Tenían 17 tarjetas bancarias hurtadas y se pusieron nerviosos: así cayó una banda en Barranquilla

Los hombres fueron capturados debido al nerviosismo con el que se comportaban.

Este 28 de febrero se conoció que la Policía Metropolitana de Barranquilla capturó a dos hombres cerca de un banco de la ciudad, con más de 17 tarjetas débito y crédito que fueron reportadas como hurtadas.

La policía aseguró, recoge El Heraldo, que los sospechosos se veían nerviosos al notar la presencia de los uniformados en el sector bancario.

Se observa a unas personas de sexo masculino en un automóvil de color gris, los cuales, al notar la presencia de la Policía, se notaron nerviosos.

Debido a su nerviosismo, los patrulleros abordaron a los delincuentes para solicitar papeles e indagar que hacían en el lugar. Durante la requisa encontraron las tarjetas escondidas dentro de la ropa de los sospechosos.

De inmediato los dos hombres fueron trasladados a las instalaciones de la Fiscalía, donde las autoridades de la capital de Atlántico pudieron comprobar que las tarjetas eran robadas y estaban reportadas en Incocrédito. Los dos individuos quedaron a disposición de la Fiscalía.

Robos y en Barranquilla descontrolados

El pasado miércoles 24 de febrero, en un local del centro comercial Portal del Prado de Barranquilla, dos ciudadanos, que se habrían hecho pasar por uniformados adscritos a la Policía Metropolitana de Barranquilla, accedieron a la joyería ‘La Guaca’ fungiendo como miembros de la fuerza pública sobre la 1:15 p. m. y armados, comenzaron a amedrentar a los comerciantes para que entregaran los objetos de valor del negocio.

De acuerdo con información publicada por el diario barranquillero El Heraldo, testigos y una cámara de seguridad del establecimiento comercial hurtado registraron cómo en el lugar se encontraban varios clientes y de un momento a otro, los falsos uniformados ingresaron con sus armas al local para llevarse joyas y dinero en efectivo.

Incluso, habrían utilizado una motocicleta pintada con las mismas tonalidades de verde de los vehículos de la Policía para huir del lugar sin levantar sospechas entre los espectadores, frente a la estación de Transmetro La Catedral.

Estando en la calle 53, los hombres habrían tomado la carrera 46 hacia la rotonda de la calle 30 para salir con los objetos de valor y el dinero.

Mientras la Policía Metropolitana de Barranquilla investigaba el caso de suplantación a los servidores públicos y el hurto que padecieron los trabajadores de la joyería, revisaron las cámaras de seguridad de los cuadrantes y los operativos de búsqueda se extendieron hasta el barrio Abajo, muy cerca del lugar de los hechos.

Una vez allí, las autoridades encontraron los elementos robados y los uniformes que utilizaron los delincuentes para cometer el delito. La mercancía recuperada estaría valuada en aproximadamente 600 millones de pesos.

Al respecto, el comandante de la Policía, general Diego Rosero, explicó cómo fue el proceso de búsqueda de los delincuentes tras la huida en motocicletas de las instalaciones del centro comercial:

Se emprende la búsqueda y a algunas pocas cuadras se encuentra una casa del barrio Abajo. La policía ingresa y recupera la totalidad de las joyas robadas y unas prendas de uso de la Policía Nacional. Los policías encuentran la casa desocupada, pero en el patio había una escalera que le permitió a los delincuentes salir hacia las casas contiguas

Testimonios de clientes que se encontraban en el establecimiento indican que, habrían dos personas más que habrían sido cómplices del hurto pero al parecer permanecían con vestimenta de civiles. Al respecto, el comandante Rosero dijo que están trabajando en la identificación de otros asaltantes que aparecen en la cinta:

Le puede interesar


MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS