “Barbosa se convirtió en un títere del Ubérrimo y ni hablar de Jaimes, él está ahí para hacer los mandados o el trabajo sucio que necesitaba Barbosa”.

En esta entrevista aseveró que incluso el presidente Iván Duque hace parte de “una clara sinfonía en el Ubérrimo, en la cual intervienen Uribe, el presidente, el fiscal Barbosa, el fiscal Jaimes y el abogado Granados, de la defensa”. Explicó que dice que han usado posiciones o tesis para desviar la conversación del caso como fue mencionar a Santrich que la usó, según él, tanto la defensa como el mismo Jaimes tiempo después, que los jueces terminaron negando.

Además dice que desde hace 20 años Uribe maneja la misma estrategia de “presentar falsos testigos” y reclamó que siempre los condenados son otros cercanos a él, pero que “él nunca se da cuenta”.

Eso mismo dijo este viernes Montealegre cuando se pronunció diciendo que el expresidente siempre ha usado este ‘modus operandi’ en varios procesos judiciales, refiriéndose al presunto uso de falsos testigos. “En el proceso hay más de 10 delitos graves. Múltiple prueba testimonial más de 30 elementos probatorios, indicios, interceptaciones legales, y aun así se da el prevaricato de Gabriel Jaimes que desconoce la prueba practicada por la Crte Suprema de Justicia es un claro desvío de sus funciones”, señaló.

Esta misma teoría la apoyó el senador Iván Cepeda, principal víctima en el caso, cuando anunció que interpondrían una denuncia penal por prevaricato por acción y omisión contra el actual fiscal Gabriel Jaimes Durán. Cepeda argumentó que este funcionario judicial buscó “favorecer los intereses del procesado que, en vez de apartarse, ha fungido como protector, defensor y prácticamente abogado de Álvaro Uribe. Las posiciones de la Fiscalía son un espejo de las argumentaciones del imputado”, señaló.

También declaró que Uribe ha pretendido invalidar el proceso de la Corte “al repetir las pruebas que ya había practicado este alto tribunal beneficiando al exsenador Uribe”, además, explica que solicitar la preclusión es “desconocimiento de que Álvaro Hernán Prada y el abogado Diego Cadena están, el uno ad portas de un juicio y el otro enjuiciado, mientras que al autor principal se le pide preclusión”, refiriéndose al expresidente.

El congresista Cepeda dijo que “este uso sistemático de falsos testigos, hace parte de lo que la Corte Suprema de Justicia definió como 13 patrones que son utilizados en el modus operandi de Uribe y sus cómplices para la presunta comisión de un soborno sistemático y lograr el fraude procesal”, por el que hasta ahora está imputado.

En contexto

Este viernes la Fiscalía General de la Nación anunció que el fiscal encargado Gabriel Jaimes, solicitó la audiencia de preclusión en la investigación que se adelanta en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez por presunta manipulación de testigos y fraude procesal.

“Luego de la valoración integral de los elementos materiales probatorios, la evidencia física y la información legalmente obtenida durante el curso del proceso, el fiscal del caso estableció que varias de las conductas por las cuales se vinculó jurídicamente al excongresista no tienen la característica de delito, y otras que sí lo son, no se le pueden atribuir como autor o participe”, explicó la Fiscalía.

Además deja en claro que en la investigación sí hubo delitos, pero que no se puede decir que el expresidente es autor o partícipe de ellos.

SIGA LEYENDO