Durante 2020, 75 personas de la comunidad LGBT fueron asesinadas en Colombia

De acuerdo con el informe de Colombia Diversa, la pandemia del covid-19 y las restricciones que generó no lograron disminuir la violencia en contra de este grupo poblacional.

FOTO DE ARCHIVO. Gente asiste a una marcha del orgullo gay en Bogota, Colombia. 3 de julio de 2016. REUTERS/John Vizcaino
FOTO DE ARCHIVO. Gente asiste a una marcha del orgullo gay en Bogota, Colombia. 3 de julio de 2016. REUTERS/John Vizcaino

Colombia Diversa reveló en el informe ‘Así van las cosas: balance preliminar de la violencia contra personas LGBT en 2020′, las cifras de violencia contra esta comunidad.

Según el texto, conocido por el portal Justicia Rural, la pandemia no logró detener la violencia contra este grupo poblacional. Según los datos revelados, en Colombia se registraron 75 homicidios en 2020, lo que significa 6 casos al mes y un homicidio cada 5 días. Pero, estas cifras podrían ser mayores, ya que la Fiscalía aún no entrega la información completa a la ONG.

Gustavo Pérez, coordinador de Derechos Humanos de Colombia Diversa, afirmó a El Tiempo que las medidas de restricción impuestas en 2020 por la pandemia del covid-19 lo que hicieron fue aumentar la violencia en contra de la comunidad LGBT.

En lugar de prevenir la violencia contra personas LGBT la exacerbaron, porque muchas personas tuvieron que quedarse confinadas en espacios no seguros como, muchas veces, sus familias; por ejemplo, se presentó el caso de una mujer trans que fue asesinada en su casa por su padrastro.

La Policía también fue un actor determinante para aumentar las cifras de violencia contra la comunidad, pues en 2020 se denunciaron 20 hechos que afectaron a 27 personas y la ONG dice que desde 2015 las víctimas de violencia policial son 466.

Pérez denunció que, el año pasado dos uniformados se escudaron en las medidas decretadas por la pandemia para atacar y lastimar a personas trans que salieron a trabajar para “poder subsistir, como es el caso de quienes se dedican al trabajo sexual”.

La ONG también ha revelado al menos 103 agresiones contra líderes LGBT desde 2017 y asegura que la presencia de actores armados en diferentes regiones del país y los prejuicios sociales son caldo de cultivo para que se sigan presentado este tipo de actos.

Pérez agregó al diario que, para acabar o reducir las cifras de violencia es necesario acabar y combatir los prejuicios históricos contra la población, pues uno de cada tres asesinatos se debe a este motivo.

Colombia Diversa pide fortalecer la inclusión económica y social, pues muchas veces los entornos familiares, laborales y educativos excluyen a las personas que se identifican con alguna identidad sexual no normativa. Además, asegura que el hacinamiento es un ítem importante para aumentar la violencia.

Mientras mayor número de personas convivan en el mismo lugar, hay más riesgo de violencia, pues hay menos espacios donde vivir su género u orientación sexual de forma segura.

Para Pérez es necesario que el Gobierno nacional tome cartas en el asunto y trate de prevenir de manera efectiva la violencia contra las personas LGBT, pues solamente en los primeros meses de 2021 han asesinado a seis personas de esta comunidad.

El ministro de Justicia, Wilson Ruiz, dijo a El Tiempo que su cartera lidera procesos para tener entornos libres de violencia por razones de sexo o género.

Se formuló la Guía de Atención a Mujeres y Personas LGBT en los servicios de justicia, con la cual se busca que se minimice el riesgo de incurrir en actos de revictimización y se ofrezca un trato digno y respetuoso de la diversidad y las diferencias.

Dijo, además, que se generarán “espacios y publicaciones de pedagogía de ‘desnormalización’ de las violencias en contra de las personas LGBT y de conocimiento de las rutas de acceso a la justicia cuando se está en riesgo o se ha sido víctima de tales violencias”.

Miembros de la comunidad LGBTI entregan a la Comisión de la Verdad sus testimonios de abuso sexual

El pasado 17 de diciembre, la organización Caribe Afirmativo entregó ante la Comisión de la Verdad el informe “Juguemos en el bosque mientras el lobo no está”, en el cual se reunieron testimonios de 24 personas que cuando eran menores de edad, sufrieron distintos tipos de violencia sexual por parte de los grupos armados ilegales debido a su orientación de género.

Según el informe, los actores violentos ejercieron violaciones, acosos, esclavitudes sexuales e incluso embarazos forzados, como forma de castigo por su condición sexual o con el fin de utilizarlos como botines de guerra. Esta es la primera vez que la Comisión de la Verdad recibe un informe que aborda las problemáticas de menores LGBT, víctimas en el marco del conflicto armado.

Esta documentación se enfoca principalmente en los territorios de los Montes de María, Medellín, el Oriente y el Urabá antioqueño, donde entre 2018 y 2020 se aplicaron distintos instrumentos investigativos que permitieron identificar las formas diferenciadas en que personas menores de 18 años con orientaciones sexuales, identidades y/o expresiones de género diversas fueron violentadas por actores armados legales e ilegales en el marco del conflicto armado

Según los datos de la investigación, se registraron 24 casos donde las víctimas de violencia fueron contra niñas, niños y adolescentes con orientaciones sexuales, identidades y/o expresiones de género diversas en Colombia.

“Estas 24 víctimas vivieron 34 casos de violencias, los cuales 30 fueron experimentados durante la adolescencia y cuatro durante la niñez”, cita el documento. De los casos registrados, 14 se habrían presentado en Antioquia, 5 en Sucre, 4 en Bolívar y 1 en Atlántico.

Seguir leyendo: