Duque pide no estigmatizar la práctica minera en Colombia

El mandatario asegura que, el Gobierno nacional está trabajando para implementar estrategias que permitan impulsar y crear confianza alrededor del sector.

12/02/2021 El presidente de Colombia, Iván Duque
POLITICA SUDAMÉRICA COLOMBIA
EFRAIN HERRERA - PRESIDENCIA COLOMBIA
12/02/2021 El presidente de Colombia, Iván Duque POLITICA SUDAMÉRICA COLOMBIA EFRAIN HERRERA - PRESIDENCIA COLOMBIA

El sector minero en Colombia contribuye aproximadamente con el 20 por ciento de las regalías del país, además, es practicado por compañías grandes hasta de forma artesanal, es por esto que el presidente Iván Duque pidió no estigmatizar su práctica. El mandatario, durante la apertura del Encuentro Latinoamericano de Minería (Elami), aseguró que la extracción de minerales ha contribuido con el desarrollo del país y tiene una presencia cotidiana, y lo que se debe procurar hacer es encontrar formas sostenibles de ejercerla.

En el caso particular de Colombia, ha tenido en la minería una fuente muy importante de recursos y una fuente muy importante de empleos y desarrollo a lo largo de nuestra historia. Lo que sí debemos es hacer como reflexión, en cómo todos los días mejoramos sus prácticas, sus dinámicas, su relación social, su relación ambiental, de tal de tal manera que construya confianza de manera permanente.


En el evento se reveló que, el sector minero aporta recursos para ejecutar proyectos de transformación social y de mejora de la calidad de vida de las regiones. Además, al constituir el 18 por ciento o más de las exportaciones del país, genera unos 150.000 empleos.

En estas cifras sólo se tienen en cuenta los trabajadores del sector que están formalizados, pero el presidente Duque reconoce que hay miles de personas dedicadas a este oficio de manera informal. Respecto a esta problemática, contó que en agosto de 2022, antes de finalizar su gobierno, pretende lanzar “el proyecto más ambicioso” que ha existido en el país de formalización de pequeños mineros.

“Estos mineros muchas veces no han iniciado un proceso de formalización porque no han tenido de pronto los recursos para hacerlo, porque no han tenido la capacitación suficiente en buenas prácticas en materia de seguridad y de atención. Y por lo tanto, me atrevo a decir lo siguiente: no solamente ya está en marcha, sino que esperamos, para agosto del año entrante, dejar avanzado el programa más ambicioso de formalización de pequeña minería y minería artesanal en nuestro país”, aseguró Duque.

El mandatario explicó que entre más mineros formales se registran, los índices de extracción ilegal de minerales se reducirán. Señaló que, es necesario enfrentar esta segunda problemática, sobre todo a nivel regional, porque esta es la que hace más daño al medioambiente y contribuye a que se financien actividades violentas e ilícitas.

Justamente esa extracción ilegal de minerales, la que termina acumulando los mayores vertimientos de mercurio, es esa la que termina haciendo deforestación, es esa la que termina afectando comunidades, y es la misma que se enlaza con fenómenos de criminalidad, como el narcotráfico u otras formas de violencia.


En medio de este llamado, que busca apoyar al sector minero, Duque anunció que durante marzo, el Gobierno presentará al Congreso de la República una ley para fortalecer las sanciones por delitos ambientales, en la que también se endurezcan las sanciones por la extracción ilegal de minerales. Esto, con el fin de crear confianza alrededor de la minería.

Cabe mencionar que, aunque las propuestas del Gobierno podrían representar un avance para el sector cuando se materialicen, todavía hay obstáculos por resolver si se quiere generar un vínculo con la comunidad, principalmente donde se desarrolla esta actividad.

Justo el pasado 24 de febrero, los mineros artesanales de Quinchía (Risaralda) denunciaron que dos de los líderes de esta población están siendo amenazados y no hay un esquema de protección que garantice su vida. Además, 2500 personas estarían en riesgo de ser desplazadas como consecuencia de un operativo de desalojo que ordenaría el mismo Gobierno.

Esta comunidad lleva varios meses protestando porque, según ellos, una empresa minera extranjera está incursionando en la zona y se “siente amenazada” por las labores de extracción informal que adelanta la población. Ante el hecho, la Agencia Nacional Minera (ANM) estaría pensando en ordenar una Acción de Amparo Administrativo, que obligaría a los trabajadores artesanales a desocupar el espacio.

Esta situación evidencia la importancia de tener en cuenta a las comunidades en el proceso de desarrollo y transformación de la minería. Aunque el presidente Duque no se refirió a la situación particular de Quinchía, sí expresó que llegar a diálogos y acuerdos con las poblaciones es esencial.

“Yo soy un optimista con respecto al papel que juega este sector. Le hemos dado todo el respaldo, todo el acompañamiento desde el Gobierno Nacional, pero le hemos dado también pensando en que uno de los elementos más importantes que debe construir el sector es tener una gran capacidad de diálogo y concertación con comunidades”, finalizó el presidente Duque.

Seguir leyendo: